¡Vaya encrucijada!

La nota se ha leído 1710 veces

El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca convocó a las y los diputados federales de Morena y sus aliados a definirse por defender el interés de la sociedad tamaulipeca o ejercer la “lealtad ciega” que demanda el presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de reiterar que los integrantes de la Alianza Federalista de Gobernadores (ALFEGO) insistirán en sostener un diálogo respetuoso y en solicitar un mayor presupuesto para el 2021.

          Sin decir nombres, el mandatario estatal se refirió a las diputadas Adriana Lozano Rodríguez, Olga Patricia Sosa Ruiz, Olga Juliana Elizondo Guerra y la expanista Nohemí Alemán Hernández, así como a los diputados Erasmo González Robledo, Héctor Javier Villegas González y Armando Zertuche Zuani, quienes se encuentran en una verdadera encrucijada.

          Por un lado, las y los diputados de Morena y sus aliados ya aprobaron la iniciativa de presupuesto que envío el Jefe del Ejecutivo Federal para el 2021, por lo que será muy difícil cambiar el sentido de su voto, como lo propuso ayer el mandatario estatal.

          En contraste, saben que esta decisión se podría convertir en una verdadera ancla para quienes desean alcanzar otros cargos de elección popular en la entidad, puesto que sus adversarios se encargarán de recordar a ciudadanas y ciudadanos el sentido de su voto cuando aprobaron el Presupuesto de Egresos de la Federación (PREF) 2021 sin tomar en cuenta las necesidades de nuestra entidad.

Aunque se están negociando algunos ajustes a la iniciativa del Ejecutivo Federal, de hecho no habrá cambios sustanciales porque el grueso del presupuesto del 2021, que asciende a casi 6 billones 296 mil millones de pesos, se canalizaron a las magnas obras de la llamada 4° Transformación, es decir al nuevo Aeropuerto Internacional en Santa Lucía, el Tren Maya y la refinería en Dos Bocas, Tabasco.

          Tamaulipas dejará de recibir mil 767 millones de pesos de participaciones federales en el 2021, según dijo ayer el gobernador García Cabeza de Vaca, quien además reveló que no se han entregado otros recursos ya comprometidos en obras públicas, como es el caso del plan de drenaje pluvial en el sur del estado y la carretera costera Altamira-Nuevo Progreso.

          Por la mañana, el presidente López Obrador señaló que las demandas de los integrantes de la ALFEGO están siendo atendidas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de Gobernación (SEGOB), que encabezan Arturo Herrera Gutiérrez y Olga Sánchez-Cordero Dávila, respectivamente.

          También se volvió a quejar que los gobernadores aliancistas le habían faltado al respeto, pero se le olvida que fue él quien empezó a lanzar insultos en contra de ellos, incluso los calificó de oportunistas.

          En fin, todo parece indicar que en el corto plazo habrá un choque frontal entre los integrantes de la ALFEGO y el presidente López Obrador, quien exigió también un cambio a ley de Coordinación Fiscal cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

          Por otra parte, la Fiscalía General de la República (FGR), que encabeza Alejandro Gertz Manero, causó un escándalo mayúsculo luego de presentar una orden de aprehensión en contra de Luis Videgaray Caso por cinco delitos, entre los que destaca el de “traición a la patria”, pero que fue rechazada por el juez porque estaba mal integrada, según una nota publicada por el periodista Carlos Loret de Mola Álvarez.

          Aunque luego la FGR aclaró a través de un comunicado de prensa que no había recibido el rechazo de su solicitud de aprehensión en contra de Videgaray Caso, lo cierto es que las acusaciones en contra de él carecen de sustento y huelen a venganza política por parte del exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin.

          No debemos olvidar que siempre hubo una fuerte rivalidad entre Videgaray Caso y Lozoya Austin, incluso desde la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto se registraron diversos enfrentamientos entre ellos, según algunos testigos que estuvieron presentes.

          Videgaray Caso fue el hombre de todas las confianzas de Peña Nieto, por lo que le encargo diversas negociaciones, como fue el trato con diversos legisladores para lograr las reformas estructurales, entre las que se encontraban la reforma educativa que acabó con el imperio de corrupción de la maestra Elba Esther Gordillo Morales cuando era presidenta del consejo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

          También se encargó de la reforma energética para permitir la inversión privada en el sector energético del país, sobre todo en la exploración, perforación y extracción de petróleo y gas natural, que ahora el gobierno de López Obrador pretende echar atrás y desconocer los acuerdos alcanzados con empresas extranjeras que han invertido en energías limpias.

          Y digo que la acusación en contra de Videgaray Caso huele a venganza política porque ayer precisamente se dio a conocer que el director de Odebrecht en México, Luis Alberto Meneses Weyll, desmintió las declaraciones de Lozoya Austin en torno a los sobornos que recibió fueron para financiar campañas políticas en nuestro país.

          Meneses Weyll negó en forma categórica que los sobornos habían sido para financiar la campaña presidencial de Peña Nieto, pero además dijo que Lozoya Austin se quedó con todo ese dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here