Podría atrasarse el resultado de las elecciones en Estados Unidos

La nota se ha leído 1094 veces

Este año las elecciones presidenciales en Estados Unidos se llevan al cabo en condiciones diferentes, marcadas por la pandemia de Covid-19 pero también por la postura radical del candidato republicano, Donald Trump, quien ya insinuó que de resultarle adversas se deberá a algún fraude.

En condiciones normales los estadounidenses se acuestan tarde el primer martes de noviembre de elecciones al conocer el resultado, pero ahora no parece tan seguro que eso ocurra.

Los motivos son la posición de Trump y la pandemia, que ocasionó que se dispare el número de votos por correo y, si el resultado es muy competido, el conteo podría tardarse muchos días.

Aunque las encuestas dan una ventaja al candidato demócrata, Joe Biden, en algunos estados se prevé un resultado muy reñido. La situación en Florida, por ejemplo, es de empate técnico.

A ello se suman las insinuaciones del presidente Trump, sin evidencia, de posible fraude electoral y la posibilidad de que cuestione los resultados en caso de una victoria por parte de Biden.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, saluda a sus seguidores durante un mitin de campaña realizado el mes pasado en el Aeropuerto Internacional de Sanford, Florida.

Algunos especialistas señalan que la declaración legal del resultado incluso podría llegar a conocerse en diciembre.

Otros cargos en la contienda

Este 3 de noviembre los estadounidenses elegirán a su nuevo presidente entre Trump y el demócrata Joe Biden, pero también se decide la composición de gran parte del Congreso, una decena de gobernadores y un buen número de iniciativas populares.

En la Cámara de Representantes se renuevan los 435 escaños, actualmente con mayoría demócrata (237).

En el Senado el resultado es más incierto y será uno de los elementos más importantes de la noche electoral.

Los republicanos controlan la Cámara Alta por un estrecho margen: 53-47. En esta ocasión se renuevan 35 de los 100 senadores.

Demócratas van por el Senado

Los demócratas consideran posible arrebatar la mayoría, ya que de 23 de esos 35 están ahora en manos de republicanos, y muchos de ellos enfrentan contiendas disputadas.

El control del Senado es fundamental ya que es donde se confirman los altos cargos del Ejecutivo y los jueces del Tribunal Supremo.

También se deciden los gobernadores de 11 de los 50 estados del país: Misuri, Montana, Carolina del Norte, Nuevo Hampshire, Virginia Occidental, Delaware, Indiana, Dakota del Norte, Utah, Vermont y Washington.

¿Cómo se califica la elección presidencial?

La elección presidencial en EE.UU. no resulta del voto directo de los ciudadanos, sino que es el Colegio Electoral, de 538 miembros, distribuidos en proporción a la población de cada estado, el que decanta la victoria de un candidato. Para lograr la victoria, por tanto, se necesitan 270.

Hace cuatro años, aunque Trump recibió 3.2 millones de votos menos que su rival demócrata Hillary Clinton, el republicano obtuvo la victoria al acaparar más votos en el Colegio Electoral.

Trump planea pasar en Washington la noche electoral y probablemente se quedará en la Casa Blanca toda la velada, pese a los preparativos para montar una fiesta en el hotel que posee en la capital, confirmó apenas el viernes su hijo Eric Trump.

La campaña de reelección del presidente envió múltiples mensajes a sus simpatizantes para recaudar fondos para una fiesta la noche electoral en el hotel Trump, ubicado en el centro de Washington, pero «The New York Times» asegura que el mandatario canceló sus planes de aparecer allí.

Tradicionalmente los candidatos presidenciales suelen pasar la noche electoral en sus estados de residencia permanente, que en el caso de Trump es Florida desde el año pasado, y se espera que su rival, Joe Biden, siga los resultados desde Delaware, donde vive.

Motivos del posible retraso

Sobre los motivos de un posible retraso en los resultados, hay incertidumbre sobre cómo el sistema electoral podrá procesar los millones de votos anticipados emitidos hasta ahora.

Esto además considerando que en muchos estados, aunque se vote por anticipado, los sobres no se abren sino hasta el día de la elección.

Trump se ha dedicado a señalar, sin pruebas, que el voto por correo es sinónimo de fraude. Se trata, indican expertos, de un mensaje peligroso.

«Al criticar el voto por correo está arrojando dudas sobre el proceso electoral y el eventual resultado», señala Robert Schmuhl, profesor emérito de Estudios Americanos en la Universidad de Notre Dame, en Indiana.

«Si pierde, puede decir: ‘Los votos por correo fueron fraudulentos’. Podría llegar tan lejos como no aceptar los resultados», subraya.

«Es posible que si las elecciones se cierran eso derive en batallas legales sobre cómo contar los votos», indica Gregory Koger, politólogo de la Universidad de Miami.

«En esa situación algunos partidarios de los candidatos podrían sentirse defraudados y tomar las calles en protesta», advierte.

Podría concluir el diciembre

Para Cailin Birch, Economista Global en la Unidad de Inteligencia de The Economist, lo esperable es que «una disputa legal concluya en diciembre, conforme las presiones políticas y económicas se empiecen a acumular».

Sin embargo, reconoce que hay un número de factores impredecibles, incluyendo el riesgo de que se descuente un gran número de votos por correo, por ejemplo si llegan tarde o no fueron llenados correctamente, y el riesgo de que tecnicismos legales sesguen el resultado.

«Esas incertidumbres garantizan que las tensiones serán altas».

Ven a Biden arrasando

En cambio, Thomas Alan Schwartz, profesor distinguido de Historia en la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Tennessí, no cree que el tema del voto por correo sea un asunto demasiado grande a la hora de determinar los resultados finales de la elección.

«Creo que a menos que haya un cambio drástico, Biden probablemente arrasará. No veo una elección cerrada», subraya.

Por su parte, funcionarios electorales de Estados Unidos dicen que el país debería estar preparado para no saber quién ganó la Casa Blanca el día de las elecciones y citan también como argumento el alza de los votos por correo, que algunos estados necesitarán tiempo extra para contar.

Incluso este año, durante las primarias varios estados necesitaban tiempo adicional para contar los votos, lo que causó retrasos de una semana o más antes de que se divulgaran los resultados en algunas contiendas como en Nueva York y Kentucky.

¿Sabremos esta noche quién ganó?

«Hay una buena posibilidad de que no sepamos el ganador en la noche de las elecciones», dijeron. Eso significaría un gran cambio para los estadounidenses.

“Tenemos que prepararnos para la gran probabilidad de que una elección diferente a cualquier otra que hayamos tenido pueda tomar un poco más de tiempo para contar de manera precisa con integridad”, señala David Becker, director ejecutivo y fundador del Centro no partidista para la Innovación e Investigación Electoral, un grupo en Washington que trabaja para mejorar la administración electoral.

“Dedicar más tiempo a informar los resultados no es una indicación de un problema”, agrega.

Si los resultados se retrasan no sería la primera vez en la memoria reciente que el ganador presidencial no esté claro en la noche de las elecciones. En 2000 una disputa de recuento en Florida tardó más de un mes en resolverse.

¿Por qué podría llevar más tiempo contar los votos?

El recuento del voto por correo puede llevar más tiempo que los emitidos en persona por varias razones, como el tiempo que lleva abrir los sobres de devolución o verificar las firmas, según lo que exija la ley estatal.

Algunas oficinas electorales locales probablemente no tendrán suficiente personal adicional o tecnología sofisticada para acelerar el proceso.

Muchos funcionarios estatales y locales están luchando por prepararse, aunque enfrentan limitaciones de tiempo y presupuesto.

Dependiendo de las leyes, algunos estados aceptarán boletas siempre que tengan estampillas del día de las elecciones, incluso si las oficinas electorales las reciben unos días después. Es probable que esto demore el conteo y la publicación de resultados.

Algunos estados han visto batallas legales sobre si los plazos deben extenderse para tener en cuenta la gran cantidad de boletas por correo durante la pandemia, incluidos Pennsylvania y Carolina del Norte, que son muy disputados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here