¿El grupo Ebrard, se la juega con Trump?

La nota se ha leído 1118 veces

 Este miércoles en Estados Unidos, se juega algo más que un Presidente de la república y treinta y cuatro senadores. El mundo está pendiente de ello. 

Obviamente, sus resultados podrían tener repercusiones en el destino de otros países como México, donde el canciller Marcelo Ebrard Casaubón, puntero por la carrera presidencial del 2024, le está apostando buena parte de su capital político al Partido republicano y a la reelección del Presidente Donald Trump.  

  Ha sido Ebrard quien ha facilitado las cosas al gobierno conservador de Trump, para que imponga condiciones al sexenio de Andrés Manuel López Obrador, y lo ha hecho en condiciones que por momentos  son humillantes para nuestro país. 

 En caso de que triunfasen los demócratas, Ebrard no tendría cara para pedirles favores, a sabiendas de que fue él, quien estuvo atrás del Presidente, en la decisión de definirse públicamente a favor de Trump, al realizar una visita, que todo mundo vio como un claro espaldarazo electoral. 

 Tal vez, de perder Trump, el grupo Ebrard, que acaba de hacerse del control de MORENA, podría empezar a tener tropiezos en materia de política exterior. Y AMLO lo tendría que rescatar y meterlo en temas de política interior. De ganar los demócratas, el Grupo Ebrard, podría perder puntos, en su carrera por la Presidencia que mantiene ante Claudia Sheinbaum. 

 Como Canciller, Ebrard se la está jugando con Trump.  

  Ha sido fiel a las instrucciones de la Casa Blanca. Tal fue el caso de la contención de las marchas de migrantes centroamericanos, mismos que fueron frenados por la Guardia Nacional en la frontera sur, a petición de Trump. Y bajo la amenaza de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas. 

 De acuerdo a los especialistas en el tema, un triunfo de los demócratas en la elección presidencial, pondría contra la pared al gobierno de AMLO, si tomamos en cuenta que, el Presidente Mexicano hizo una visita a Trump, con el claro propósito de beneficiarlo electoralmente hablando. 

Lo anterior no pasó desapercibido para los demócratas, mismos que tienen un abierto resentimiento político contra el gobierno de la 4T. Se dice que de triunfar Joe Biden, podrían darse castigos económicos para México, en materia de comercio exterior. Pero también en rubros como la legislación laboral. 

Otro tema polémico, y que el gobierno federal de AMLO se niega a tocar, es el muro construido en la frontera con USA, y de cual, Trump, siempre se ha ufanado, de que le está costando al gobierno de México. 

 Ahora bien, ¿Cómo se perfilan las encuestas en Estados Unidos? En los sondeos, sale adelante el candidato demócrata Joe Biden, pero no debemos olvidar que el control absoluto del proceso electoral de este miércoles, lo tiene Trump. 

En los hechos se observa difícil que Trump pueda perder el poder a manos de Biden, incluso los antecedentes de derrotar a un Presidente en funciones, son bastante escasas. El único capítulo con este tipo de resultados que se registra en USA, ocurrió en 1992, cuando Bill Clintón le ganó a George W Bush. 

 Sin embargo, también hay que tomar en cuenta que nunca antes, se había presentado una situación como la del Presidente Trump, que ha polarizado la política en su país, y ha perdido miles de adeptos, por factores bastante poderosos. El primero de ellos es la pandemia del COVID-19, misma que ha cobrado más de 200 mil víctimas en Estados Unidos. 

 En la balanza electoral del vecino del norte, pesarán este miércoles, temas como el de los crímenes raciales, asesinatos de odio en contra de ciudadanos de raza negra. Así como también la amenaza de Trump, con eliminar la Ley del Cuidado de la Salud  a Bajo Precio, también conocida como Obamacare. 

  La elección presidencial en Estados Unidos, según expertos, podría culminar en una guerra política, en caos y violencia en las calles, todo esto, en caso de que el Presidente Trump, pierda el poder y  se niegue a reconocerlo. 

 Se dice que a nivel global, al mundo le conviene más el triunfo de Joe Biden, pues se recuperaría la visión global del mercado, y no el nacionalismo económico, trazado por Trump. Pero para efectos cortoplacistas,  los más interesados en que gane Trump, seguramente son los inquilinos de Palacio Nacional. 

 Y es que, no se sabe si ya ganando los demócratas, temas como el encarcelamiento de Genaro García Luna, seguiría su curso, o bien si registraría modificaciones de fondo. 

 En el caso de la detención del ex Secretario de Defensa, Salvador Cienfuegos, también es probable que, un triunfo demócrata, presionaría al gobierno de AMLO, sobre todo , cuando se sabe que, varios de los altos mandos militares que se encuentran actualmente en la 4T, fungieron como subalternos cercanos de Cienfuegos.   

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here