Hermanas apuñalan a vigilante que les pidió ponerse cubrebocas

La nota se ha leído 1147 veces

Las agresoras enfrentan un proceso por intento de asesinato del guardia de seguridad. Además, una jueza les negó el derecho a fianza

Estados Unidos.- Cuando Jessica Hill y su hermana, Jayla, decidieron ingresar a una zapatería en la ciudad de Chicago, Illinois (Estados Unidos), un guardia de seguridad les pidió que se colocaran sus mascarillas para evitar posibles contagios por la COVID-19. El hombre no imaginó que esa acción casi le costaría la vida.

El hecho ocurrió el domingo 25 de octubre. Las dos mujeres se negaron y atacaron brutalmente al vigilante. Según indicaron las autoridades, Jessica, de 21 años, sacó un cuchillo y lo apuñaló en varias partes del cuerpo, mientras que Jaila, de 18, sostuvo al hombre por el cabello y grabó con su celular lo que sucedía.

Los fiscales señalaron que el guardia de seguridad, de 32 años, y un empleado de la zapatería intentaron detener la agresión de las mujeres, quienes finalmente cesaron sus ataques no sin antes agredir a la víctima con patadas.

Según medios locales como Univisión Chicago, ABC4News y el Chicago Sun Times, las mujeres fueron detenidas por el intento de homicidio del vigilante. Otros guardias de seguridad lograron mantener a las hermanas Hill al interior de la tienda hasta que llegara la policía y las arrestara.

La Policía reveló que el agraviado fue trasladado a un hospital y afortunadamente no necesitó ser operado; ahora, se encuentra estable. Las hermanas Jessica y Jayla también fueron llevadas a un centro de salud por heridas menores producto del ataque.

Ellas fueron acusadas del delito de intento de asesinato en primer grado. La jueza Mary Marubio negó el derecho a fianza. “Esto es aterrador”, mencionó la letrada sobre el accionar de las hermanas.

Se defienden

Por su parte, el abogado de las hermanas argumentó que ambas habrían actuado en defensa propia. Asimismo, el defensor calificó la detención como exagerada, ya que ellas no tenían la intención de cometer un crimen. “De haber sido así, Jayla Hill no habría grabado lo que sucedía en el negocio”, señaló.

En tanto, la jueza reconoció que el ataque pudo haber sido premeditado, debido a la gran cantidad de heridas por arma blanca que le causaron al vigilante.

Fuente: El Guardían

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here