Retiran a vendedores ambulantes de tiendas Sam’s y Walmart Adelitas

La nota se ha leído 1672 veces

Inspectores de la Tesorería municipales de Victoria, llevaron un operativo en coordinación con elementos de las policías estatal para retirar a los vendedores ambulantes que ofrecen sus productos en los estacionamientos de Sam’s y Walmart Adelitas, de no acatar las nuevas medidas serian llevados a la cárcel, advirtieron los inspectores municipales.

Redacción/La Región Tamaulipas

Ciudad Victoria, Tam.– Inspectores municipales de Victoria, apoyados por elementos de la Policía Estatal, se presentaron durante la tarde de este martes 27 de marzo en el área de estacionamiento de las tiendas departamentales Sam’s y Walmart Adelitas, donde, abusando de su autoridad, amenazaron con llevarlos en la cárcel a los vendedores ambulantes que en esos momentos se encontraban ofreciendo a la gente sus productos.

Fueron varios los comerciantes que se encontraban en dicho lugar, cuando arribaron cerca de una docena de personas que se presentaron como inspectores del Ayuntamiento capitalino, así como elementos de la Policía Estatal para ordenarles que se retiraran del lugar, según ellos por órdenes de la alcaldesa Pilar Gómez.

En el operativo policías e inspectores amenazaron a los vendedores ambulantes, que, si se volvían a presentar a vender en estas zonas, serían detenidos y llevados a la cárcel municipal.

Por su parte un grupo de comerciantes, solicitaron una explicación a los policías y inspectores municipales, y bajo qué argumentos se les negaba la venta en zona de estacionamiento, si ellos lo hacían por necesidad para llevar el sustento sus hijos.

Sin mencionar bajo qué cargos, los inspectores y policías solo que se estaban cumpliendo órdenes de la alcaldesa de Victoria Pilar Gómez.

Y aunque había poca clientela en los establecimientos comerciales, se notó la presencia de vehículos patrulla con varios elementos de la Policía Estatal haciendo recorridos por el lugar, intimidando a la vez a los vendedores, a quienes les estaban exigiendo se presentaran en las instalaciones de la Presidencia Municipal a pagar los permisos para vender, pero sin dejarlos que se mantuvieran en el lugar.

Los vendedores se dijeron inconformes y a la vez impotentes ante las amenazas de encerrarlos, tan solo por el simple hecho de querer llevar algo de dinero a sus hogares en estos difíciles tiempos de pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here