Catástrofe… 

La nota se ha leído 1218 veces

Dos eventos del fin de semana hacen prever que la contingencia por el coronavirus no tendrá ningún final feliz y menos a corto plazo, el primero fue ver a cientos, quizá miles, de personas en las calles de la capital, llenando los espacios en los tianguis, en las principales calles, en los centros comerciales y si, lo hacían sin cubrebocas, sin guardar la sana distancia, sin el mínimo de medidas de protección, el segundo fue allá en Nuevo Laredo, protestas y más protestas de personas a la llegada del presidente Andrés Manuel, los de su mismo partido en apoyo o queriendo exhibir como traidor a su representante en Tamaulipas y los adversarios para exigirle agua, más recursos para medicinas, más apoyos al campo.

La verdad los hechos se explican por si solos, la gente comenzó a tenerle más miedo al hambre, a ver fracasar sus proyectos de vida, e incluso, según las encuestas, a la violencia e inseguridad le temen más que al coronavirus llamado COVID 19.

Si, quizá la gente también parece confundida y no entender que la contingencia no ha terminado, que el virus sigue presente, la reapertura de negocios les hizo creer que ya todo está bien y por eso es que andan en las calle sin usar por lo menos el cubrebocas.

No crea que los mexicanos somos los únicos que actuamos de esa forma, en Europa, en los países de primer mundo que creían haber dominado al monstruo, los está sorprendiendo un rebrote, en Francia la petición de los médicos es que se tomen de urgencia medidas de restricción y confinamiento, en España, Italia, Alemania las cosas van igual o peor con la gravedad de que los nuevos contagiados son gente joven, en edad productiva y el daño es más profundo.

Es más, hasta en países con una tradición de mayor disciplina como China y Japón se padece un rebrote que les está causando mayor daño que la primera oleada, más muertos y más enfermos, se llega, para que se de una idea de la gravedad, a tener países que ya van por el tercer rebrote como Irán.

El caso de México la gran mayoría de los Estados ya estaban relajando las medidas de prevención y confinamiento, luego de más de siete meses de cuarentena se comenzó con la reapertura económica, más libertades ante la disminución de los casos, pero, como en el resto del mundo, parece que no aprendimos, nos confiamos y otra vez los contagios aumentaron y las muertes también.

Ahora, a diferencia del resto del mundo un rebrote en México será una catástrofe, primero porque no ha terminado el primero y los daños a la economía ya son incalculables, segundo porque no habría dinero para sostener otros cierres de negocios y, tercero, porque la vacuna nos llegará allá por marzo y seguramente se terminará de aplicar en abril o mayo ya cuando el número de muertos de haya duplicado o triplicado.

Lo peor de todo es que las autoridades no reaccionan de manera adecuada, el gobierno federal en su lucha con los gobiernos estatales sigue restringiendo recursos y se ha hecho imposible ponerle un cerco sanitario a cada caso, a confinar adecuadamente a quienes den positivos y hacer un barrido con pruebas de laboratorio a todos los cercanos a ellos, a tener en los hospitales más cuidado con los enfermos de tal manera que dejen de ser un foco de infección, hay casos hasta donde las autoridades, doctores o enfermeras son las afectados y eso nos habla de la gravedad del asunto.

Un hecho es que el gobierno de Andrés Manuel tiene como única estrategia esperar a que llegue la vacuna, ya se gasto todo el dinero o lo comprometió en ello, lo que no sabemos es que tan efectiva será la misma, si el virus no mutará, es más, ni siquiera sabemos cuanta sangre más correrá mientras tanto.

Los datos de afectaciones por el coronavirus son muy altos porque no se atendió adecuadamente la contingencia, en unos días serán ya más de cien mil muertos, más de un millón de afectados, más de 10 millones de mexicanos que ingresaran al rango de pobreza extrema, miles de empresas cerradas, miles de empresas a punto de la quiebra, un retroceso en el crecimiento económico del cual no se tiene precedentes y seguramente se verá muy disminuida la calidad educativa y el próximo año empezará allá por abril o mayo, cuando se pueda reactivar todo con los mínimos riesgos después de las vacunas.

Esto ya es una catástrofe y, lo peor, es que las cosas amenazan con ponerse más difíciles, con costar más vidas, con condenar a millones de personas a no comer tres veces al día durante mucho tiempo, durante muchos años.

CONTRATAN A EGRESADOS D ELA UAT EN ALEMANIA…  Debido al trabajo en materia de evaluación y certificación de sus programas por organismos nacionales e internacionales, la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), ha logrado fortalecer académicamente las carreras que oferta, muestra de ello, estudiantes de la Licenciatura en Enfermería, fueron contratados para trabajar en instituciones hospitalarias de Alemania.

De esta manera, tras una serie de etapas de selección, documentación y capacitación, Angélica Israely Bagundo Zavala e Iván Alejandro Martínez Reyes, de la Facultad de Enfermería Tampico; Brenda Paulina Alemán y Marycarmen Castro Segura, de la Facultad de Enfermería Victoria y Ricardo Martín Rojas y Ericka Michelle, de la Facultad de Enfermería Nuevo Laredo, se incorporaron laboralmente al sector salud de Alemania.

Los egresados de la facultades de Enfermería de la UAT, se incorporaron en el área de enfermería del hospital Charité Univerzitätsmedicin en Berlín y en los hospitales UKS Universitätsklinikum des Saarlandes y Klinikum Saar Brücken en la región de Saarland.

Los profesionistas tamaulipecos, ganaron estos espacios laborales, gracias a la convocatoria emitida por la Secretaría Nacional del Empleo, a través de un convenio entre el Gobierno de México con Alemania, cuya meta era reclutar personal de enfermería.

El trámite fue realizado durante un año, y fueron entrevistados junto a otros 130 aspirantes en la Secretaría Nacional del Empleo en la Ciudad de México.

Las enfermeras y enfermeros, llegaron a sus destinos en Alemania, la primera semana del mes de octubre, realizaron diversos trámites como contratación de seguro médico, dada de alta en la alcaldía y la realización de pruebas de Covid – 19.

Actualmente ya se han incorporado a las bases laborales de enfermería y buscan aprobar el nivel de idioma B2 y realizar cursos homologatorios de enfermería, así como aprobar el nivel C1 y realizar una especialidad ya sea en este país europeo o seguir buscando una movilidad a otro.

De esta manera, la UAT se consolida como una institución caracterizada por su pertinencia social y calidad educativa con reconocimiento internacional. Formadora de profesionales de la salud, que desarrollan su ejercicio profesional con sentido humanitario y ético.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here