Del dicho al hecho..

La nota se ha leído 1445 veces

Vamos a ver sí el presidente Andrés Manuel López Obrador cumple con su palabra de apoyar en forma decidida al pueblo de Tamaulipas, como lo aseveró ayer en Nuevo Laredo luego de reconocer que existen diferencias políticas e ideológicas con el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

          Y no es por dudar de la palabra del político tabasqueño, pero resulta que en el Programa de Egresos de la Federación (PREF) del 2021, aprobado en fecha reciente por el Congreso de la Unión, no hay ninguna inversión importante de infraestructura para nuestra entidad.

          Por ejemplo, desde hace dos años se comprometió a rehabilitar la refinería de Madero con una inversión inicial de 2 mil millones de pesos, pero resulta que la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex), que encabeza el tabasqueño Octavio Romero Oropeza, no ha enviado nada y sigue sin ser tener la restauración mayor que requiere para poder producir gasolina y diésel, además de otros productos petroquímicos que demanda la industria del país.

          Debemos reconocer que se han realizado obras públicas con recursos federales, como las inauguradas ayer domingo en Nuevo Laredo, pero son menores que no generan el número de empleos que se requieren, ni mucho menos distribuye la riqueza en otras ramas productivas.

          Por su parte, el gobernador García Cabeza de Vaca aprovechó la oportunidad para insistir ante el presidente López Obrador de la importancia de reformar el Pacto Fiscal para destinar más recursos públicos a las entidades federativas que cobran más impuestos y aportar más a las arcas de la federación, como es el caso de Tamaulipas.

          También solicitó su intervención para lograr una solución definitiva ante la “guerra del agua” que se generó por cumplir con el Tratado de Aguas con Estados Unidos que data desde 1944, sobre todo cuando se extrajo el vital liquido de las presas de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

          La directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, reveló que las presas Marte R. Gómez y Falcón en Tamaulipas se incluyeron en el paquete para cumplir con Estados Unidos, sin embargo, está situación pone en peligro el abasto del vital líquido para los agricultores de distrito de riego 025, quienes dejarían de sembrar más de 202 mil hectáreas en perjuicio de 80 mil familias tamaulipecas.

          Es por eso, que vamos a ver cómo responde el presidente López Obrador que se comprometió a apoyar al pueblo de Tamaulipas, porque, como dice el viejo adagio: “Del dicho al hecho hay mucho trecho”.

          Por otra parte, pero sin dejar el tema del presidente López Obrador, resulta que durante la Celebración del Día del Médico, celebrado el pasado 23 de octubre, surgieron innumerables denuncias de parte de familiares y amigos de doctores y enfermeras que han fallecido a causa del coronavirus, ya que no recibieron los equipos de protección necesarios para evitar ser contagiados ni mucho menos perder la vida por tratar de salvar a las y los pacientes del Sector Salud.

          Denunciaron que más de mil 700 médicos, enfermeras, laboratoristas, camilleros, entre otros empleados del Sector Salud han fallecido por el coronavirus, además de que otros 127 mil se han contagiado ante la falta de equipos de protección adecuados y una mayor capacitación para atender a las y los pacientes, según un informe de Amnistía Internacional.

          Algunos familiares de enfermeras fallecidas denunciaron que las autoridades del Sector Salud les ordenaron en un principio que no utilizaran mascarillas para evitar causar pánico en clínicas y hospitales que se escogieron para atender a las y los pacientes del coronavirus.

          Incluso, en un artículo titulado: “No es el virus, las carencias en hospitales mexicanos también matan”, publicado en el New York Times, describe el drama que vivieron médicos y enfermeras a causa de la negligencia de las autoridades del Sector Salud, quienes todavía presumen por el manejo “eficaz y certero” de la pandemia por el coronavirus en el país.

          En otro tema, el triunfo de Mario Delgado Carrillo resultó sumamente cuestionado a pesar de la clara ventaja que tuvo con respecto a su adversario Porfirio Muñoz-Ledo Lazo de la Vega durante la tercera y última encuesta para elegir al nuevo dirigente nacional de Morena.

          En verdad no será fácil su gestión al frente del partido político creado por López Obrador, sobre todo porque tiene “el enemigo en casa”, luego de que la senadora con licencia Citlalli Hernández Mora fue elegida como secretaria general, es decir el segundo cargo más importante del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena, y fans declarada de Muñoz-Ledo Lazo de la Vega.

          Y todavía no sale de una y ya está metido en otra “pelea partidista”, debido a que debe definir, ahora que solicite licencia, quién será su sucesora o sucesor en la coordinación de la fracción de Morena y por ende presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados.

          Se habla de que entre los diputados Moisés Ignacio Mier Velazco y Sergio Gutiérrez Luna podría salir su sucesor por la cercanía que tienen con Delgado Carrillo, sin embargo, hay otras y otros que están esperando esta oportunidad y tratarán por todos los medios posibles de asumir este importante cargo legislativo, como es el caso de los vicecoordinadores Tatiana Clouthier Carrillo y Pablo Gómez Álvarez.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here