Roberto Palazuelos: de ser secuestrado de niño, participar en balaceras, pelear con FCH a Honoris Causa

La nota se ha leído 964 veces

La juventud de Palazuelos también tuvo vivencias caóticas como cuando estuvo a punto de ser víctima de un asalto en su propio departamento de Polanco

Recién nombrado Doctor Honoris Causa por parte del Colegio Internacional de Profesionistas C/C, debido a sus aportes en el campo de la actuación y dirección cinematográfica, Roberto Palazuelos es un personaje que ha llevado una vida de película. El actor y empresario ha revelado en diferentes entrevistas cómo desde pequeño sufrió un secuestro, hasta la ocasión en que participó en una balacera donde hubo al menos dos muertos.

Hijo del mexicano Roberto Palazuelos y Maria Badeaux una modelo francesa americana, sufrió un secuestro a los tres años por parte de ella, quien se lo llevó a Estados Unidos a pesar de las advertencias de su suegro.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Desde Niño nunca he podido estar mucho tiempo en un solo lugar, tengo un espíritu nómada y libre 😎💥

Una publicación compartida por Roberto Palazuelos (@robertopalazuelosbadeaux) el

Maria Badeaux, quien posó para revistas como Vogue, llevó a Roberto a un pequeño departamento en Nueva York donde lo mantuvo encerrado y al cuidado de una joven menor de edad. De acuerdo al actor, él vivía muy estresado hasta que entre su papá y abuelo lo rescataron.

Las conexiones políticas del abuelo de Roberto Palazuelos le permitieron rescatarlo con mayor eficacia. Ya a su regreso a la ciudad de México, don Roberto Palazuelos se encargó de su crianza y le puso una escolta al niño para custodiarlo 24/7.

Palazuelos casi balea a Pepillo Origel

La juventud de Palazuelos también tuvo vivencias caóticas como cuando estuvo a punto de ser víctima de un asalto en su propio departamento de Polanco.

De acuerdo al empresario, dos desconocidos se metieron a su casa y él los descubrió en su cocina justo en el momento en que se estaban quitando los zapatos para no hacer más ruido.

“Entro en chones, abro mi puerta y de repente veo a dos weyes en mi cocina, uno todo pelón con tatuajes.. se estaban quitando los zapatos, me iban a dar en la madr**…”

El actor reconoció que gracias a que siempre ha tenido armas, es que les pudo hacer frente.

“Yo tenía una Walther PPK, como la que usaba James Bond, entonces me voy por mi balter, la agarro y empiezo a gritar: ¿dónde se metieron?… entro a la cocina y disparo y le metí unos balazos a la cocina… se fueron las balas al departamento de Pepillo Origel…”

Aunque no pasó a mayores y Roberto Palazuelos pudo poner fin al robo que se avecinaba. Pero su segunda confesión pública sobre el uso de armas fue aún más polémica para el actor.

En una ocasión cuando fue a visitar a un amigo para que otro compañero hiciera negocios con él se encontraron de frente con la muerte.

“Llegamos y se arma el show. ¡Nos tiran dos madrazos al aire y nos encañonan!… yo con mi conocimiento jurídico dije: éste güey ya le jaló, trae pólvora, si me lo chingo es legítima defensa”

Roberto Palazuelos hizo la confesión en una entrevista con Yordi Rosado.

“Se armó una p…ta balacera, matamos a dos cabrones” confesó el empresario. Al terminar la explicación detallada compartió que aunque fue detenido por unas horas se comprobó que actuó en defensa propia, por lo que no pasó a mayores.

Enfrentarse a un Presidente, su peor experiencia

Recientemente el actor participó en una entrevista con Alejandro Montiel, conocido por su personaje “El Escorpión Dorado”, en el trayecto compartió su experiencia más amarga.

“La peor bronca que he tenido en mi vida fue la bronca que me aventé cuando me quiso quitar mi hotel Felipe Calderón, muy injustamente. Y gané el juicio. Yo creo que ha sido la peor bronca que he tenido con una persona de ese nivel”, contestó Palazuelos.

En 2012 el actor Roberto Palazuelos perdió sus propiedades en Tulum, Quintana Roo, incluido su hotel Diamante K, debido a que Felipe Calderón emitió un decreto para la expropiación de cinco lotes del empresario en el Parque Nacional.

Fuente: VanguardiaMX

Deja un comentario