Silencio educativo

La nota se ha leído 1241 veces

Está demasiado larga la lista de programas que en materia educativa se dejarán de hacer por falta de recursos o de presupuesto, por desgracia entre ello va el de escuelas de tiempo completo que apenas tenía unos años de restablecido y generará animadversión en los padres de familia, porque la permanencia de los muchachos en las escuelas era sinónimo de mejor aprendizaje.

Claro que los padres de familia estaban de acuerdo con el modelo, porque funcionó bien y en materia de economía resultaba positivo para ellos, pese a que deberían de aportar una cantidad respetable para pagar la alimentación de los alumnos de este tipo de escuelas.
Será responsabilidad de las autoridades estatales y en base a la conveniencia de que algunos de esos programas que ya no tendrán dinero federal, se hagan con recursos locales, en especial aquellos que ocasionarían fenómenos como rezago a los procesos educativos y que, de acuerdo a la versión de la subsecretaria de Educación Básica de
la Secretaría de Educación de Tamaulipas, Magdalena Moreno Ortiz, son necesarios.

Entre otros, el programa de formación de recursos humanos basados en competencia, el sistema de información y gestión educativa y aquellos que se refieren al fortalecimiento de la excelencia educativa o la carrera de docentes.

Del porqué pasan este tipo de cosas, queda claro que no se entiende, ya que, la acción de educar a los niños y jóvenes de México, no es solo un acto mecánico desarrollado por el profesor, sino un sistema en el que más partes interactúan para obtener indicadores de valor, como mejor aprovechamiento escolar, alto nivel de aprendizaje, capacitación del profesorado, su formación y hasta certificación para el trabajo.

Hasta ahora, los padres de familia no tienen información clara de que sucede al interior de las instituciones educativas, solo alcanzan a ver que hay cosas nuevas como la capacitación que se dará a ellos a través de programas de televisión para que respalden la labor de los maestros y que, podría ser una nueva realidad derivada de que muchas acciones se dejarán de hacer en las Escuelas, debido al recorte de presupuesto a programas
requeridos en el sistema educativo del país.

Respetable y positivo es que, debido a la pandemia y sus efectos en la sociedad, no se haya detenido el proceso educativo en el país, sin embargo, no checa que, por el hecho de que los alumnos se encuentren en sus casas y trabajen en línea con sus clases, aquellos recursos complementarios que se destinan a arropar el proceso educativo desaparezcan de la noche a la mañana y que en un abrir y cerrar de ojos, los padres de familia deberán intervenir más en la educación de sus hijos.

La dinámica en el día a día con esta modalidad de distancia, tiene tras de sí un gran silencio educativo, dicho de otra forma, los padres de familia creen que algo sucede a sus espaldas y aunque no temen por la desaparición de las escuelas y que vaya a dejarse la educación en línea desde los hogares porque resulte más económico, el run run de que desaparezcan programas porque no les dan presupuesto, tiene incómodos a los que forman parte de las directivas, ya que, son ellos quienes escuchan comentarios de las autoridades escolares y de los maestros.

Aquellas palabras con las que se hacía alusión al mejoramiento de la educación en México, como, la nueva escuela mexicana, de pronto dejaron de escucharse y, aunque en gran parte se debe a la pandemia de CIVID-19 responsable de la existencia de un escenario diferente al tradicional, la confusión sobre el cambio esperado al cancelarse la Reforma del 2014 y echar a andar la del 2019, no se resuelve aún, se queda igual, en confusión.

El otro silencio, la sindical pesa demasiado y para los observadores, el hecho de los líderes sindicales se encuentre a la expectativa de aquello que sucede con los presupuestos educativos, en su momento tendrán que levantar la voz, ya que, una buena parte de los recursos que se dejarán de otorgar afectan en forma directa los trabajadores de la educación dado que, se cancelarán actividades de capacitación.
Los otros.

De la misma manera que sucedió a nivel nacional, para el arranque del proceso electoral federal en el INE, que fue virtual a través de plataformas de comunicación, sucederá en Tamaulipas con el proceso local que culminará con las elecciones del seis de junio del 2021, en las que se votará por candidatos a las 34 alcaldías, sus planillas para los
Ayuntamientos, los 22 Diputados locales y los 14 plurinominales que conformarán el Congreso del Estado.

De acuerdo con la información dada a conocer por el Presidente del Consejo Electoral del IETAM, Juan José ramos Charré, este domingo será el arranque del proceso local, que es concurrente con la elección legislativa federal, a través de las pantallas de las computadoras, se reunirá el Consejo General de Tamaulipas, para declarar abierto el
proceso, mismo que estará sujeto a las especificaciones de las Leyes y a partir de las cuales se elabora el programa de trabajo y el calendario de actividad con tiempos y fundamentos legales, a los cuales se sujetan todos los actores de la elección, es decir, dirigentes de partidos políticos, precandidatos, candidatos, ciudadanos, observadores políticos, representantes partidistas y desde luego las autoridades civiles y las electorales.

Dicho en otras palabras, la actividad organizativa encomendada al IETAM, entra en operación al cien por ciento y los partidos políticos comenzarán a hacer su función para la presentación de candidatos y la realización de campañas.

Los Consejeros Electorales que se reúnen de manera periódica para resolver los asuntos internos del Instituto, llegaron a considerar que este arranque del proceso electoral sería normal, es decir, como fueron todos en los últimos tiempos, ya que, a decir de las autoridades sanitarias, la pandemia de COVID-19 pudo superarse en septiembre, cosa que no sucedió, de manera que la virtualidad es lo de hoy y desde allí cada quien asumirá el papel que le corresponde para que el proceso se realice en apego a la Legislación vigente.

Este fin de semana laboral se llevó a cabo la junta de trabajo del Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, en el cual se acordó mantener las acciones que han permitido resultados que colocan a Tamaulipas con mejores condiciones de tranquilidad en la población y que, la entidad haya salido de los primeros lugares de incidencia delictiva a ocupar casi los últimos, el sitio 25 para ser exactos.

A la reunión del Grupo de Coordinación acudió el nuevo comandante de la Octava Zona Militar, General Pablo Alberto Lechuga Horta, quien sustituyó al General Carlos Arturo Pancardo Escudero, tras ser designado como
comandante de la Cuarta Región de la Secretaría de la Defensa Nacional con sede en el vecino estado de Nuevo León.

También junto al Gobernador de la entidad, Francisco García Cabeza de Vaca y al secretario General de Gobierno, César Verástegui Ostos estuvo el Almirante Flavio del Ángel García, responsable de la Primera Zona Naval de la Marina Amada de México.
Respecto al a estrategia de trabajo se habló de mantener la colaboración, coordinación e intercambio de información entre las corporaciones e instancias gubernamentales para obtener mejores resultados en el combate a los delitos.

Son 19 años del ataque a las que fueron los más afamados edificios de la Ciudad de Nueva York, las Torres Gemelas y que se convirtió en la principal afrenta que el Gobierno norteamericano ha tenido en la época moderna por parte de supuestos terroristas que planearon una acción suicida que costó la vida a más de tres mil personas en
aquella ciudad de la Unión Americana.

La conmemoración de ese hecho allá mismo, ahora fue partidista, porque los candidatos a la presidencia gringa acudieron en diferentes momentos ya que, recordar los hechos toca las fibras más sensibles de la población, además fue diferente, porque debido a la no aglomeración por la pandemia de COVID-19, los nombres de las víctimas no se leyeron en vivo, sino a través de una grabación.

Pero, son 19 años de un acto terrorista que dejó impactadas a todas las personas del mundo, ya que, chocar aviones llenos de pasajeros contra edificios icónicos en los Estados Unidos, se sale de cualquier acción esperada
por mucho odio y coraje que se tenga contra una nación. En ciudad Victoria aquel 11 de septiembre de 2001 la gente estaba impactada.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here