“Cría cuervos y te sacarán ….

La nota se ha leído 1024 veces

La fracción del PT se le olvida que permanece como partido político por ser parte de la coalición denominada “Juntos Haremos Historia”, integrada además por Morena y Partido Encuentro Social (PES), que no sólo logró concretar el sueño de Andrés Manuel López Obrador de ser presidente de la república, sino también una alta votación en la elección del 2018 para tener la mayoría en ambas cámaras del Congreso de la Unión.

Por si sólo el PT no hubiera logrado “sobrevivir”, pero tuvo la suerte de que en la asignación de las diputaciones plurinominales obtuviera más a las que le correspondían y de esta forma llegó a ser la tercera fuerza política en el inició de la gestión de la LXIV Legislatura Federal.

Las fracciones parlamentarias en el arranque de la Cámara de Diputados estaban integradas de la siguiente manera: Morena con 191 legisladores, el PAN con 81, el PT con 61, PES con 56, el PRI con 45, MC con 27, PRD con 21, PVEM con 16 y dos independientes.

Luego en las negociaciones para iniciar la gestión del primer año se registró un reacomodo de diputaciones a fin de que Morena obtuviera la mayoría absoluta, es decir 251 legisladores, que salieron en parte del PT que cedió 32 para quedarse con 29, en tanto que el PES llegó con 56 y cedió 31 para quedarse con 25.

Una vez que la fracción de Morena obtuvo los 251 legisladores para tener derecho a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), se concertó un acuerdo con el PAN y con el PRI, cuyas bancadas estaban constituidas por 80 y 47 legisladores, respectivamente, a fin de que presidiera también la mesa directiva de la Cámara de Diputados en el primer año lectivo.

El acuerdo inicial quedó en que la fracción de Morena presidiera la Jucopo los tres años de la legislatura, además de que la segunda y la tercera fuerza política, en decir el PAN en el segundo año y el PRI en el tercer año, presidieran la mesa directiva de la Cámara de Diputados.

Cuando concluyó el primer año, la fracción de Morena trató de desconocer el acuerdo y promovió la reelección de Porfirio Muñoz Ledo para que se quedará como presidente de la mesa directica de la Cámara de Diputados, pero luego de fuertes críticas reculó para permitir la llegada de la legisladora panista Laura Rojas Hernández para conducir el quehacer legislativo en el segundo año lectivo que concluía el pasado 31 de agosto.

Y ahora, nuevamente la fracción de Morena comenzó a mediados de mayo a enviar a varios legisladores a la bancada del PT para tratar de desplazar al PRI como tercera fuerza política, sin embargo, la burda maniobra se tuvo que frenar cuando requirió de los votos de los legisladores priístas para sacar diversas iniciativas del presidente López Obrador, entre las que destaca la reforma para poder adquirir medicinas y equipos hospitalarios en el exterior.

Y fue entonces que el coordinador de la fracción del PT, Reginaldo Sandoval Flores, comenzó a convencer a varios legisladores mediante la entrega de 5 millones de pesos para que abandonarán sus partidos políticos e integrarse a su bancada, según denunció el jefe de la bancada del PES, Jorge Argüelles Victorero.

Posteriormente, fue el vicecoordinador del PT, Gerardo Fernández Noroña, quien convenció a otros legisladores con la promesa de que entregarles diversas canonjías, como fue el caso de Manuel López Castillo de Morena, José Ángel Pérez Hernández del PES, así como los experredistas y declarados independientes Mauricio Toledo Gutiérrez y Héctor Serrano Cortés.

El gusto le duro muy poco tiempo a Fernández Noroña, debido a que, en menos de 24 horas, el diputado López Castillo se arrepintió y regreso a la fracción de Morena, a fin de que Morena perdiera la mayoría absoluta y por ende el derecho de presidir la Jucopo de la Cámara de Diputados.

Y no conforme, Fernández Noroña organizó todo un alboroto el pasado 31 de agosto para impedir que la priísta Dulce María Sauri Riancho asumiera la presidencia de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, cuyo ardid fue apoyado por legisladores de Morena.

Ni siquiera el comentario del presidente López Obrador de que no era la manera de obtener un cargo, además de que se deben de respetar los acuerdos, logró para que la mayoría de la fracción de Morena votara a favor de la priísta Sauri Riancho para presidir el Palacio de San Lázaro.

Afortunadamente, el ardid no funcionó y ayer, entre gritos y amenazas de los legisladores del PT, encabezados por Fernández Noroña, la priísta Sauri Riancho asumió la presidencia de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, con 313 votos a favor, 123 en contra y 21 abstenciones.

Todo este sainete que se vivió sólo propicia el desprestigio del Poder Legislativo porque sin ningún recato los legisladores “chapulines” fueron de una bancada a otra, pero además la actitud soez de la fracción del PT hizo que la sociedad mexicana recordara el viejo refrán que dice: “crea cuervos y te sacarán los ojos”, porque el partido de La Hoz y El Martillo se ha convertido en un verdadero parásito del sistema de partidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here