Tienen los días contados

La nota se ha leído 4309 veces

Luego de que el dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, no fue invitado a la ceremonia del 81° aniversario de la Expropiación Petrolera celebrada en Tula Hidalgo, ni tampoco a la visita de inspección que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador a la refinería de Madero en Tamaulipas, se refuerza la versión de que tiene los días contados para dejar la organización sindical.

Incluso, varios trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) creen que no tarda en ser detenido ante el cúmulo de denuncias por corrupción que hay en contra de él y su grupo de incondicionales, entre los que se encuentra el todavía diputado local Moisés Balderas Castillo.

También incluyen a otros dirigentes y exdirigentes del STPRM, como es el caso de Ana María Herrera Guevara que todavía sigue al frente de la sección 33, además de Esdras Romero Vega, cuya riqueza fue recientemente abordada en un reportaje de televisión luego de ser acusado de varios casos de corrupción cuando estuvo el frente de la sección uno y de la alcaldía No  de Madero.

Se sabe que en la Fiscalía General de la República (FGR), que encabeza Alejandro Gertz Manero, se está integrando un abultado expediente en contra de Romero Deschamps y su grupo de incondicionales, además de la investigación de presuntos casos de corrupción de todos ellos por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) a cargo de Santiago Nieto Castillo.

Y la versión se fortaleció más ahora que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), que encabeza la joven María Luisa Alcalde Luján, otorgó la toma de nota a la naciente organización denominada “Sindicato Petrolero de México” (Petromex) que dirige la tabasqueña Yolanda Morales Izquierdo.

La nueva organización sindical le disputará el contrato colectivo que ostenta el STPRM de Romero Deschamps, puesto que la dirigente Morales Izquierdo está convocando a sus agremiados a reunirse en la Ciudad de México para presentar la toma de nota de la STPS al director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

No es la única organización sindical que busca obtener el nuevo contrato colectivo de Pemex, ya que también está en “pie de lucha” el gremio denominado “Petroleros Reforma Ideológica”, que encabeza José Rubén Rosaldo Cordero, quien dice representar a 132 mil trabajadores petroleros.

En fin, no hay duda que Romero Deschamps y su grupo de incondicionales tienen los días contados, debido a que pronto se verán obligados a abandonar el STPRM, además no se descarta la posibilidad de que sean detenidos ante el cúmulo de denuncias que tienen tanto en la FGR y la UIF.

En otro tema, seguramente usted recordará el escándalo que se generó luego de que el senador Ricardo Monreal Dávila anunció a mediados de octubre que promovería una reforma para desaparecer las onerosas comisiones bancarias en el país, cuya desafortunada declaración causó pérdidas económicas de poco más de 100 mil millones de pesos y la devaluación del peso.

El escándalo en el mundo financiero fue de tal magnitud que hasta la presidenta del banco español Santander, Ana Botín-Sanz realizó un viaje especial a México para entrevistarse con el entonces presidente electo López Obrador.

En aquella ocasión la señora Botín-Sanz ni siquiera tuvo la atención de ir a saludar al todavía presidente Enrique Peña Nieto, ya que sólo le interesaba obtener el compromiso de López Obrador de respetar las comisiones bancarias.

Incluso, el entonces presidente electo reveló poco después que se había comprometido con la presidenta del banco español Santander a que durante los tres primeros años de su gobierno no habría ninguna modificación en el marco legal de bancos y financieras en el país.

Y ahora resulta que no fue la única concesión que se le otorgó a la señora Botín-Sanz, puesto que los trabajadores de la Cámara de Diputados se quejaron desde el pasado fin de semana que el pago de sus sueldos o salarios ahora se realizan a través del banco Santander.

No habría ningún problema de que dejarán de recibir sus sueldos o salarios a través de Bancomer o de Banorte, como desde hace muchos años cobraban, pero resulta que no hay ninguna sucursal de Santander ni mucho menos cajeros automáticos de esta institución bancaria dentro del palacio de San Lázaro.

Por último, en la reunión de hoy del pleno en el Senado no habrá ninguna sorpresa porque se impondrá la voluntad del presidente López Obrador de sacar a los nuevos consejeros de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), a pesar de que ninguno tiene experiencia ni el conocimiento necesario en materia, tal y como denunciaron los legisladores del PAN y del PRI.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here