Advierten sobre riesgos en industria del jitomate

0
1584

México.- Las finanzas de la industria mexicana del tomate podrí­an sufrir un fuerte menoscabo de finalizar el acuerdo de suspensión que, desde 1996, frenó la investigación antidumping contra sus exportaciones hacia Estados Unidos.

Así­ lo advirtió el vicepresidente de Comercio Exterior del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Mario Andrade, al señalar que ese escenario obligarí­a a los productores mexicanos a pagar un arancel del 17.5 por ciento por llevar el producto hacia el vecino paí­s del norte.

«Al productor le va a tocar poner ese dinero», lo que repercutirí­a en un alza de los precios del producto agropecuario y, en consecuencia, el consumidor serí­a el principal afectado, acentuó en entrevista con Notimex.

Y es que, del campo mexicano son uno de cada dos tomates que se consumen del otro lado de la frontera norte, lo que ha llevado a generar divisas hasta por dos mil millones de dólares anuales, mencionó.

El producto mexicano tiene una participación de 90.1 por ciento en el mercado de Estados Unidos, de ahí­ que es principal destino de las exportaciones nacionales, según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

Andrade opinó que con las grandes cantidades enviadas se vuelve más difí­cil poner en marcha un plan B y hacer frente a la situación. «Tenemos que armar un plan B, C, D y E por los volúmenes que se mueven; es sin duda nuestro principal mercado», reiteró.

En este conflicto comercial, manifestó, es conveniente hacer un frente con el gobierno mexicano y seguir con el cabildeo, para llegar a un acuerdo antes de cumplirse los 90 dí­as de plazo que empezaron a correr desde el pasado 6 de febrero, cuando el Departamento de Comercio de Estados Unidos notificó su intención de salirse.

Lo anterior significa que será el 7 de mayo cuando Estados Unidos saldrá del acuerdo y se empezarí­a a exigir el pago del arancel compensatorio, lo que sorprendió al sector agropecuario de nuestro paí­s, porque desde febrero de 2018 se empezaron las conversaciones para renovarlo, comentó.

Pero la revisión del acuerdo quinquenal quedó para después de las elecciones del 1 de julio en tanto se llegue a una conclusión entre México, Estados Unidos y Canadá sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC), que requirió 13 meses y medio de negociaciones para ser firmado el pasado 30 de noviembre, expuso.

Consideró que la decisión de retirarse del acuerdo se debe, sin duda, a otra de las estrategias de negociación de la administración del presidente Donald Trump. «Algo negociará a partir de ahí­», concluyó.

En declaraciones a otros medios de comunicación, la subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretarí­a de Economí­a (SE), Luz Marí­a de la Mora, calificó como desafortunada la decisión y aseguró que se trabaja para defender a los exportadores mexicanos de tomate.

Con información de Notimex

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here