UAT bien administrada.

La nota se ha leído 4769 veces

A escasas semanas de que concluya el primer semestre del ciclo escolar 2018-2019 en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, se llevó a cabo reunión del Patronato de la Máxima Casa de Estudios y que, es el responsable de revisar los estados financieros, en su calidad de cuerpo colegiado en el que participan representantes de la sociedad civil de los diferentes campus.

Que el Patronato Universitario revise las finanzas, es una acción reglamentaria, que debe ejecutarse, porque equivale a un voto gran voto de calidad para el manejo de las finanzas que lleva a cabo el Rector, José Andrés Suárez Fernández.

Se trató de la 106 reunión del cuerpo colegiado cuyas funciones abarcan vigilar y acrecentar el patrimonio Universidad, en base al Estatuto Orgánico que la rige

En el evento, el Rector habló sobre las acciones impulsadas en el Plan de Desarrollo Institucional de la UAT, encaminadas a mejorar la calidad de la educación y a proporcionar las mejores herramientas para la educación de los alumnos que tiene la Universidad en todas las carreras de sus campus.

Hubo palabras de aliento y de solidaridad de Don Carlos Diez Gutiérrez Coleman, Luis Garza Flores y Arturo Garza Uribe, respecto ejercicio financiero ya que, en materia educativa, los recursos o alcanzan para todo, situación que implica un doble esfuerzo para atender la demanda de los jóvenes que quieren contar con una carrera profesional para mejorar la calidad de sus familias.

Además, estuvieron de acuerdo en que, hay avances en la ejecución de los programas que permiten a la Universidad estar a la vanguardia en la educación superior del país y desde luego, porque cuenta con una disciplina administrativa que destaca en ese mismo contexto, el nacional.

Los otros.

En esto de los órganos colegiados, de hace un tiempo han presentado deficiencias de personas, debido a una y miles de razones.

Por fortuna, se subsanan antes de que haya crisis en las chambas que les toca realizar de cara a la sociedad y en la que, no se reportan impactos negativos.

En el Consejo General Electoral del IETAM, institución que se encarga de organizar las elecciones, fue donde la falta la falta de personas estuvo a punto impedir el cumplimiento de acuerdos, sin embargo, por la alternativa inscrita en la Legislación, se declaró la sesión sin quórum y se invitó al día siguiente de nuevo, para llevarse a cabo con quienes estuvieran presentes.

En algún momento el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Tamaulipas, faltó un Magistrado y, cuando a dos se les vencería el plazo en el desempeño de sus funciones, el Senado de la República nombró casi sobre el tiempo a quienes habrían de sustituirlos.

En el Supremo Tribunal de Justicia de la entidad, las cosas andan igual, porque hasta ayer faltaban tres Magistrados y no de ayer o de antier, más bien de hace años.

Desde que el presidente del Poder Judicial dejó la Magistrado Horacio Ortiz Renán, dejó la Sala Primera de lo Civil y Familiar, está sin titular, lo mismo la Cuarta Sala que tenía a su cargo la ahora Diputada Federal del PRI, Mariana Rodríguez de Salinas y está sin presidente la Sala que atiende los asuntos de Adolescentes, porque se separó de ella, el Magistrado Pedro Lara Mendiola.

Para abonar un poco a la falta de Magistrados, el Congreso del Estado aprobó y tomó protesta al abogado de Reynosa, Alejandro Alberto Salinas Martínez, quien despachaba como Asesor del titular del Poder Ejecutivo desde hace meses y fue propuesto como Magistrado de Número, como se le llama al pasaporte de ingreso al Tribunal y que, a partir de su llegada al equipo de Ortiz Renán, se le designará una de las Salas que están sin titular.

El nuevo Magistrado es Abogado por la Universidad Autónoma de Nuevo León y tiene maestría en Derecho Penal, fue funcionario en el Ayuntamiento de Reynosa en el período en el que, el titular del Poder Ejecutivo fue alcalde.

Salió de la carrera en 1996 y de octubre de ese año a marzo del 2006 fue asesor y consultor Independiente, luego, de marzo de 2006 a agosto de 2007 fue cuando estuvo en el Ayuntamiento como Director de Responsabilidades y Normatividad de la Secretaría de la Función Pública y después de esa fecha hasta antes de ser propuesto como Magistrado para el Tribunal Superior de Justicia de la entidad, desempeñó su tarea como Asesor y Consultor Independiente, en el Despacho de Asesoría Legal de Reynosa.

En varios momentos estuvo comisionado por los dirigentes del Partido Acción Nacional, en los órganos electorales para cuidar los intereses de esa organización durante los comicios.

Los Diputados del PRI que fueron presidentes del Supremo Tribunal de Justicia de Tamaulipas, Alejandro Etienne Llano y Rafael González Benavides, no avalaron con su voto la designación del nuevo Magistrado, porque no le consideraron idóneo, pese a que una buena parte de los requisitos les sonaron positivos

Por su lado, el Diputado del PAN, Víctor Meraz Padrón dejó su cargo en el Congreso del Estado y será sustituido por su suplente Arturo Esparza Parra la próxima semana.

El Legislador se fue del equipo de trabajo del Diputado Glafiro Salinas Mendiola, porque engrosará las filas del equipo del Secretario de Bienestar Social, Gerardo Peña Flores, en calidad de subsecretario de Participación Ciudadana, en lugar de Enrique Salinas Garza, quien se fue con un cargo similar a la Secretaría del Trabajo y desempeñarse en la subsecretaria del Empleo y la productividad.

Hace poco otro Diputado se separó en definitiva de su curul, para irse de secretario de Desarrollo Económico, Carlos García González, aunque en su caso, dejó la Diputación para irse de candidato a la presidencia municipal de Matamoros, empresa en la que fracasó, porque los electores de allá, le rechazaron y dieron toda su confianza a quien fuera candidato del Partido de Regeneración Nacional, el actual alcalde, Mario Alberto López Hernández.

Deja un comentario