Campesinos rebeldes.

0
5158

Difí­cil pensar que los campesinos de la CNC en Tamaulipas se rebelaran. Y eso que ahora ya no están organizados para votar, al menos por el PRI, puesto que el voto verde hace años que abandono al priismo. Todo empezó con que Florentino Sáenz Cobos en agosto cumplió el periodo para el cual fue electo como lí­der “campesino” y nada, si, nada de que aparece la convocatoria para su relevo.

Las crónicas periodí­sticas dan cuenta como representantes de 28 comités campesinos llegaron al edificio de la Liga de Comunidades Agrarias; de como Irma Colunga Rivera de Burgos encabezo el cierre de cada una de las oficinas. “Sálganse o aquí­ se quedan” fue la alternativa y se salieron. Y todo, parece mentira, porque afirman que ya no quieren lideres “Nylon”, están en contra de las imposiciones.

ORGANIZADOS PARA VOTAR.

Oscar Brauer Herrera fue el Secretario de Agricultura (1974-1976) en el gobierno de Luis Echeverrí­a ílvarez. Y se hizo famoso porque en una gira por Yucatán, en Mérida, declaro a los reporteros que los campesinos no están organizados para producir, pero si para votar. El fundamento de su afirmación es que la CNC es una organización campesina creada en tiempos de Lázaro Cárdenas para apuntalar un gobierno popular, apoyar al Presidente de la Republica, se convirtió en uno de los pilares del PRI.

Los campesinos representaron, por muchos años, el voto verde para el PRI. La oposición fue avanzando en las zonas urbanas, pero en el campo, el partido en el poder se resarcí­a de votos. Más de una elección se ganó, al último minuto, por el voto de los campesinos. Estaban organizados para votar en retribución a los apoyos gubernamentales. Hoy, eso ya se revirtió, ahora el voto campesino es panista o morenista…pocos, muy pocos, son ya del PRI.

IMPOSICIí“N Y MANIPULACIí“N.

El pilar más fuerte del otrora poderoso PRI ha sido, o fue, el sector campesino. Nació organizado por el poder y el poder, en la práctica, lo destruyo. Nació supeditado al poder gubernamental y al PRI; por eso, tanto a nivel nacional, como estatal y municipal, quien ha alcanzado el status del poder, ha sido por el apoyo respectivo, sea del Presidente de la Republica, del Gobernador o del Presidente Municipal en turno. Al menos, eso en Tamaulipas, es lo que sucedió cuando gobernaba el PRI.

Sus lí­deres, entonces, han sido impuestos. Así­ llegaron Magdaleno Aguilar, Bernardo Turrubiates, Aureliano Caballero, Juan Báez Guerra, Francisco de la Fuente, Marciano Aguilar Mendoza. Y no se puede dudar, por ejemplo, que Lupita Flores, Librado Treviño, Omar Zamorano como Jesús Villanueva Perales, en su momento fueron lí­deres por la imposición del gobernador en turno. Respondí­an, pues, a intereses polí­ticos y no al de los campesinos.

REBELDIA CAMPESINA.

La elección de 2015 fue fatal para el PRI en Tamaulipas. En aquel momento Juan Báez Rodrí­guez, como lí­der campesino, no tuvo empacho en advertir, reconocer pues, que el voto verde le dio la espalda al PRI. ¿Por qué sucedió? La única explicación, vaya pues, que no necesita explicación, es que se cansaron de no recibir apoyos, de que sus lí­deres hacen negocios y negociaciones a sus expensas. Por eso, no se entiende lo que está sucediendo con el relevo de Florentino Sáenz Cobos.

Veamos, en el actual gobierno, que es panista, lo primero que hicieron fue ningunear a las organizaciones que respondí­an a interés del PRI. Así­, por ejemplo, Gonzalo Alemán al inicio del gobierno, en reuniones de corte agropecuario, ni siquiera les invitaba, las excluí­a pues. Sobrevivió Sáenz y término su periodo, ahora dicen que están cansados de imposiciones y de que se nombren lí­deres que ni siquiera conocen la tierra: ¿aun será negocio ser lí­der campesino?

En tanto, pues, se definen las cosas… no hay nadie, pues que imponga a alguien, están apuntados para ser relevo de Tino seis campesinos, dispuestos a sacrificarse por sus hermanos: Griselda Dávila Beas, de San Fernando; Raúl Garcí­a Vallejo, de González; Pedro Javier Muñoz, de Ocampo; Omar Martí­nez Marí­n, de Villagrán; Jorge Carmolinga, de Matamoros y Roberto Báez Huerta de Victoria.

PROTAGONISTAS.

RIGOBERTO GUEVARA VAZQUEZ en su condición de Secretario General de la Sección XXX magisterial en la entidad, hace notar que 150 lí­deres del SNTE se reunieron con el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, que les garantizo que no meterá las manos en las elecciones del sindicato. Que el voto será directo y secreto y, por otra parte, descarta que sea inminente el regreso de Elba Esther Gordillo al sindicato. Rigoberto y sus compañeros se aferran al poder. Pero hace dí­as, en un video, la otrora poderosa lí­der sindical prácticamente anuncio su regreso, que va a luchar… esta, obvio, enferma de poder y de revancha: su nombre es sinónimo de corrupción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here