¿Mansur y soto,  le mueven el tapete  a Xico?

La nota se ha leído 4928 veces

Desde los primeros días  del trienio municipal panista, en Victoria, corrieron fuertes rumores, en el sentido  de que, el doctor  Xico renunciaría  para ir  al sector salud, y que su lugar sería ocupado por su suplente, el acorazado empresario  de las cuatro nóminas, ( esto último lo dicen en las redes)  Miguel Mansur.

Más  recientemente, durante el ajetreo  de opiniones  relacionadas  con el tema de los parquímetros, la figura  de Miguel Mansur volvió a aparecer, como un inminente  relevo  del actual jefe político del diecisiete. Tantas coincidencias no pueden obedecer a  la casualidad. Y no lo son.

¿A que se deben? Bueno..pues  a pesar de que, tanto Xico como Mansur  dependen del mismo patrón, como es el gobernador Francisco García  Cabeza  de Vaca, lo cierto es que, estos dos personajes pertenecen a dos camarillas políticas  diferentes, y hasta cierto punto opuestas.

El hilo conductor  de toda  esta madeja de intereses,  se remonta  a los orígenes, cuando una buena parte del panismo victorense, buscaba  jugársela con Arturo Soto, y no  con el  ex director  del Hospital General.

Usted se preguntará, porqué  en lugar  de permitirle  al actual alcalde, sugerir  o colocar  en la gerencia  de  COMAPA, a uno  de los suyos, porque le  entregaron  esa caja chica  de los dineros  públicos, al grupo del chavo de los orígenes llerenses. Su cuñado, es quien maneja la COMAPA.

Actualmente, el empresario Mansur está haciendo equipo con Soto  y con los jefes  de jefes del cabecismo, pero  el cabildo se mantiene aislado. Para efectos de operación administrativa, (en COMAPA), la primera esquina del 17, está  congelada.

    Llegado el momento del estiaje en el 2019, al que le va a tocar  recibir  las protestas sociales  es al  ayuntamiento local. O  sea  que los del diecisiete, solo recibirán las duras, pero no las maduras.

 Se dice que, Mansur  se está  moviendo en las alturas  del cabecismo, para llegar  a la alcaldía victorense, todo ello respaldándose en la confianza que  le tienen los  de mero arriba.

En ese mismo barco donde  se mueve Mansur,  su asistente  de abordo,  es nada más y nada menos que  Mario  Arizpe   ex candidato  a  la alcaldía por el Partido Verde, y uno de los experimentados operadores, en los tiempos de las  glorias priístas.

Todo este equipo, está trabajando en torno a Soto,  y  ya hasta han formado agrupaciones  de apoyo social que se están moviendo en las colonias. Las hermanas del Subsecretario de Ingresos se han incorporado al proyecto. Y parece que ahí la llevan.

 El objetivo  más  inmediato, es el de ganar  la diputación local,  posteriormente  ocupar  la Presidencia del Congreso local, y de ahí  para el real…no me lo crea, pero  ya sueñan con la gubernatura.

Por cierto, no es chiste de mal gusto, pero  se sabe que Xico ha externado también sus planes de ser el próximo gobernador. Realmente  la vemos  muy difícil, pues  para empezar trae  un saldo de baches  tremendo en todas las calles  de  Victoria.

 Su antecesor  Almaraz, todavía contó con  instancias  de gestión  en la capital  de la república, pero  en los tiempos morenistas que se avecinan, a partir  del primero de diciembre, dudamos que  las posibilidades  de gestoría , lleguen a  ser tan amplias. 

 El médico  victorense Xico González,  es un buen profesionista  de la medicina. Y no dudamos que  tenga toda la intención de hacer un buen papel en el ayuntamiento. Más  allá de las banalidades del baile, creo que es un buen hombre, y se merece todo el respaldo político posible.

 Sin embargo, pareciera  que  lo están aislando. Hay grupos internos del panismo que  no terminan de digerirlo. Al menos, el grupo más  visible  de sus adversarios, parapetado en la COMAPA,  se prepara para dar el gran salto transexenal del poder. 

Saben que el gobernador, probablemente tendrá que echar mano de nuevas opciones sucesorias. De ahí que los tiburones ya olfatearon las posibilidades  de buscar  la candidatura a gobernador.

En esa ruta de los panistas que buscan el poder, el doctor Xico, siente que le están moviendo el tapete.

Deja un comentario