Renovar lo que queda o morir…

La nota se ha leído 5081 veces

La intención de la dirigente del Partido Revolucionario Institucional, Yahleel Abdala Carmona, en la renovación de los Comités Municipales del PRI, de entrada es buena,  sobre todo cuando dice que será sin dedazo y sí a través de consensos, pero hasta no ver no creer, ahora le digo porque.

Si la intención de doña Yahleel, es aplicar la democracia en la elección de los nuevos comités municipales, aplicar la transparencia, escuchar a la bases y celebrar elecciones que permitan una llegada limpia, de sus líderes, todo está bien, porque la sociedad es lo que ha pedido a gritos, que la escuchen, que la tomen en cuenta, no se diga la militancia.

Pero si los consensos que la actual dirigente son como los de siempre, una verdadera simulación, estaría en serios problemas, sobre todo si nos basamos en que en la mayor parte de su Comité Estatal, llego por dedazo y traen padrino para poder llegar o quedarse, son los mismos de siempre y si fuera poco, ella llego por la misma vía.

Ojalá que doña Paloma Guillen Vicente o Carlos Romero de Champs y hasta Esdras Romero, no metan la mano en la selección de los que serán los nuevos dirigentes de los Comités Municipales, porque ahora si se acabaría lo poco que le queda al poderoso tricolor que casi se acaban los mismos de siempre.

Aunque doña Yahleel, trae muy buenas intenciones, es de trabajo y sabe de política, es conciliadora y hasta cierto punto tolerante, es política pues, hay que decirle que tenga cuidado, que escuche a los gurús de siempre, a los sabios, a los expertos y sabe lo todo que nunca faltan, pero que tome sus propias decisiones y que no se crea del “canto de las sirenas”, porque corre el riesgo de sufrir otro descalabro como el que les han propinado en dos ocasiones en la más recientes elecciones, locales y federales.

Hay que concederle el beneficio de la duda cuando doña Yahleel, dice que será por consensos, como se elegirá a por lo menos 30 presidentes de Comités Municipales, y refiere en algunos casos hay hasta cinco aspirantes lo cual es bueno, porque abre el abanico a la elección de candidatos y la acción democrática que insistimos, ojalá que ahora si se dé y no sea como su llegada al tricolor que fue vía designación directa.

Debo admitirlo, porque no, de los peores que aspiraban, doña Yahleel, es la mejorcita aunque hay que recordarle que fue la única que repelaba de los colores de ese partido y la que poco o nada adoptó de las estrategias de imagen marcada en la reciente campaña por aquello del repudio que le tenía la sociedad al PRI y por lo que ella utilizó el color morado en su vestimenta, en sus mamparas y espectaculares.

La militancia priista desea ser escuchada, necesita y pide ser tomada en cuenta, los grupos en cada uno de los municipios de Tamaulipas piden una auténtica democracia en ese instituto político, que sean verdaderamente representantes populares o las mayorías las que reinen en este tipo de encargos, ojalá que se haga porque en esta si el PRI está emplazado a renovar o morir.

y para concluir alguien debería sugerirle a doña Yahleel, que no retome como bandera el tema de la eliminación de la tenencia, sino más bien que busquen nuevas “estrategias” para convencer a los electores, porque recordemos que en los tiempos del PRI fueron precisamente los legisladores tricolores los que se negaban a esta aprobación cada que se realizaba el análisis del presupuesto de ingresos del estado o la también llamada miscelánea fiscal que por cierto, la solicitud de eliminación se hacía por parte de ese entonces Diputado Francisco Elizondo Salazar, ahora líder estatal del PAN, que por cierto ahora también curiosamente se niega a cancelar este impuesto aun teniendo mayoría y poder hacerlo en el Congreso local.

Dijo el Buen Carlos Morris, sean serios, agarren otra bandera y presenten verdaderas propuestas  es cierto que la elección que viene será una elección atípica como lo señala la dirigente del PRI y decimos dirigentes porque así es, le falta mucho para ser líder, porque hay resentidos y aun no dan su brazo a torcer,  ni ceden a su dirigencia, pero eso es otra cosa.

Lo cierto es que por ser una elección atípica, deberá concientizarse a los electores para que sepan para que sirve un diputado, que es lo que hace y que le puede ofrecer verdadera y realmente a los electores, de los contrario corren el riesgo al igual que la primera fuerzas política en Tamaulipas, en los últimos años de sufrir el revés de la población y que salga ganando el populismo de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México y  dueño de MORENA.

Deja un comentario