Parquí­metros, buen negocio

0
5165

Ahora que el alcalde de Victoria, Xicoténcatl González Uresti se dio cuenta de que la empresa Victoria Meters aportó más de lo que anteriormente entregaba a las arcas municipales, deberí­a de cancelar el contrato y pagar los 5 millones de pesos por concepto de pena convencional a fin de quedarse con el lucrativo negocio para obtener más ingresos propios.

El secretario del ayuntamiento, José Luis Liceaga de León, ya habí­a mencionada la posibilidad de quedarse con el negocio de los parquí­metros, puesto que se obtienen buenos ingresos a través de la recaudación de los poco más de 625 aparatos que hay en la zona centro de la capital tamaulipeca.

La cancelación del contrato se darí­a en buenos términos con la empresa Victoria Meters, como se pudo constatar ahora que accedieron a inutilizar los parquí­metros instalados en la calle Hidalgo, que en el corto plazo se convertirá en una zona peatonal, reiteró ayer el alcalde González Uresti.

Por su parte, el dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Victoria, Juan Carlos González Alaní­s, espera que ya se tenga un plan bien definido para convertir la calle Hidalgo en peatonal, debido a que se requiere invertir bien los pocos recursos que le asignen a la administración municipal en el 2019.

A diferencia del pasado reciente, el alcalde González Uresti no tiene los contactos necesarios que su antecesor que logró una inversión extraordinaria 464 millones de pesos en obras municipales, incluso ni siquiera podrá contar con más recursos públicos porque se cancelaron las partidas gestionadas por los diputados federales para ser invertidas en sus propios distritos electorales.

De ahí­, la importancia de cancelar el contrato con la empresa Victoria Meters para que los ingresos de los parquí­metros se queden completamente en las arcas municipales, ya que necesitará de más ingresos propios para financiar los programas y obras que demanda la población.

 En otro tema, todo se encuentra listo para que hoy el medio dí­a el presidente del Tribunal Electoral de Tamaulipas (Trieltam), René Osiris Sánchez Rivas, rinda su informe de actividades durante la pasada elección en nuestra entidad, luego de que se lograron resolver todas las impugnaciones presentadas por dirigentes de los partidos polí­ticos.

A diferencia de otras entidades, aquí­ se presentaron pocos casos que llegaron a las manos de los integrantes del Trieltam, incluso la mayorí­a de sus decisiones fueron respetadas sin recurrir a otras instancias, como en otras ocasiones que las deferencias se resolvieron en el Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), con sede en Monterrey.

 Y hablando del Trieltam, no debemos olvidar que tanto del magistrado presidente Sánchez Rivas, como la magistrada Emilia Vela González, concluyen sus gestiones en los próximos dí­as, por lo que la sesión de hoy podrí­a ser la última vez en que estarán en la sede de este organismo.

Se espera que la Comisión de Justicia del Senado, que preside Héctor David Flores ívalos, enví­e pronto la terna de los aspirantes a las vacantes que dejarán los magistrados Sánchez Rivas y Vela González.

La convocatoria respectiva indica que el Senado debe de dar a principios de noviembre los nombres de los nuevos integrantes del Trieltam, por lo que será cuestión de algunos dí­as más para que el Pleno de la cámara alta del Congreso de la Unión tomé la determinación.

Por otra parte, pero sin dejar el tema del Poder Judicial, también hay una creciente efervescencia en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), debido a que el Presidente Enrique Peña Nieto debe de enviar antes del próximo 15 de noviembre una terna al Senado para elegir a la o al sucesor del magistrado José Ramón Cossí­o Dí­az, cuya gestión concluye el 30 de noviembre.

Como la decisión se toma en plena transición, se sabe que el Presidente Peña Nieto consultó con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador la integración de la terna que enviará en los próximos dí­as al Senado.

Hay varios que podrí­an llegar a la SCJN, sin embargo se habla con insistencia de cuatro mujeres, es decir la magistrada Paula Marí­a Garcí­a Villegas Sánchez Cordero, hija de la senadora y exministra Sánchez Cordero, además de Yazmí­n Esquivel Mossa, presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de México, cercana a Marcelo Ebrard Casaubón, próximo canciller y esposa del empresario José Marí­a Riobóo

También se encuentra Leticia Bonifaz Alfonzo, directora general de Derechos Humanos de la Corte, gente cercana al actual ministro presidente, Luis Marí­a Aguilar Morales y Rosa Elena González Tirado, integrante del Consejo de la Judicatura Federal.

Y surge la pregunta: ¿Cuál de ellas llegará?, ya que de las cuatro, tres tienen muy buenos padrinos.

Correo electrónico: [email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here