Apoyo unánime a Ramos

La nota se ha leído 547 veces

Vaya polémica que ha generado la destitución Francisco Ramos Aguirre como cronista de Victoria, sobre todo desde que el ayuntamiento que preside Xicoténcatl González Uresti, publicó una convocatoria pública para encontrar al sucesor del destacado escritor e historiador nacido en Saltillo, Coahuila, pero radicado en la capital tamaulipeca desde hace muchos años.

El fundador del Museo de Música Popular en Ciudad Victoria ha recibido el apoyo unánime de destacados historiadores tamaulipecos, como es el caso de Libertad García Cabriales, Octavio Herrera Pérez, Pedro Alonso Pérez, entre otros, quienes no sólo destacan su labor como cronista por poco más de un año, sino también su producción literaria a través de la publicación de varios libros, como aquel titulado: “Para hablar de Tamaulipas, hay que cantar sus corridos”.

 No hay duda que dejará un hueco difícil de llenar ante el trabajo de investigación y difusión de la historia y la cultura que ha hecho Ramos Aguirre en poco más de un año que está en el cargo de cronista, sobre todo después de la desaparición del Archivo Histórico que se registró durante la gestión de su antecesor Adolfo García Paz.

Aunque la convocatoria abre la oportunidad para un amplio número de profesionistas, resulta que la oficina de cronista careció del apoyo franco y decidido de la pasada administración municipal, por lo que se espera que González Uresti se comprometa a destinar mayores recursos necesarios para cumplir en forma cabal la labor de registrar el acontecer cotidiano de Victoria.

El sucesor de Ramos Aguirre prácticamente empezará sin nada porque la oficina de cronista ni siquiera se tiene una cámara fotográfica, ni mucho menos un buen equipo de cómputo para digitalizar fotos antiguas que hablan del acontecer histórico de la capital tamaulipeca.

En otro tema, todavía no se sabe bien a bien cómo se distribuirá el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del 2019 y ya surgieron varias propuestas de parte de legisladores del PT que han generado preocupación entre analistas y especialistas financieros, como es el caso del diputado Benjamín Robles Montoya presentó una iniciativa de reforma para modificar el marco jurídico del Banco de México (Banxico), a fin de que las reservas internacionales sean usadas para cumplir con todos y cada uno de los compromisos de campaña del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Robles Montoya argumentó que las reservas internacionales por primera vez en la historia crecieron al pasar de 15 mil 741 millones de dólares en 1995 a 173 mil millones de dólares en octubre del 2018, por lo que se deben utilizar para disminuir la desigualdad social que hay en nuestro país.

De inmediato, el próximo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa Macías, rechazó en forma tajante la propuesta del legislador petista y señaló que el gobierno de López Obrador de ninguna manera utilizará las reservas internacionales para cumplir con sus promesas de campaña.

Asimismo, el economista Jonathan Heath, nominado por el presidente electo para ser Vicegobernador del Banxico, expreso que “las reservas internacionales no son recursos públicos, sino el respaldo de los billetes y monedas que circulan. Su uso indebido podría no solamente provocar inflación, sino desestabilizar todo el sistema de pagos del país”.

Ayer mismo, surgió otra inquietud en el sector financiero del país, luego de que López Obrador instruyera a los legisladores de Morena, PES y PT, con quienes se reunió en el Hotel Hilton Alameda de la Ciudad de México el pasado lunes, que redactarán en la constitución un párrafo que indique que “los aumentos salariales nunca serán inferiores a la inflación”.

La instrucción del presidente electo puede ser plausible porque representa el sentir de la clase trabajadora, sin embargo nunca más se debe dar un aumento salarial por decreto porque a la larga resulta negativo, como sucedió durante la administración del expresidente Luis Echeverría Álvarez.

No debemos olvidar que la decisión populista de Echeverría Álvarez fue la principal causa del debacle de la economía mexicana, puesto que los incrementos salariales de deben de dar conforme a la productividad.

Las negociaciones del PEF de 2019 siguen en la Cámara de Diputados, mientras tanto el virtual Subsecretario de Egresos, Gerardo Esquivel Hernández, reiteró que el primer aumento salarial del 14% entrará en vigor el 1° de enero, por lo que el salario mínimo pasará de 88 a 101 pesos por día.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here