El día que Checo entregó a Almaraz

La nota se ha leído 5201 veces

Se  vivía  el cuarto para las doce  del registro  de planillas municipales, de cara a la elección 2018 en ciudad  Victoria. Esa mañana, a Sergio el Checo Guajardo  amaneció  con diarrea  del coraje que le dio, cuando se enteró que su hermana Maricela  Guajardo no había sido sembrada como primera regidora, sino en tercer lugar.

El encabronamiento  le ganó  al patriarca  de las rodilleras  tricolores, y se armó  la gresca.

Un airado telefonazo  llegó hasta  el candidato Oscar  Almaraz. El checo le reclamaba del porqué su entrañable sister iba en  el tercer carril, y no en el de honor. Y es que, en el primero figuraba la joven Laura  García, hija del priista  Cesar  García. Se dice que, el Checo se echó pico con ambos personajes, pero que al final, accedió a dar su  firma, para  el registro de la planilla.

Lo cierto es que  ni Cesar  ni Oscar  (que habían estado trabajando en equipo, en hermandad, hombro con hombro, y que  realmente habían sudado la camiseta como los buenos), se imaginaban de la traición chequista que se avecinaba en su propio partido.

El  Checo sí  sabía lo que iba a suceder ese día  de la elección. Sabía que  desde el power azul frenarían a   Almaraz, y que, el alcalde  no se reelegiría. De ahí su enojo, pero ante  todo tu temor, de que, al ir  en tercer lugar  como regidora, su hermanita Maricela, no alcanzará  a entrar  en la planilla, que ya desde antes de las urnas, estaba destinada  para el doctor  Xico.

O sea, con mucho tiempo de anticipación a los comicios, el Checo, estaba jugando en perfecta alineación con los designios  azules. Lo demás  es historia contada, pues  ya todos sabemos  cual fue el desenlace.

Lamentablemente, con la actual  Presidencia  estatal del PRI en manos  de  Yalheel  Abdala, las cosas  no parecen pintar  de un mejor color.

Ahora sabemos que  en la era Yalheel no  se ha dado  ningún tipo de autocrítica. Y que todo lo contrario, sus antecesores  salieron por la puerta grande  de los  aplausos  y los reconocimientos.

Aplausos y reconocimientos que carecen de sustento. Porque  ahora trasciende que las grandes derrotas  del PRI en las principales ciudades  de Tamaulipas, contaron con el aval y la complacencia  de Lord Guajardo.

—¿QUIEN GANARÁ EL 2019?  ¿PRIAN O PRIMOR?—-

  Es obvio que ni el PAN ni MORENA, van a poder ganar por si solos,  la elección local del 2019, que ya está a la vuelta  de la esquina en Tamaulipas. Es un secreto a voces que, tanto  el obradorismo, como el  cabecismo  están convertidos  en dos agencias  de colocaciones.En ambos establos del poder,  la naturaleza  humana,  sigue siendo víctima, de las mismas tentaciones.

    Así ha sido siempre, y no tiene porque ser diferente: decía Maquiavelo que a los  hombres  se les convence por dos vías: a través  de la ambición o del miedo. Y  esto es justo lo que  viene sucediendo, cuando vemos que muchos de los ilustres priistas, de pronto se les ve ya muy cercanos al power azul de palacio, o que otros tricolores, están a la espera de que  MORENA les haga  efectiva una chamba administrativa, o una diputación local.

   En el caso del segundo factor: el miedo,  se dice por ahí  que  varios diputados priistas  en el Congreso local, más que  por el dinero que les puedan dar en el gobierno panista, se encuentran sometidos  por la vía del temor, ante las advertencias, de que si  se rebelan, les sacan sus expedientes  de corrupción. Y es así como  han decidido portarse bien, pues “calladitos se ven más mansitos”.

—VISTOSO FESTIVAL  DEL DÍA DE MUERTOS, EN EL CANAL DE LA CORTADURA DE TAMPICO—

Un buen punto se acaba de anotar  el alcalde  tampiqueño, Jesús  Nader, en la realización  de la “Procesión Náutica”, entre  Vivos y Muertos, organizada por el ayuntamiento porteño, a lo largo  del Paseo de la Cortadura. Hubo una  pequeña regata de lanchas alegóricas, que fue presenciada por miles  de familias. Se trató  de un evento que hizo gala de creatividad  e  innovación,mostrando un inframundo lacustre presentándole a la gente, un espectáculo diferente en su forma. Pero sin perder la esencia de su mensaje, orientado a la preservación  de nuestras tradiciones. Y culturalmente hablando, el festejo sobre el agua tuvo sustento, pues en  la mitología  griega, Caronte, era el barquero  encargado  de guiar  las sombras  errantes  de los difuntos  recientes, de un lado a otro del río.

Bien por Chucho, que ahí la lleva. Ayer lunes, encabezó honores  a la bandera, en la escuela primaria, “Alvaro Galvez y Fuentes”. Lo acompañó su esposa Aída Feres de Nader

Deja un comentario