En derecho, quieren todo derecho

La nota se ha leído 2419 veces

El proceso de elección del nuevo director de la Facultad de Derecho de la UAT, Campus Victoria, todavía no se realiza y ya se ha visto ensombrecido por una serie de rumores acerca de impedir la participación de uno de los contendientes, es decir el maestro Fernando Quintanilla de la Fuente, cuya versión ha generado malestar entre catedráticos y alumnos que exigen respeto a la decisión de elegir en forma democrática y legal al sucesor del doctor Enrique Alfaro Dávila.

La elección se dará entre Quintanilla de la Fuente y Armado Villanueva Mendoza, quienes mañana 6 de noviembre deberán registrarse, según la convocatoria respectiva, que indica también que el Colegio Electoral dictaminará si los dos cumplen con todos los requisitos para que ser elegibles y luego esperar el apoyo de catedráticos y alumnos que emitirán sus votos el jueves 8 de noviembre.

A nadie le conviene que el proceso de elección del nuevo director de la Facultad de Derecho sea calificado como una descarada imposición, como señalan los rumores de las redes sociales.

Tampoco sería conveniente para el exmagistrado Villanueva Mendoza ser candidato único porque perdería credibilidad y sobre todo autoridad moral en la conducción de la Facultad de Derecho en caso de ganar la elección a través de los votos que emitan sus compañeros catedráticos y alumnos.

No debemos olvidar que en el pasado reciente también hubo denuncias similares, luego de que el abogado Rafael Torres Hinojosa no pudo participar en el proceso electoral para elegir al sucesor de Carlos Hinojosa Cantú.

De ahí la importancia de demostrar que el nuevo director de la Facultad de Derecho saldrá de un proceso electoral ejemplar, en donde se respete la voluntad de la mayoría de catedráticos y alumnos que elegirán a través de sus votos entre el maestro Quintanilla de la Fuente o el exmagistrado Villanueva Mendoza.

Y hablando de procesos electorales, resulta que nadie quedó conforme con los resultados de las recientes elecciones en las secciones del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) en Tamaulipas.

Se registraron muchas denuncias, que van desde compra de votos hasta actos de intimidación para que los trabajadores no pudieran elegir a los candidatos que buscaban acabar con el cacicazgo de Carlos Romero Deschamps.

De esta manera, en la Sección Uno siguió como dirigente Esdras Romero Vega, en tanto que en la Sección Tres ganó Julio César Hernández Hernández, delfín del cacique sindical Juan Silva Villanueva.

De igual forma, en la Sección Treinta y tres logró la reelección la dirigente Ana María Herrera Guevara, quien lleva más de dos décadas al frente de la organización sindical, mientras que en la elección de la Sección Treinta y seis se impuso Gustavo Young Medina, gallo del cacique sindical Moisés Balderas Castillo.

Lógicamente que la imposición de los esbirros de Romero Deschamps de inmediato generaron una serie de movimientos de protesta de los trabajadores petroleros en todo el país, como es el caso de María de Lourdes Díaz Cruz, mejor conocida como “Lula”, que busca la dirigencia del STPRM.

Ella encabezó a un grupo de seguidores que pertenecen al Movimiento Nacional de Transformación Petrolera (MNTP) durante una marcha de protesta que se llevó a cabo el pasado fin de semana por el centro de Tampico y luego un mitin en la Plaza de la Libertad, en donde anunció que convocarán a nuevas elecciones el 10 de enero del 2019, fecha en que se cumplen 30 años de la detención de Joaquín Hernández Galicia, mejor conocido como “La Quina”.

Lula también dijo que se acerca el fin del cacicazgo de Romero Deschamps, pero a diferencia del 10 de enero de 1989, en que un grupo de soldados  irrumpieron en forma violenta la casa del dirigente del sindicato petrolero por órdenes del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, el cambio se hará con el poder de los votos de los trabajadores.

Díaz Cruz no es la única que encabeza un movimiento en contra del cacicazgo de Romero Deschamps, ya que hay otras organizaciones disidentes, entre las que se encuentra Petroleros de Reforma Ideológica, A.C., que encabeza José Rubén Rosaldo Cordero.

Los disidentes confían en que la virtual Secretaria de Trabajo en la administración de Andrés Manuel López Obrador, Luisa María Alcalde Luján, les de las garantías necesarias para realizar una elección libre y democrática el 10 de enero del 2019 para acabar con el cacicazgo de Romero Deschamps.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja un comentario