Priistas vividores y corruptos

0
5745

Queda clarí­simo que el presidente electo de México ANDRí‰S MANUEL Lí“PEZ OBRADOR, nada le importó la opinión ni recomendaciones de decenas de empresas calificadas y de expertos en la materia de aeronáutica y edificación, respecto a la construcción del nuevo aeropuerto internacional de México, pese a todo, llevó a cabo la llamada “consulta” nacional donde de acuerdo a los resultados obtenidos, serí­a el “pueblo” mexicano quien decidirí­a si se continúa con la obra de Texcoco que tiene un gran avance o se optarí­a por hacerlo en Santa Lucí­a.

Indudablemente que la manipulación de AMLO en torno a que se realice en este último escenario, no dejó lugar a dudas, fueron innumerables las muestras que evidenciaron su preferencia por construirlo en Sana Lucí­a, no obstante que no existe la contundencia técnica de acuerdo a peritos expertos en la materia, para que ahí­ se edifique.

Lo más triste del asunto, es quien encabeza dicha “consulta”, es el mismo que repudiaba este tipo de ejercicios donde si algo prevalece, es el abuso de autoridad y la
antidemocracia, la que tanto criticó desde la comodidad de no ser parte del sistema polí­tico y sí­ un “agudo” crí­tico del sistema, hoy, que es el pilar fundamental en la toma de decisiones, simple y sencillamente demuestra que es exactamente igual o peor que sus odiados rivales polí­ticos del PRI y el PAN.

Más grave aún, es que teniendo en sus manos elementos contundentes que confirman lo que desde un principio se aseguró, que la “consulta” estaba mal diseñada y que carecí­a de los mí­nimos requerimientos técnicos y de transparencia para llevarla a cabo, no haga lo correcto, es decir, aceptar que su “consulta” fue un rotundo fracaso o mero capricho.

En ese sentido, igual se confirma lo que se ha dicho hasta al cansancio incluso, por sus más cercanos amigos y colaboradores, que ANDRí‰S MANUEL no acepta crí­ticas,
menos reconoce sus errores.

En fin, como comentamos desde este espacio en anteriores participaciones, más parece un capricho polí­tico de AMLO, que realmente buscar un beneficio para el 30% de los mexicanos y mexicanas que utilizan los aviones, porque el 70% restante, de una u otra manera nada sabe de vuelos, menos de aviones.

En otro punto, de nada vale que el PRI en Tamaulipas cambie de estafeta o renueve sus cuadros, si se continúa permitiendo que dentro de lo que queda aún de dicho organismo polí­tico, sigan opinando individuos que solo han abusado de poder y que se hayan enriquecido brutalmente, aprovechándose de las siglas del partido.

Es de suma importancia que la nueva dirigencia encabezada por YAHLEEL ABDALA CARMONA, se sacuda de una buena a vez a “priistas” vividores y corruptos que pretenden seguir mangoneando desde fuera, lo que ocurre dentro de la estructura tricolor.

Sujetos como LUIS ENRIQUE RODRíGUEZ SíNCHEZ, “el pipo”, de quien existen decenas de evidencias que ha malversado dinero del partido a manos llenas y, que si por algo se le conoce, por ser todo un experto en manipular a “experimentados” priistas, como serí­a el caso de ENRIQUE CíRDENAS DEL AVELLANO, por ejemplo. Por cierto, “el pipo” fue uno de los más enfadados por el “dedazo” impuesto desde el CEN a favor de YAHLEEL, igual hicieron berrinche el mentirosillo de HUMBERTO VALDEZ RICHAUD “el bético” y ELISEO CASTILLO TEJEDA, como si no supieran que si algo ha caracterizado al PRI, es precisamente el “dedazo” del que ahora se asustan, o ¿acaso cuando hubo
gobernadores priistas se oponí­an o enojaban como ahora lo hacen? simplemente agachaban la cabeza y aceptaban de rodillas las instrucciones, ¿o no?.

En torno a ELISEO se sabe que la muina que trae en contra la nueva dirigente del PRI, data desde el tiempo cuando fue delegado del PRI en Nuevo Laredo y que, en lugar de apoyar al priismo, como se supone debiera de ser, se fue a echar a los brazos del alcalde de aquella ciudad, ENRIQUE RIVAS CUí‰LLAR, quien presuntamente, mes por mes, lo atendió maravillo$amente bien y de ello, hay constancia.

En fin, el PRI con YAHLEEL al frente, tiene la oportunidad de enviar señales contundentes de que realmente buscan trabajar y, por ende, aparecer polí­ticamente en Tamaulipas, donde como bien se sabe, casi ni existe.

En ese sentido, trasciende que en la toma de posesión la presidenta del PRI en el paí­s, CLAUDIA RUIZ MASSIEU, acordó con la nativa de Nuevo Laredo, realizar un profundo cambio y, eso si se quiere hacer, debe de hacerse desde la misma selección de sus colaboradores.

[email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here