México requiere un mayor dinamismo en su actividad económica para lograr mejores niveles de bienestar social.

La nota se ha leído 4947 veces

“Perspectivas económicas 2019”

Ing. Eduardo Ramírez Leal

La inversión en infraestructura es un elemento detonador de la economía y el empleo, que generan desarrollo social y crecimiento económico.

Elevar los niveles de inversión tanto pública, como privada serán determinantes en este propósito. El equipo de transición ha establecido el objetivo de incrementar la inversión pública de 2.5 a 5% del PIB y que por cada peso de inversión pública se inviertan 20 pesos de parte del sector privado.

Nuestro país tiene el potencial para lograrlo, debe ser progresivo pero bien planeado y estructurado para elevar los niveles de competitividad y que a nivel internacional sea una opción atractiva para las empresas y los inversionistas. Actualmente ocupamos el lugar 62 de 137 países en competitividad en infraestructura, en una década hemos mejorado sólo dos posiciones, cuando países como Ecuador han logrado escalar 22 posiciones.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción ha trabajado en cinco temas fundamentales para elevar el nivel de inversión en infraestructura y que ésta sea más eficiente y efectiva; eficiente para hacer más con menos y efectiva para que la infraestructura creada cumpla con indicadores de desempeño inicialmente establecidos.

  1. INSTITUTO DE PLANEACIÓN DE INFRAESTRUCTURA AUTÓNOMO Y DE LARGO PLAZO

La CMIC propone la creación de un Instituto de Planeación de Infraestructura Autónomo y de Largo Plazo, con la participación de gobierno, empresarios, académicos y sociedad, que dicte el futuro del país en materia de infraestructura por los próximos 3 ó 4 sexenios, que identifique los proyectos de corto plazo, prioritarios y estratégicos que respondan eficazmente a las necesidades de la sociedad, que distinga las fuentes de financiamiento para garantizar la continuidad, la programación adecuada para el cumplimiento en términos de calidad, tiempo y costo, así como el proceso de evaluación de la obra en funcionamiento a través de indicadores de desempeño inicialmente contemplados.

  1. EMPRESAS SOCIALMENTE RESPONSABLES; ACCIONES DE COMBATE A LA CORRUPCIÓN

Identificar y promover las mejores prácticas empresariales en concordancia con mejores prácticas de la administración pública para combatir la corrupción, utilizando las oportunidades de mejora regulatoria, en particular las reformas y adiciones a la Ley de Obras públicas y Servicios relacionados con las Mismas.

  1. DESARROLLO DE EMPRESAS MEXICANAS Y CON ATENCIÓN ESPECIAL A LAS MIPYMES

Fortalecer el mercado interno a través de sus empresas es un elemento esencial para generar un círculo virtuoso de desarrollo y crecimiento. Con especial énfasis en las MIPYMES que son la base de la estructura empresarial y generadoras de empleo.

  1. VALIDACIÓN DE EMPRESAS DE LA CONSTRUCCIÓN (CERTIFICACIÓN)

Necesitamos mecanismos de simplificación, transparencia, reducción de costos y aseguramiento de calidad en las obras, para ello se propone un esquema de certificación de empresas previo a su participación en concursos de obra pública, de esta forma se podrá anticipar qué empresas son aptas para cada magnitud de proyecto, en términos técnicos, económicos, legales y administrativos, lo que permitirá contar con mejores condiciones de competencia.

  1. ESQUEMAS DE FINANCIAMIENTO PARA INFRAESTRUCTURA

La participación del sector privado en la construcción de infraestructura es indispensable ante la escases de recursos públicos, además, considerando las mejores condiciones en la distribución de riesgo y capacidades, esquemas como las APPs son una alternativa viable, hay que analizar y mejorar las prácticas en este tipo de instrumentos que ya están reglamentados, dado que representa un elemento clave para potencializar la inversión en infraestructura.

Como tamaulipeco y representante de los industriales de la construcción en México, sé que en nuestro bello Estado tenemos las herramientas necesarias para construir la infraestructura que nuestra sociedad demanda, aprovechando los recursos que se tienen y la vocación productiva de nuestra gente para crear polos de desarrollo de impacto a la sociedad, el empleo, la productividad y competitividad Estado-Región, por esto, es necesaria la coordinación y la colaboración de los diferentes actores a nivel municipal, estatal y federal para garantizar la convergencia y viabilidad de proyectos estratégicos estatales y regionales.

Deja un comentario