Retos de Claudia y de Yahleel

La nota se ha leído 5216 veces

Ambas tienen historias paralelas, luego de que las dos fueron designadas para concluir los periodos de dirigentes del tricolor que están fuera del quehacer partidista, incluso son consideradas como imposiciones de sus padrinos políticos, pero las dos tienen retos similares porque deben convencer a propios y extraños que lograrán recuperar primero el sentido de identidad de los militantes que no se han ido y sobre todo volver a tener la confianza de los votantes para recuperar los espacios perdidos en las elecciones del pasado 1° de julio.

Si, tanto Claudia Ruiz Massieu Salinas como Yahleel Abdala Carmona son mujeres preparadas y capaces para ser las dirigentes del tricolor a nivel nacional y en el ámbito estatal, respectivamente, sin embargo sus retos no son fáciles porque tienen en contra a varios grupos de priístas que consideran que fueron impuestas luego de que no surgieron de una elección interna.

La sobrina del ex-presidente Carlos Salinas de Gortari ha sido duramente criticada por militantes que ambicionan obtener el poder político del PRI, como es el caso del ex-gobernador oaxaqueño Ulises Ruiz Ortiz, quien exige la realización de una elección interna para elegir a sus dirigentes.

 La hija de José Manuel Abdala de la Fuente (QEPD) también ha recibido duras críticas porque su carrera política surgió apenas en la pasada administración estatal, sin embargo creció dentro de las filas del tricolor al lado de su papá.

Las dos enfrentan una época muy difícil porque luego del debacle político del pasado 1° de julio se redujo drásticamente el presupuesto del partido, incluso han tenido que prescindir del apoyo de numerosos colaboradores porque no hay dinero para pagar sus salarios.

Y aun así, con todo en contra, no hay duda de que ambas son mujeres que han logrado superar obstáculos en sus carreras políticas, pero requieren “tejer fino” para recobrar el orgullo priísta de quienes no se han ido, de consensar no sólo la designación de los nuevos dirigentes de las organizaciones, sino también de quienes serán los candidatos a las 22 diputaciones locales que estarán en juego en la elección del próximo 2 de junio de 2019.

Luego de recobrar y fortalecer las estructuras del tricolor se enfrentarán a la enorme tarea de volver a tener la confianza ciudadanía, cuyo reto no será nada fácil porque el próximo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador tratará de conservar el enorme apoyo popular que obtuvo el  pasado 1° de julio.

Por cierto, resultó todo un fiasco la consulta ciudadana que convocó López Obrador para ver si se cancela o no la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), puesto que como se esperaba no hubo ningún control de quienes acudieron a las mesas de votación instaladas en las plazas públicas, como lo reconoció el vocero del próximo gobierno federal Jesús Ramírez Cuevas.

El colaborador del presidente electo aceptó que hubo fallas y problemas técnicos en el primer día de la consulta, pero descartó que se cancele a pesar de que la muestra no será legal ni mucho menos transparente porque hubo personas que votaron hasta cuatro veces.

Tampoco atrajo el interés de la ciudadanía como se esperaba, debido a que muy pocas personas acudieron a las mesas de votación, incluso ayer por la tarde muchas de ellas se vieron totalmente desiertas.

Ni siquiera el llamado que hizo López Obrador luego de depositar su voto en Tlalpan, logró que la gente participara en la consulta ciudadana, sobre todo porque existen enormes sospechas acerca del verdadero interés que tiene por cancelar la construcción del NAICM.

Y hablando de consultas, no se descarta la posibilidad de que el político tabasqueño convoque otra en torno al horario de verano que concluye el próximo sábado, luego del esperado fracaso de la que se lleva a cabo acerca de construir un nuevo aeropuerto en Santa Lucía o en Texcoco.

Cabe recordar, que López Obrador como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México en el 2001, convocó a una consulta telefónica para ver si se aceptaba el horario de verano o no, como ahora lo hace con la construcción del NAICM.

En aquella ocasión el resultado le fue favorable, ya que el 75% de las personas que participaron se opuso al horario de verano, como pretende que sea con la consulta ciudadana que se lleva a cabo en estos momentos.

No hay que olvidar que “el pueblo no se equivoca”, por lo que seguramente si organiza una consulta acerca de la permanencia o no del horario de verano, la ciudadanía votará que se cancele en forma inmediata.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja un comentario