El robo o saqueo de medicamentos en hospitales de tamaulipas no es nuevo, las denuncias anónimas en redes sociales están a orden del día,  sin embargo autoridades del misma Delegación del ISSSTE siguen solapando este delito, afectando a miles de derechohabientes.

  • Personal del ISSSTE  es señalado por derechohabientes que presuntamente sustraen y venden medicamento de esa institución.
  • Denuncian  los mismos derechohabientes que médicos están confabulados en el robo de medicamento.

Por Ruth Adriana Perez|Reportera-Matamoros

 MATAMOROS,TAMAULIAS.- Trabajadores del Hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de Matamoros son señalados por los mismos derechohabientes de estar ofreciendo medicamento a parientes de enfermos a buen precio y el presunto saqueo de medicamento de la Farmacia del Hospital.

El robo o saqueo de medicamentos en hospitales de tamaulipas no es nuevo, las denuncias anónimas en redes sociales están a orden del día,  sin embargo autoridades del misma Delegación del ISSSTE siguen solapando este delito, afectando a miles de derechohabientes.

Los sindicatos han sido siempre el problema más grande para los patrones para las empresas y en el caso de las instituciones de salud no es la excepción

Algunos dirán que el sindicato es un mal necesario pero se ha preguntado ¿En el área de Salud que tan necesario es?, ¿No ha pasado de ser necesario para quedarse en un solo un mal?.

Escuchamos muchas veces que no debe de existir “maridaje” entre el cuerpo de gobierno de la institución médica y el sindicato.

Este maridaje significa que algunos miembro del sindicato son protegidos por ambas partes, también significa que eso da libertad a que se cometan irregularidades y nadie pueda decir nada porque o no procede la queja o son señalados por sus mismos compañeros y rechazados, además de generales conflictos por no “entrar al aro con ellos”.

Lamentablemente en el ISSSTE que es otra institución de salud, este problema se agudiza día con día, en un área tan sensible y tan álgida  donde el contacto con la gente es tan importante como cuando acuden con el médico.

La farmacia es un lugar en donde aparte de que la persona enferma  ya vio a su doctor tiene que hacer a veces una larga línea para que le surtan su medicamento aunque usted se sienta mal y aunque se ha tratado de eficientizar lo más posible ese servicio no lo han logrado, pues no solo es el maltrato que recibe el derechohabiente por uno o dos empleados de la farmacia, sino que va más allá, se trata de un aparente robo de medicamento.

Asi lo han dicho que empleados desleales de la farnacia junto con algunos médicos están confabulados en el robo de medicamento.

En el ISSSTE de Matamoros el coordinador médico del turno vespertino Manuel Segura Martínez deja mucho que desear  pues señalan que pues en muchas ocasiones no se localiza en la unidad médica, y cuando se encuentra no resuelve oportunamente.

Hay doctores como es el caso del Dr. “V”, que según por investigaciones realizadas, y que nos han hecho llegar vía anonimato, cansados de tanto abuso, señalan que ese doctor ha sacado medicamento  con una receta sin firmar por el derecho habiente. Lamentablemente ese medicamento no era para un paciente de esa institución.

Según una notificación que se encontraba en el área de farmacia se señalaba que ningún medicamento puede ser expedido sino se presenta la persona que lo requiere o en su caso un familiar luego de haber sido verificado por servicio social, No se puede entregar medicamento si no presenta su credencial o talón de pago reciente, la receta debe de ser firmada por el derecho habiente.

Presunto sospechoso de nombre; job

En Matamoros se lleva a cabo una investigación pues en contubernio con algunos doctores una empleada sindicalizada a la que señalan como una mujer bajita y de tez blanca al parecer le dicen “Zoraida”, extraen el medicamento que termina siendo mal vendido o para una persona que no es derechohabiente.

Ella – según la informante anónima – dice que “Zory”  tiene una investigación en la que sólo entregó una de dos dosis y maniobra para dar de baja del padrón de medicamento de ese tipo al beneficiado. Se trata de un medicamento del que sólo se entregan dos dosis únicas y que es sumamente caro, todo se descubrió porque el sistema marcaba que las dos dosis se habían entregado y no era verdad el derechohabiente nunca recibió sus dos dosis durante tres meses que estuvo reclamando la segunda dosis.

Aún no se conoce el desenlace de la investigación y desafortunadamente pesan quejas sobre ausentarse en horas de trabajo, salirse antes de su horario, realizar favores a doctores a cambio de licencias médicas y todo amparada en la protección que le da el sindicato y supuestas buenas relaciones que tiene.

Otro señalamiento en su contra es que “Zory” pertenece a un grupo de personas externas que acuden con dos o tres doctores quienes les entregan las recetas que solicitan y van a la farmacia y “ Zory” les entrega el medicamento sin que presenten su identificación o talón de pago.

También en el turno de la mañana señalan a una persona identificada como “Eulalio” vende tortillas de harina al personal, y aunque eso no tiene nada de malo, lo que si tiene de malo es que lo hace ne horas de trabajo, tiene varias quejas por ser grosero cuando debe de hacer su trabajo, es una persona que señalan como quien negocia incapacidades y vende medicamento que saca con cédulas de pacientes o familiares que conoce.

Los fines de semana en urgencias trabaja un empleado que identifican como Job, y la persona quejosa indicó que lo escuchó hablando en un lugar público ofreciéndole a un prestador de un servicio que si lo atendía bien le podía regresar el favor con cualquier cosa que necesitara en el ISSSTE y enumeró los ofrecimientos que fueron desde atención médica, para él o sus familiares, medicamentos o lo que necesitará sin importar que no es derecho habiente.

La contraparte es que se está buscando entre buenos empleados sindicalizados y de confianza, responsables de área y director de la unidad del ISSSTE crear conciencia entre el personal y cuerpo de gobierno para erradicar estos vicios, erradicar el desabasto de medicamento por malas prácticas médicas  robos y que llegue al derechohabiente que lo necesite, por eso es que el medicamento controlado se entrega solamente en un horario específico.

Que lamentable que no se tome conciencia que son servidores de la salud para aliviar enfermos y hacer más llevadera, así como mejorar la calidad de vida de nuestros enfermos.