Los Tigres tienen la última palabra.

CIUDAD DE MEXICO (Agencias).- La novela que protagonizan Ricardo Ferretti y la Federación Mexicana de Fútbol cada vez está más cerca de tener un final feliz.

Previo al juego ante los Estados Unidos, el todavía entrenador interino del Tricolor asegura que deben convencer a la cúpula de los Tigres para quedarse de manera permanente.

“Esa es la única opción, que Tigres me despida. Ustedes ya saben porque me quiero quedar, por el apoyo que me han dado”, comentó el “Tuca”. “Si Tigres me despide, no me quiero quedar desempleado. Entonces. Tocaría la puerta”.

El sí de su parte, que parecía tan difícil, está dado. Lo único que falta es que la FMF pague a los Tigres la respectiva cláusula de rescisión y pueda ser el entrenador del Tri de forma definitiva.

“Sí hay cláusula. No sé la cantidad. La cosa es que en primer lugar quiero cumplir mi contrato (con los norteños)”, insiste. “Ya estuve, ya participé. Si se llega a dar, qué bueno. Sería por otras razones, y sí me gustaría. No me pongo antes que nadie, aunque sí puedo ser una pieza de ayuda para lograr lo que la Federación quiere”.

  • Sabe de la rivalidad

En el lado estadounidense también saben que será muy complicado el duelo ante México, pero conocen de la rivalidad que tienen y por lo tanto de lo importante que será para ellos salir con un resultado positivo del amistoso en Nashville.

“La mayoría de nosotros nunca hemos jugado en este tipo de partidos. Será divertido pisar el campo. Hemos visto la rivalidad, la sentimos ya sea en el estadio o en el nivel juvenil o en la televisión”, dijo el volante Wil Trapp.