MAKY y RAÚL habían acudido, siendo funcionarios municipales, a un evento del entonces candidato presidencial RICARDO ANAYA CORTES, incluso en horario de oficia. La violación a la ley electoral existió y, aunque muchos esperaban que fuera mayor la sanción del órgano electoral, solamente se limitó en una “amonestación pública”.

Desde luego que la sanción impuesta a la alcaldesa electa de Reynosa MAKI ESTHER ORTIZ DOMINGUEZ, de una “amonestación pública” por parte del Consejo General del Instituto Electoral de Tamaulipas no dejó contentos a todos los partidos políticos. Por ello interpusieron un medio de impugnación ante el Tribunal Electoral del Estado, donde en el mismo contexto se aprobó sin preámbulo de ninguna índole, aunque con algunas observaciones de la autoridad jurisdiccional, hacia el organismo electoral. Lo establecido por el Tribunal Electoral del Estado fue que al individualizar la sanción, no razonó los motivos por los cuales llego a la conclusión de imponer la misma sanción a la alcaldesa ESTHER DOMINGUEZ y Jefe de la Oficina Fiscal RAÚL LÓPEZ. Y es que, la individualización de la sanción está bien hecha, porque lo que ordenó el Tribunal es que se determinara el por qué se había impuesto la misma sanción a ambos sujetos infractores, en ese sentido la resolución termina por señalar que por tratarse de funcionarios de confianza les corresponde una falta como leve, justificó FRANCISCO SALAZAR ARTEAGA secretario ejecutivo del Ietam. Pese a ello, no convenció al representante del Partido del Trabajo ARCENIO ORTEGA LOZANO, menos al de Movimiento de Regeneración Nacional ANTONIO LEAL DORIA y más mesurado intervino el del Revolucionario Institucional ALEJANDRO TORRES MANSUR en su reaparición en el órgano electoral, donde hacía falta para darle carnita a las sosas sesiones del Consejo General, que se siguen realizando como tardeadas. Lo cierto es que ya no tan solo generó controversia la sanción aplicada por el Ietam a los dos servidores públicos de Reynosa, a los que el PRI los acusó de uso indebido de recursos durante la campaña electoral, sino que despertó dudas y suspicacias el resultado de la última elección concurrente en esa población fronteriza, por la gran cantidad de votos y el hecho de que solamente la candidata postulada por el PAN ganara la alcaldía pero no así las diputaciones federales por el 02 y 09 distrito electoral. Incluso al Partido Acción Nacional debería preocuparle una situación de esta naturaleza. No obstante, lejos de ahondar y de cierta forma dar paso a un análisis de las dudas que tenía el representante del PRI, el de Acción Nacional SAMUEL CERVANTES PEREZ adujo que para poder acusar, había que presentar pruebas. En esa población fronteriza, ESTHER DOMINGUEZ gano la alcaldía, pero aun siendo su territorio, no le alcanzó para que los candidatos postulados por el partido en el que milita, el PAN, perdieran ante los candidatos de la coalición “Juntos Haremos Historia”. MAKY y RAÚL habían acudido, siendo funcionarios municipales, a un evento del entonces candidato presidencial RICARDO ANAYA CORTES, incluso en horario de oficia. La violación a la ley electoral existió y, aunque muchos esperaban que fuera mayor la sanción del órgano electoral, solamente se limitó en una “amonestación pública”. El problema no estriba en la actuación de los consejeros del Ietam, habrá que decirlo, sino más bien en el catálogo de sanciones que establece la ley, pero sobre todo, porque dicho instituto es un órgano administrativo. Bien o mal, en más de una ocasión públicamente se ha evidenciado lo que cometió la alcaldesa de Reynosa MAKY ESTHER ORTIZ DOMINGUEZ y el Jefe de la Oficina Fiscal RAÚL LÓPEZ y aunque tampoco le impide volver a ocupar el cargo por un nuevo periodo, ahora de tres años. Que cada quien haga su propio juicio. En fin