Glafiro Salinas Mendiola, el pastor, declaró que así están bien, y estamos de acuerdo con él, pero siempre y cuando les descuenten los cuatro meses de holganza pues no se justifica que cobren por no trabajar, siendo esa una función eminentemente social.

Un enigmático mensaje de Roberto González Barba nos puso sobre la pista del desenlace del thriller político tamaulipeco acerca de la sustitución de Sergio Guajardo Maldonado al frente del PRI: ya hay humo blanco y en cuestión de días se develará el enigma.

“El PRI de Tamaulipas saldrá adelante. Los sucesores de Checo y Aída son excelentes”, escribió González Barba en Facebook pero sin atreverse a revelar los nombres ni otros detalles. Le gusta el misterio.

Hicimos consulta y supimos que el todavía delegado general Erubiel Alonso Delgado, llegará en unos días más, para anunciar la decisión del CEN del PRI, de designar nuevos presidente y secretaria general, sacándole la vuelta a una elección interna, porque no hay tiempo.

El miércoles asistimos a la tertulia semanal, vespertina, en la palapa de Alfonso Pérez Vázquez, ahora con motivo de su cumpleaños, y aprovechamos la ocasión para platicar con Tino Sáenz Cobos sobre la resurrección del partido tricolor.

La pregunta principal de la tarde la hicimos a boca de jarro, sangre fría y sin piedad: ¿es cierto que Sergio Guajardo Maldonado se robó el dinero de las campañas?

Tino Sáenz es dirigente estatal de los campesinos y compitió por la diputación federal del distrito de Ciudad Mante, pero fue derrotado abrumadoramente por el candidato del PAN, el Truco II, Vicente Verástegui Ostos.

“Me consta personalmente, que Guajardo no manejó los recursos económicos durante el proceso de elección. El dinero lo traían periódicamente de la Ciudad de México, una dama asistida por contadores, y lo entregaban mediante un procedimiento tortuoso, burocrático, lento, molesto, enredado y torpe”, dijo.

Tino Sáenz aclaró que este sistema de pagos fue usado a nivel nacional, no sólo en Tamaulipas, por eso los resultados adversos se tuvieron en todo el país, una derrota aplastante que dio un bajón al PRI hasta la tercera posición de preferencias.

Reveló el político cañero, que cuando José Antonio Meade Kuribreña vino a Tamaulipas se sorprendió de no encontrar en las calles propaganda de su campaña, pero casi se fue de espaldas cuando escuchó la respuesta a su pregunta de cómo sería el comportamiento del electorado tamaulipeco.

“Le advertí que no le echaría mentiras; estábamos compitiendo en desventaja pues había en marcha una elección de Estado, con compra de voluntades, de candidatos, de operadores, usando el dinero y el chantaje político, especialmente contra ex funcionarios cuyas cuentas públicas se esgrimieron en su contra.

“La mitad de los miembros del consejo político estatal del PRI operaron pero para la oposición, PAN o MORENA, en vez de haberse parado en la cerca, es decir, de no actuar ni a favor ni en contra. Hubo muchas traiciones, resabios, venganzas, faltó control y firmeza”.

No podía Meade creer que le estaban anunciado su derrota. Era imposible ganar en esas circunstancias, agrega Tino, refiriéndose a la zona cañera, donde se le pasó la mano al PAN-gobierno y hasta cucharearon los resultados electorales, excepto para la campaña del candidato a Senador, Cabeza de Vaca.

Le recordamos a Tino, que cuando el PRI era gobierno, también hacían inclinar la balanza a favor de sus candidatos, y lo reconoció pero con una diferencia: “nosotros no aplastábamos, había límites, medida, decoro político, discreción”.

“Me consta que Sergio Guajardo no metió las manos en la caja de las galletas. También es mentira que la candidata a Senadora Yahleel Abdalá Carmona lo abofeteó en reclamo de dinero para los cierres de campaña”, insistió Tino.

También abonó la buena conducta de Edgar Melhem Salinas, el representante de Meade en Tamaulipas, pues le anunciaron en la Ciudad de México presupuesto para mover la estructura creada aquí, pero no mandaron dinero.

Reveló que las primeras brigadas de impacto que se hicieron en algunos distritos, a favor del candidato presidencial, fueron pagadas por los candidatos locales, pero eso cesó debido a que el poco dinero disponible lo usaron para sus propias campañas.

Fue un gran desengaño (el financiamiento forastero), contraproducente, porque produjo decepciones, fugas de dinero debido a que debía recogerse personalmente por operadores dotados con una clave que se introducía en un aparato especial.

Si el interesado no podía asistir por motivos de enfermedad, trabajo, viaje, etcétera, el dinero se regresaba a la Ciudad de México, no había reposición. Confirmó el político mantense, un asalto misterioso a los emisarios, donde desaparecieron tres millones de pesos, cuando menos.

Recientemente, Tino Sáenz acompañó a Sergio Guajardo en encuentros con operadores de Tula y Jaumave, donde hubo reclamos de dinero que no alcanzaron a obtener y la respuesta del todavía presidente del PRI, es de que nadie les dijo que le tocaría a él repartirlo.

–¿Qué sigue por hacer?, preguntamos.

Primero, dijo Tino, que se resuelva la sucesión en el comité nacional del PRI, porque Adriana Ruiz Massieu Salinas está provisionalmente en la presidencia. Luego, vamos por la renovación del consejo político estatal, pero empezando en los consejos municipales. Urge gente nueva allí, sangre joven, otros políticos, que no sean rehenes de ningún grupo. (Egidio, Eugenio, Tomás).

No tiene Sáenz candidato favorito para el PRI tamaulipeco. Quiere visualizar primero el tamaño y las características del reto que está a la vuelta de la esquina, antes de revisar perfiles, edades, expedientes, de los prospectos.

Y para cerrar la charla, hace Tino una insinuación temeraria: el PRI buscará coaligarse en 2019, para participar en la renovación del Congreso local. ¿Con el PAN? ¿con MORENA?

Hagan sus apuestas, señores.

Les regalamos una pista: El Presidente electo invitó a desayunar en su casa de transición a Meade Kuribreña. Es una atención que no ha tenido con el candidato del PAN, Ricardo Anaya.

La fiesta de Alfonso Pérez Vázquez resultó muy grata, amena, divertida, alegre. Hubo hasta mariachis y una diversidad de platillos de mucha calidad, especialmente la borrega al ataúd, traído de Tula, y los cortes de carne producto de Ciudad Mante.

Estuvieron presentes, entre otros, el ingeniero Enrique de la Garza Ferrer, Jaime Rodríguez Inurrigarro, el médico Felipe Garza Narváez, Alfonso García Chimalpopoca, los periodistas Mao, Paco y Temo Flamarique.

También el abogado Early Buenfild Baños, el contador Víctor Sánchez, Jorge Vázquez Martínez, El Muñeco Ramiro Garza Mata, Heriberto Ruiz Tijerina, don Ernesto Sánchez Bravo.

Otros invitados: Jaime Torres, el abogado Emilio Barrientos, que también cumplió años recientemente; Pepe Guerrero, Alfonso Salazar Arzola, Raúl Mares, Baldomero Zurita.

En otros temas, el Congreso local de mayoría del PAN desechó una vieja propuesta del dos veces diputado local Alfonso de León Perales, de aumentarse la carga de trabajo pues los ilustres representantes populares tienen cuatro meses de vacaciones al año.

Glafiro Salinas Mendiola, el pastor, declaró que así están bien, y estamos de acuerdo con él, pero siempre y cuando les descuenten los cuatro meses de holganza pues no se justifica que cobren por no trabajar, siendo esa una función eminentemente social.

Pero además, descansando cuatro meses al año, los diputados del partido del gobierno, tendrán menos tiempo de aprobar nuevos impuestos y otras barbaridades que les manda el jefe mayor.

Cumplen años el periodista Juan Rodríguez de la Sota y el constructor Jorge Guajardo Maldonado.

Vimos la lista de cuatro hojas, del Gabinete de AMLO y también del Gabinete Ampliado, pero no aparece, todavía, el nombre de ningún tamaulipeco. El Guasón dice a sus amigos en Reynosa, que será el director general de Aduanas, con sede en Nuevo Laredo, pero sólo se ríen.

Correo electrónico: [email protected]

Siguenos en Facebook