¿Sabías que los bastoncillos de algodón no son lo más apropiado para la higiene de los oídos? A continuación te comentamos todo lo que debes saber al respecto.

La higiene del oído cobra una gran importancia cuando llega la época estival puesto que es cuando se realiza mayor cantidad de actividades acuáticas. Y es que, aunque parezca una cuestión inofensiva, el hecho de pasar un rato bajo el agua puede llegar a afectarnos de diversas manerassi no ponemos en práctica las medidas necesarias.

Por lo general, cuando nos referimos a la higiene del oído, solemos pensar en su limpieza con los clásicos bastoncillos de algodón porque es lo que nos han enseñado durante la infancia. No obstante, esta no es ni la única medida ni la más adecuada, según los profesionales sanitarios. Esto se debe a que el bastoncillo de algodón no remueve la suciedad sino que la empuja hacia el fondo del oído, con lo cual siempre existe el riesgo de promover la acumulación de cerumen y, también, de rozar el conducto auditivo.

La higiene del oído en general

Los profesionales sanitarios indican que el momento más idóneo para llevar a cabo la higiene del oído es después del baño o la ducha. Debido a que la humedad ablanda el cerumen y permite que se pueda retirar más fácilmente. De hecho, se ha constatado que lo más recomendable para retirar la suciedad de los oídos es utilizar difusores líquidos especialmente desarrollados para ello.

La mayoría de los difusores consisten en soluciones a base de agua marina, pero existen también otras soluciones especialmente formuladas para la eliminación del exceso de cerumen como Otospray, de laboratorios Reig Jofre, que contiene los elementos necesarios para prevenir la formación de un tapón y, a su vez, eliminar el exceso de cerumen de forma correcta.Otospray es un producto para la higiene del oído 3E

Los componentes principales de Otospray son el docusato sódico, las betaciclodextrinas, que conjuntamente con el agua purificada ayudan a ablandar el exceso de cerumen y envolverlo para su posterior eliminación, de una manera fácil y eficaz. Se trata pues de una solución de agua purificada, microbiológicamente controlada, que cumple las 3E:

  • Emulsiona: Acción emoliente que ablanda y disgrega el cerumen en partes más pequeñas.
  • Encapsula: Acción envolvente del cerumen para formar micelas que facilitan su transporte en un medio acuoso.
  • Elimina: Acción de arrastre del cerumen envuelto en micelas, para su eliminación

Bajo ninguna circunstancia se debe recurrir a remedios caseros para la limpieza de los oídos puesto que pueden perjudicarnos en lugar de ayudarnos en nuestro cometido.

Los cuidados durante el verano

Durante el verano las personas suelen visitar playas y otros espacios acuáticos con regularidad. Y la gran mayoría considera que la única medida que debe tener en cuenta es el buen secado de los oídos una vez hayan salido del agua. Si bien esto es importante, no hay que olvidar que hay otras actividades veraniegas que influyen significativamente en los oídos: el ruido en los eventos musicales tanto al aire libre como en interiores.

En otras palabras, el hecho de pasar un tiempo determinado bajo el agua y asistir a eventos musicales en los que el volumen sea muy elevado puede afectar la salud del oído de diversas formas. La consecuencia más inmediata viene a ser el taponamiento por el aumento en la producción de cerumen. Debido a ello, muchos optan por asear sus oídos más de lo regular y de forma inapropiada.

¿Cómo es la limpieza adecuada?

 

La higiene del oído en el verano.

La mejor manera de cuidar los oídos durante el verano viene a ser la siguiente:

  1. No retirar el cerumen todos los días. Se debe dejar un margen de 3 y 4 días entre cada limpieza.
  2. No utilizar bastoncillos de algodón ni introducir ningún otro tipo de objetos. Tampoco de debe utilizar el dedo.
  3. No lavar los oídos con jabón durante el baño o la ducha. En cambio, lo que sí puedes utilizar es una solución acuosa en spray después del baño.
  4. Secar siempre con delicadeza los oídos tras el baño. No se recomienda introducir los dedos ni tampoco un pliegue de la toalla ya que estos pueden rozar las partes más sensibles del oído y perjudicarlo.

¿Cómo se aplica una solución limpiadora?

Para aplicar una solución limpiadora como Otospray de manera apropiada lo primero que tenemos que tener en cuenta es el factor de la humedad. Una vez nos hayamos duchado o bañado, debemos ladear la cabeza y presionar ligeramente la boquilla dosificadora del spray en la entrada del oído. Se deja el líquido un par de segundos y se procede de inmediato a secar e oído con una toalla.

Para futuros usos, es necesario lavar siempre con agua caliente el aplicador después de cada aplicación. Y, por supuesto, no se debe compartir con ninguna persona. Existen diferentes presiones según la necesidad del consumidor donde escoger. Otospray 100 ml presión suave y Otospray junior 50 ml de presión más suave. Con Otospray Higiene del oído 3E.

Con información de https://mejorconsalud.com/la-higiene-del-oido-en-el-verano/

Siguenos en Facebook