Gloria Molina Gamboa, secretaria de Salud detalló que en la ciudad fronteriza de Reynosa se llevarán a cabo 15 cirugías más de forma gratuita, con lo que concluirá la primera jornada, la cual hasta el momento ha realizado 18 operaciones en el hospital “Dr. Carlos Canseco” de Tampico y 15 en el hospital Infantil de Tamaulipas

Redacción/La Región Tamaulipas

REYNOSA, Tamaulipas.- Con la premisa de otorgar igualdad de oportunidades en materia de salud a las familias vulnerables de Tamaulipas y mejorar la vida de las personas que sufren de parálisis cerebral con espasticidad muscular, por primera vez en el Estado se lleva a cabo desde hace casi un mes la jornada de cirugías con la técnica quirúrgica ULZIBAT.

Esta jornada impulsada por la presidenta del Sistema DIF Tamaulipas, Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca, hasta el momento ha valorado a 86 pacientes en toda la entidad,  de los cuales 48 han sido candidatos para la operación.

Gloria Molina Gamboa, secretaria de Salud detalló que en la ciudad fronteriza de Reynosa se llevarán a cabo 15 cirugías más de forma gratuita, con lo que concluirá la primera jornada, la cual hasta el momento ha realizado 18 operaciones en el hospital “Dr. Carlos Canseco” de Tampico y 15 en el hospital Infantil de Tamaulipas.

Señaló que al igual que la Fundación MGAS A.C. , encabezada por la presidenta,  Mari Rouss Villegas Balmori, la dependencia participa activamente en beneficio de niños, adolescentes y adultos de 3 a 55 años de edad que presentan esta afección.

Las intervenciones quirúrgicas son efectuadas por médicos del Instituto de Rehabilitación de Tula, Rusia; durante el procedimiento se aplica anestesia general  y tienen una duración entre 20 y 30 minutos, posteriormente debe guardar reposo  absoluto por 28 días.

En su mayoría quienes se han sometido a este tipo de operación mejoran su calidad de vida, al obtener un rango mayor de movimiento, algunos logran caminar, estirar las manos e incluso comer por sí mismos.

Para que las personas puedan ser candidatas a la operación, se necesita tener un diagnóstico por un neurólogo, terapia física profesional previa y posterior, que la familia se comprometa al análisis psicoterapéutico y de trabajo social, que sean pacientes físicamente aptos.

Además  que  no hayan recibido toxina botulínica en el transcurso de un año previo al procedimiento y no hayan tenido reacciones epilépticas por lo menos en los últimos 12 meses.

Finalmente Molina Gamboa destacó que continuarán las jornadas de cirugías con la aplicación de este método en Tamaulipas, gracias al Convenio de Colaboración Interinstitucional  firmado en días pasados entre el Sistema DIF Estatal, Secretaría de Salud y la Fundación MGAS A.C.

Siguenos en Facebook