Esta forma de comprar se hace por medio de la tarjeta, pero sin tener que firmar, pasar el plástico, insertarlo o ingresar una contraseña

El pago sin contacto es una nueva tecnología que permite reducir el uso del dinero en efectivo, por medio de una transacción rápida, eficaz, fácil y segura en Latinoamérica, reveló un estudio divulgado en Costa Rica.

El estudio El estado de los pagos sin contacto en Latinoamérica, de Americas Market Intelligence y encargado por Visa, demostró que las transacciones con tarjeta sin contacto evolucionan hacia un entorno de este tipo de pagos, por lo que es crucial que la región evolucione hacia este sistema.

El método de pago es acercar la tarjeta al dispositivo de pago, amplificando la interacción y creando un hábito más simple para las personas.

El vicepresidente de Productos para Consumidores de Visa América Latina y el Caribe, Ricardo Tafur, explicó que el pago sin contacto se hace por medio de la tarjeta que usualmente las personas tienen, pero sin tener que firmar, pasar o insertar la tarjeta con chip, ni ingresar contraseñas.

Se trata de un método para reducir el uso del efectivo que es utilizable en transacciones de baja denominación como, por ejemplo, pagar el transporte público. Esto brinda más seguridad al usuario ya que se establecería un límite, según las regulaciones de cada país, de transacciones de entre 25 y 50 dólares máximo, y en el cual el usuario siempre tiene en su poder la tarjeta con la que paga.

Datos del estudio indican que en Australia cerca de 90% de los pagos con tarjeta se hicieron con una tarjeta sin contacto. En América Latina los pagos todavía están en una etapa inicial y menos de 1% de todo el volumen de transacciones con tarjeta se hace mediante pago sin contacto.

Siguenos en Facebook