Hoy Cavazos Lerma en muchas partes de Tamaulipas tiene peor fama que Yarrington o que Eugenio Hernández, es tan odiado que hace seis años lo derrotaron en las urnas los candidatos del PAN sin problema alguno, le hablo de cuando quiso ser Senador de Mayoría y tuvo que conformarse con un penoso segundo lugar, se lo menciono nomás para que se dé una idea de lo que hablamos.

Tamaulipas, según analistas serios, se empezó a “descomponer” desde hace cuatro sexenios, para precisar, con Manuel Cavazos Lerma de gobernador, con quien ahora ocupa un escaño en el Senado y jamás ha sabido para que maldita cosa sirve ya que su posición la utilizó solo para viajar, de vez en vez y con todos los gastos pagados, por diversas partes del mundo.

Vi la última etapa de su administración como periodista y efectivamente se hablaba de una sociedad que empezaba a descomponerse, por primera vez era nota en los periódicos que se dicen de publicación nacional las sospechas  de una relación cercana entre gente del poder político y los delincuentes de todo tipo.

Por supuesto que jamás le probaron nada al ex gobernador, sus sucesores lo desprestigiaron lo más que pudieron acusándolo de que practicaba religiones extrañas y le confiaba más su destino a una pirámide o las brujas que a su trabajo diario, también dijeron de él que le gustaba abusar sexualmente de las niñas y todo lo que se le pueda ocurrir, le insisto, nada quisieron comprobarle por lo que se puede decir en su defensa que fue mala fe o malquerencia en su contra.

El caso es que apenas dejó la gubernatura lo hicieron el hombre más odiado en el Estado, para la gente era culpable de todo lo que se le dijo y de otras cosas peores pero en los hechos, en lo que realmente se puede comprobar, solo atinaron a meter a su mejor amigo a la cárcel, su Secretario de Desarrollo Social, Pedro Hernández Carrizales, tuvo que pasar varios meses en el penal de Tamatan acusado de malversación de fondos en la construcción de la carretera que comunica Ciudad Victoria con Tula en el tramo conocido como Juan Capital-El Chihue.

Cierto es, que se sepa tampoco pudieron probarle nada a Pedro Hernández a quien todos hicieron preso político, dijeron que fue quien pagaba los excesos de Manuel Cavazos Lerma, también la gente creyó que solo sirvió como carne para los leones, para aplacar la insistencia del pueblo que quería ver tras las rejas a su ex gobernador.

Hoy Cavazos Lerma en muchas partes de Tamaulipas tiene peor fama que Yarrington o que Eugenio Hernández, es tan odiado que hace seis años lo derrotaron en las urnas los candidatos del PAN sin problema alguno, le hablo de cuando quiso ser Senador de Mayoría y tuvo que conformarse con un penoso segundo lugar, se lo menciono nomás para que se dé una idea de lo que hablamos.

Ignoramos si todos los problemas de violencia o inseguridad comenzaron con Cavazos de gobernador como algunos lo afirman, y eso pasa porque las autoridades que le siguieron en el cargo nunca lo investigaron, cada que era preciso lo “golpeaban” con periodicazos acusándolo de diversas cosas pero nunca hubo nada en las Agencias del Ministerio Público o en los juzgados, solo lo aplacaban, sobre todo, en tiempos electorales, cuando quería imponer a fuerza a sus candidatos.

Para las autoridades de todos los niveles el Senador Cavazos es una blanca palomita, para muchos tamaulipecos un político que en lugar de presumirlo en un partido político deberían tenerlo en la cárcel o por lo menos investigarlo para conocer el grado de daño que nos causó.

Todo lo anterior viene a colación porque el Comité Ejecutivo Nacional del PRI anunció con bombo y platillo que entregaba nombramiento como Secretario General Adjunto al ex gobernador, ensalzaban su trayectoria política, sus virtudes y se olvidaban de sus pecados, de las razones por las cuales perdió una elección en Tamaulipas.

Lo dicho, al PRI le sobra soberbia, el nuevo dirigente parece que no entendió las señales y va de mal en peor, tal pareciera que les urge desaparecer de una vez y por todas de las preferencias electorales en las encuestas.

Cierto, además de soberbia el nombramiento de Cavazos en el PRI Nacional es un acto de cinismo, un decirle a la gente que quieren ganar a como dé lugar, cueste lo que cueste o de plano que les vale pura madre lo que piense el ciudadano y ellos colocan a uno de sus mejores operadores políticos y mejores amigos de los que vienen en un lugar de privilegio…

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en página de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… [email protected]

Siguenos en Facebook