La Universidad Autónoma de Guadalajara alberga el el XII Concurso Latinoamericano de Proyectos Estudiantiles Infomatrix.

Guadalajara (Agencias).- Utilizar la energía de los carritos de supermercado para cargar dispositivos móviles es el proyecto científico de Ángel López Ureta, estudiante de bachillerato del Centro de Enseñanza Técnica Industrial (CETI), plantel Colomos.

“El objetivo es utilizar un carrito de supermercado para generar energía eléctrica, el prototipo es un carrito de supermercado al que se le pusieron aros de material piezoeléctrico en las ruedas para que, mientras vas comprando, se genere energía eléctrica aprovechando el peso de los objetos que cargas”, explicó.

Este es uno de los 300 proyectos innovadores en siete categorías relacionadas con la ciencia y tecnología, presentados por estudiantes de primaria, secundaria, bachillerato y universidad de seis países (México, Brasil, Perú, Colombia, Bolivia y Ecuador) dentro del XII Concurso Latinoamericano de Proyectos Estudiantiles Infomatrix, organizado por la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Solacyt), que se celebra del 11 al 14 de marzo.

Las siete categorías de este concurso, cuya sede es la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), son robótica, desarrollo de software, animación, cortometrajes, arte digital, cuento científico y divulgación científica, esta última es la que tiene mayor número de participantes.

Manuel Fernando Guzmán Muñoz, presidente de la Solacyt expresó que “Infomatrix es una vitrina para que los jóvenes sean vistos y aprendan a investigar y ser creativos”.

“Ahorrando para el futuro” es un proyecto de divulgación científica que consiste en un contenedor que almacena el agua que se desperdicia al bañarse en la regadera. Elizabeth Rosales, estudiante del bachillerato Centro de Educación de Tlaquepaque, asegura que se desperdician 20 litros de agua por cada minuto que está abierta la regadera, la cual no se utiliza, sobre todo al inicio cuando se regula su temperatura.

“Tenemos el principal objetivo de disminuir el gran impacto de actividades como tomar un baño en la vida cotidiana”, manifestó la joven estudiante jalisciense.

En esta duodécima edición de Infomatrix, 40% de sus participantes son mujeres, y cuenta con la participación de estudiantes de educación preescolar, con apenas cinco años de edad. Mañana premiarán a 40 proyectos para que participen en eventos internacionales.

Casos de éxito

Manuel Guzmán, titular de Solacyt, recordó algunos casos de éxito que han participado en ediciones anteriores del Concurso de Proyectos de Ciencia y Tecnología de Infomatrix Latinoamérica:

* David Eduardo Ayala, estudiante de la preparatoria Lomas del Valle de la UAG, quien creó una silla de ruedas controlada por impulsos musculares, especialmente diseñada para personas con discapacidad motriz.

* Luis Mario González, inventor tapatío de 20 años quien ganó el tercer lugar del concurso “Una idea para cambiar la historia”, del canal History, en 2016, por crear un sistema que purifica el aire de bióxido de carbono, tanto en espacios abiertos como cerrados.

* Manuel Chiquini y Keren Cristina Tun, estudiantes de San Luis Potosí que crearon un sustituto del café con semillas de la planta de jamaica, con beneficios para la salud y sin los inconvenientes de la cafeína.