La exención es válida mientras dure la negociación del TLCAN, de cuyo resultado depende su continuidad.

Washington (Agencias).- A pesar de las voces de todo el mundo que se manifestaron en contra, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó la imposición de un arancel de 25% a las compras de acero de otras naciones, y de 10% al aluminio.

Los nuevos impuestos a las importaciones de estos productos entrarán en vigor en un plazo de 15 días, tiempo en el que el Gobierno estadounidense verá “quienes son los que nos tratan de forma justa y quienes no”, señaló Trump en la Casa Blanca, poco antes de firmar una proclamación con la medida.

El mandatario agregó que, “por ahora”, y en tanto dure la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), esta medida proteccionista no se aplicará a México y Canadá, sus socios en el acuerdo comercial.

Pero advirtió que “si no llegamos a un acuerdo en la renegociación, entonces daremos por terminado el tratado y empezaremos a renegociar desde cero”. No obstante, matizó su comentario al afirmar: “Creo que vamos a alcanzar un acuerdo por el TLCAN. Ya lo he dicho por largo tiempo; y si tenemos un acuerdo, no habrá aranceles para Canadá y México”.

Unas horas después del anuncio de Trump, la Secretaría de Economía, a cargo de Ildefonso Guajardo, afirmó que “el proceso de negociaciones para la modernización del TLCAN sigue su curso de manera independiente a ésta o cualquier medida de política interna que tome el Gobierno de Estados Unidos”.

La medida comercial, que ha levantado temores de una guerra comercial de alcances globales, provocó una molestia generalizada. En Bruselas, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malström, sostuvo que “la UE debería ser exonerada” de los aranceles aduaneros. “La UE es un aliado cercano de Estados Unidos. Voy a pedir más claridad sobre este asunto en los próximos días”.

En tanto, los ministros brasileños de Relaciones Exteriores y Comercio emitieron una dura nota conjunta donde adelantaron que su Gobierno “recurrirá a todas las acciones necesarias” para “preservar sus derechos e intereses”.