Esa es la tarea que tienen Antonio Leal Doria y Enrique Torres Mendoza, el primero Presidente del Consejo Estatal y el segundo Presidente del Comité Estatal. No es fácil, obvio, si recordamos que en la elección del 2016 el candidato a gobernador obtuvo 32 183 votos y los candidatos a diputado local obtuvieron, entre todos, 57126 votos, es decir, en total un poco más de 90 mil. En pocas palabras hay que sacar 5 veces más esa cantidad.

MORENA, el partido que tendrá como candidato presidencial a AMLO, pretende obtener en Tamaulipas 600 mil votos. Les explico: AMLO está en la punta en todas las encuestas; sin embargo, en la planeación estratégica del partido, saben que su debilidad es el norte; es donde menos penetración tiene el Peje. Por eso, para garantizar el éxito político, hicieron un proyección de cuantos votos requieren por entidad y en en el caso de Tamaulipas, requieren 600 mil votos.

Esa es la tarea que tienen Antonio Leal Doria y Enrique Torres Mendoza, el primero Presidente del Consejo Estatal y el segundo Presidente del Comité Estatal. No es fácil, obvio, si recordamos que en la elección del 2016 el candidato a gobernador obtuvo 32 183 votos y los candidatos a diputado local obtuvieron, entre todos, 57126 votos, es decir, en total un poco más de 90 mil. En pocas palabras hay que sacar 5 veces más esa cantidad.

CANDIDATOS DE MORENA.

Sabemos, todos lo sabemos, que MORENA con AMLO de candidato presidencial ya trae un fuerte arrastre; pero eso, también lo saben, no es suficiente. Por eso, sin duda, cada candidato a un puesto de elección popular tiene que tener capacidad para llevar más y más votos. Así, para el senado, es la tarea de Américo Villarreal Anaya y de Guadalupe Covarrubias.

La otra vertiente son los candidatos a las diputaciones y a las presidencias municipales. Y por lo que se difundido, las candidaturas a curules no son, digamos, candidatos fuertes; y en el caso de las alcaldías en realidad los que aparecen fuertes son únicamente tres: José Ramón Gómez Leal, el JR, que repite como candidato en Reynosa y que en la ocasión anterior saco 57 mil votos. Se ve como una fuerte candidatura la de Madero con Adrián Oceguera y, no tanto pero hace ruido, la de Eduardo Gattas en Victoria.

AMERICO Y GUADALUPE.

Así, las cartas fuertes, son quienes serán los candidatos al Senado: Américo Villarreal Anaya y Guadalupe Covarrubias. El primero, junior de quien fuera gobernador; cardiólogo y que, afirma, dejara la medicina para incursionar en la política como una forma de apuntalar un proyecto de país distinto al actual. Convencido del proyecto de AMLO, afirma que el diagnostico de pobreza, de corrupción e impunidad, exigen medidas diferentes. Américo no es político, no tiene capital político en la entidad, es su primera incursión. No sabe, pues, de operación política.

El caso de Guadalupe Covarrubias es distinto. Con años en la política fue candidata a diputada local en el 2016 y obtuvo, por 7 mil votos, un honroso cuarto lugar. No es pues, tampoco, una estrella política que atraiga electores. Sus explicaciones, validas, no son suficientes para consolidar el proyecto político de AMLO en Tamaulipas. Se ve difícil, en verdad, que Américo y Guadalupe sean capaces, por decir, de obtener unos 400 mil votos… aunque, para algunos comentaristas, pueden obtener más votos que la formula priista de Abdala Yahelel Carmona y Alejandro Guevara Cobos.

ESTRATEGIA: REDES SOCIALES.

En Tamaulipas los candidatos de MORENA no la tienen fácil. El mismo Américo lo explico: en una encuesta, por entidades, aparece que en Tamaulipas hay 3 fuerzas casi idénticas, es decir, aquí AMLO no tiene la fuerza que en otros. Tiene una tremenda debilidad: a estas alturas solo cuentan con el 25% de electores para cubrir las casillas electorales. A partir de ahí, se entiende, que MORENA no logra aun cuajar una estructura sólida, fuerte, que les garantice el voto.

Guillermo Ahoyama, el responsable de comunicación, trae una estrategia valida: las redes sociales, explico, hoy por hoy, son las que determinan la agenda pública. Efectivamente, pero son, también las redes sociales, las que dibujan con mayor precisión la guerra sucia. Eso significa, llanamente, que el uso de las redes sociales tienen que hacerlo expertos… la producción de contenidos no es fácil, menos cuando se trata de hacer una campaña que posicione candidatos y persuada a la población a votar.

EL PODER DE LA GENTE.

Américo Villarreal Anaya está convencido: el poder lo tiene la gente. Y así es, obvio, con su voto; luego entonces, la tarea de un partido político, y de su candidato, es convencer a la gente, convertirla en un adepto de la candidatura. Y para lograrlo, obvio, no bastan las buenas intenciones; cuenta, y mucho, la estructura partidaria, así como los recursos de que se dispone, tanto económicos, humanos, materiales y técnicos. Y ahí, por donde se le busque, es donde está la debilidad de MORENA en Tamaulipas.

Comentarios:

[email protected]

http://melitonguevara.blogspot.mx/