Sin embargo, tras realizarle diferentes estudios los doctores descubrieron que lo que tenía era Vibrio, una bacteria conocida como “come carne”.

Jamás imaginamos que la muerte podría estar asechándonos en el interior de una ostra, de aspecto delicioso e higiénico… Sin embargo, así fue para la estadunidense  Jeanette LeBlanc.

De acuerdo al esposo de la víctima, Vicki Bergquist, y a su amiga, Karen Bowers, la joven había ido a visitar a su familia en Luisiana, donde compró mariscos crudos en el mercado de Westwego.

 Destino fatal

Después de algunas horas de haber ingerido las ostras, Jeanette fue ingresada al hospital en calidad de urgente debido a que presentaba síntomas de una aparente intoxicación: dificultad respiratoria, sarpullido en las piernas…

Sin embargo, tras realizarle diferentes estudios los doctores descubrieron que lo que tenía era Vibrio, una bacteria conocida como “come carne”.

¿Cómo se puede contraer?

De acuerdo al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos, la Vibrio se puede adquirir a través del consumo de pescado o mariscos crudos o poco cocidos, o al exponer alguna herida al agua del mar.

La mayoría de los casos ocurre entre el mes de mayo a octubre, cuando la temperatura del mar es mayor.

Algunos síntomas que pueden ayudar a la detección de esta enfermedad son:

  1. Diarrea acuosa
  2. Cólicos abdominales
  3. Náuseas
  4. Vómito
  5. Fiebre y escalofríos

Regularmente esta enfermedad se agrava en personas con sistemas inmunes débiles; además, si deseas prevenir su contagio es importante que  también evites el contacto de agua salobre; mezcla de agua dulce y agua de mar (ríos que desembocan en el océano).

Con información de http://www.salud180.com

Siguenos en Facebook