La primera se trata del análisis de laboratorio en las ramas de residuos y aguas de la industria petrolera, en tanto que la segunda se refiere a la caracterización para la remediación de los suelos contaminados por hidrocarburos.

Ahora que el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Meza, reveló que a más tardar el próximo 15 de diciembre se conocerá el nombre del candidato del tricolor a la presidencia de la república, se multiplicaron los amigos del Secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, quien se ha convertido en “ajonjolí de todos los moles” porque lo mismo va como orador en reuniones de empresarios para escuchar temas financieros que como representante del Presidente Enrique Peña Nieto a informes de varios gobernadores.

Conocido como Pepe Toño entre sus amigos y familiares, el todavía encargado de las finanzas nacionales se perfila como el más viable integrante del gabinete para ser el próximo contendiente del PRI a la presidencia de la república, sobre todo ahora que se modificaron los estatutos del tricolor para que pudiera participar en el proceso interno sin ser militante priísta.

Lógicamente que el escenario podría cambiar sí el “fiel de la balanza” decide enviarlo como el sucesor de Agustín Carnstens en el Banco de México (Banxico), sin embargo todo se encuentra listo para que Pepe Toño asuma la precandidatura del PRI a la presidencia de la república antes de que se inicie el periodo de las precampañas que comenzará el 14 de diciembre del 2017 y concluirá el 11 de febrero del 2018.

Se espera que la nueva Comisión Política Permanente del PRI, que ayer tomó posesión en la Ciudad de México, dé a conocer el nombre del abanderado del tricolor a la presidencia de la república durante la primera semana de diciembre, sin embargo desde ahora se multiplican los amigos de Pepe Toño.

A propósito, el virtual abanderado del tricolor tiene dos familiares en Tamaulipas, Harold Gerard Meade Lewis, quien vive en Mante,  así como también el controvertido Julio Meade Perales, que radica aquí en Ciudad Victoria, según una investigación del periodista Felipe Martínez Chávez.

De regreso con los amigos del Meade Kuribreña, se sabe que el pasado fin de semana fue en representación del Presidente Peña Nieto al II Informe de Gobierno de Francisco Domínguez Servién de Baja California Sur, en donde se reunió con varios mandatarios estatales surgidos de las filas del PAN, entre los que se encontraba el tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca.

No hay duda de que se multiplican los amigos del Secretario de Hacienda, sobre todo ahora que tiene casi amarrada la nominación del PRI a la presidencia de la república, pero también podría ser el próximo gobernador de Banxico en caso de que la situación económica se complique durante la quinta ronda de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) que arranca precisamente mañana en la Ciudad de México.

En otro tema, no hay duda que la gestión del rector Enrique Etienne Pérez del Río dejará huella en la UAT, puesto que se han logrado importantes avances en la academia y en la investigación, como se puede constatar con el reciente reconocimiento que le otorgó la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) al Laboratorio Ambiental del Centro de Proyectos Tamaulipas (CEPROTAM).

La acreditación fue otorgada por dos importantes certificaciones que logró la UAT por la calidad de los servicios ambientales que presta nuestra alma mater al sector energético del país.

La primera se trata del análisis de laboratorio en las ramas de residuos y aguas de la industria petrolera, en tanto que la segunda se refiere a la caracterización para la remediación de los suelos contaminados por hidrocarburos.

Cabe señalar que sólo la UAT y otros dos laboratorios privados ostentan las acreditaciones de EMA en el país, por lo que el rector Etienne Pérez del Río se siente orgulloso que el laboratorio ambiental de CEPROTAM contribuya en la investigación para el cuidado del medio ambiente.

Por último, la administración estatal reconoció la gestión que realizaron los diputados federales para lograr incrementar el presupuesto para el 2018, sobre todo cuando se temía tener una fuerte reducción ante la necesidad de destinar más recursos públicos a las labores de reconstrucción en las zonas afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados. Los agasajaron con una cena servida en el palacio de gobierno de Nuevo León, cuyo anfitrión fue el propio gobernador Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “EL Bronco”, quien dejo atrás las rivalidades partidistas para reconocer el trabajo realizado por los legisladores federales del PAN, PRI, PCM, entre otros.

Correo electrónico: [email protected]

Siguenos en Facebook