En la medida en que se logra madurez para preguntarse sobre principios y normas relativas a la sexualidad, cada persona adquiere la posibilidad de desarrollar su esfera sexual con total libertad

En la edad adulta

Podemos dividir esta etapa en dos periodos, de acuerdo a las dos décadas que abarca: la que va de los 20 a los 30 años, y la que llega a los 40. En la primera, la persona sufre multitud de cambios, sobre todo en el plano psicológico. Es un tiempo en el que se toman decisiones que van a marcar el resto de la vida (modelo de vida, trabajo, matrimonio, responsabilidades). En el plano de la sexualidad es un tiempo de experimentar, conocer, buscar y profundizar en la propia expresión sexual. Conviven la incertidumbre con la completa satisfacción, y está presente todavía la preocupación adolescente sobre la destreza en la práctica del sexo. Si en cualquier aspecto de la vida las creencias y la educación moldean la conducta, en la sexualidad ocurre lo mismo. En la medida en que se logra madurez para preguntarse sobre principios y normas relativas a la sexualidad, cada persona adquiere la posibilidad de desarrollar su esfera sexual con total libertad y de vivir de un modo pleno su orientación sexual (heterosexual, homosexual o bisexual). En la segunda etapa se culmina, al menos se espera culminar, la orientación del deseo, el tipo de vida, el estado civil y la estabilidad con la pareja, o, si se prefiere, en solitario. Todos ellos son aspectos que tienen su repercusión en el comportamiento sexual, aunque no desaparecen las condiciones anatómicas, psicológicas y emocionales, y siguen presentes los recuerdos de etapas pretéritas, las fantasías, las asociaciones y expectativas que conforman el entramado del que surge la conducta sexual.

El adulto saludable desde el punto de vista sexual

Tiene conocimientos y habilidades que contribuyen al disfrute y la salud sexual.

Comportamiento sexual

  • Disfruta y expresa su sexualidad a lo largo de su vida.
  • Expresa su sexualidad de manera congruente con sus valores.
  • Discrimina entre los comportamientos sexuales que realzan su vida y aquellos que son dañinos para sí mismo y/o para otros.
  • Expresa su sexualidad mientras respeta los derechos de los demás.
  • Busca nueva información para mejorar su sexualidad.
  • Establece relaciones sexuales que se caracterizan por su honestad, equidad y responsabilidad.

Salud sexual

  • Usa anticonceptivos de manera efectiva para evitar embarazos no deseados.
  • Previene el abuso sexual.
  • Actúa de manera consistente con sus propios valores si se tiene que enfrentar con un embarazo no deseado.
  • Busca cuidado pre-natal al principio del embarazo.
  • Evita contraer y transmitir enfermedades sexuales,incluyendo el VIH.
  • Practica comportamientos de promoción de la salud como exámenes médicos regulares, auto-exámenes de los senos y testículos, e identificación temprana de posibles problemas.

Sociedad y cultura

  • Demuestra respeto por las personas con diferentes valores sexuales y estilos de vida.
  • Reconoce los conflictos de valor intergeneracionales entre los miembros de la familia.
  • Evalúa el impacto de la familia, cultura, religión, medios de comunicación y mensajes sociales, sobre sus propios pensamientos, sentimientos, valores y conductas relacionadas con la sexualidad.
  • Promueve el derecho a recibir información precisa y científica sobre la sexualidad.
  • Evita conductas que exhiban prejuicio e intolerancia.
  • Rechaza estereotipos sobre la expresión sexual de diversos grupos culturales.

Desarrollo humano

  • Aprecia su propio cuerpo.
  • Busca información sobre reproducción en la medida que lo necesite.
  • Considera que el desarrollo humano incluye la sexualidad, que puede o no incluir la reproducción o la experiencia sexual genital.
  • Se relaciona con ambos sexos de manera respetuosa y apropiada.
  • Afirma su orientación sexual y respetará la orientación sexual de otros.

Relaciones humanas

  • Busca en la familia una fuente de apoyo.
  • Expresa amor e intimidad de manera apropiada.
  • Desarrolla y mantiene relaciones significativas.
  • Evita las relaciones de explotación y de manipulación.
  • Toma decisiones informadas sobre opciones de familia y estilos de vida.
  • Desarrolla habilidades que realcen las relaciones personales.
  • Comprende cómo la herencia cultural afecta las ideas sobre la familia, las relaciones interpersonales, la sexualidad, la moral.

Habilidades personales

  • Se identifica y vive de acuerdo a sus valores.
  • Se hace responsable de su propio comportamiento.
  • Practica toma de decisiones efectivas.
  • Se comunica de manera efectiva con la familia, sus padres y parejas.

Fuente:http://sexoysalud.consumer.es

Siguenos en Facebook