Es de risa pero es la realidad, como lo es el atentado que se dio en contra de la cuestionada democracia mexicana con la destitución del fiscal Santiago Nieto y la “renuncia” de Marcia Garza en Tamaulipas.

“Con la vara que midas serás medido”. Mateo 7:2

Es de destacar los más de 36 mil empleos formales generados en Tamaulipas al corte de septiembre a pesar de ser por mucho el año más violento en el país y en la entidad, las estadísticas, los números no mienten y ambos reflejan una ambivalencia propia de un estudio de doctorado ya que lo usualmente aceptado es que si aumenta la inseguridad disminuye la creación de empleos.

Nunca antes en Tamaulipas en los primeros nueve meses del año se crearon tantos empleos formales y es de esperarse que aumenten aún mas para el cierre de año; los polos principales de desarrollo están en Reynosa, Matamoros y en la zona conurbada del sur, fundamentalmente en la industria, que pese a todo, incluyendo la amenaza de Donald Trump de dar por terminado el TLC continua creciendo.

Sin duda son buenas noticias , así como lo es el incremento propuesto del 20% al salario mínimo general, lo que sumara en menos de un año un incremento ponderado del 37% lo que sin duda también es una buena noticia, sin embargo y a pesar de este significativo incremento tan solo significan $720.00 por semana para un trabajador, lo que no deja de ser un mini salario de hambre que solo permite a un obrero sobrevivir …y con muchas dificultades, no se hable de un padre de familia con esposa y dos hijos.

Por lo que hasta ridículo se escucha a quien afirma que esto generara inflación o no habrá forma de pagarlo por los patrones.

Por lo mismo es que se hace imperante llevar el salario mínimo general a una cantidad cercana a los $200.00 diarios lo antes posible, moralmente no se puede pensar en una cantidad menor y aun así estaríamos a gran distancia del ingreso mínimo en los países socios hasta el día de hoy del NAFTA o TLC en español.

La interrogante gira alrededor de si este incremento de empleos en el país y en Tamaulipas se lo debemos agradecer a Peña Nieto o a García Cabeza de Vaca, o será producto de políticas económicas adecuadas que en el tiempo han madurado o simplemente producto de algún milagro, lo que en economía nunca sucede.

Lo que si podemos afirmar es que en Tamaulipas el día de hoy la principal restricción es la inseguridad que como epidemia padecemos y que si se pudiera disminuir y acotar a la delincuencia a las actividades ilícitas tradicionales el crecimiento del empleo  sin duda seria aun mayor.

Lo patético e inverosímil es que a pesar de que en voz de los políticos de los tres niveles de gobierno o de cualquiera de los tres poderes o del partido al que estén afiliados dicen ser su principal asignatura y preocupación, y los recursos aplicados en ello son multimillonarios, sin embargo se acaba el sexenio de Peña Nieto y así como en Tamaulipas no se conoce de una estrategia concreta, mas parece que se gobierna por ocurrencias, como la Gendarmería,  por lo menos en el tema de seguridad.

Es evidente el abismo que separa a la Federación con el Estado en materia de seguridad, así como es notorio el divorcio entre las propias dependencias estatales, por lo que la debilidad institucional esta a la vista sin esperanza de que con la seriedad que se debe abordar el tema se nombre a ocurrentes como responsables de recuperar  la seguridad de los tamaulipecos.

Lo que no deja de asombrarme es lo incapaces que somos los cuerudos de corazon…, para que vengan ,desde Martínez Manatou y más marcado últimamente, de todas partes de país a asumir las responsabilidades que debieran ser estrictamente de nosotros en la función pública , así mismo deben estar muy poco calificados los ingenieros de la entidad para que tengan que hacer la obra pública constructoras de Puebla, Chiapas, Nuevo León, por mencionar algunas entidades, así como los proveedores y prestadores de servicios debemos ser muy “maletas” para que sean de otras partes de la Republica quienes abastezcan al Gobierno y ni que decir de consultores y capacitadores que deben estar muy poco actualizados.

Yo en lo particular pensaría que a pesar de que eso fuera cierto aun así el dinero “rodaría” en la entidad si se trabajara por tamaulipecos de bien, sin embargo es muy posible que por ello estemos sumidos en el atraso social, político, económico, democrático y profesional, como decía mi abuela “Necha”, por chambones, pero de todos los tamaulipecos los que nos llevamos la “estrellita” somos los victorenses.

Es de risa pero es la realidad, como lo es el atentado que se dio en contra de la cuestionada democracia mexicana con la destitución del fiscal Santiago Nieto y la “renuncia” de Marcia Garza en Tamaulipas.

México esta “podrido” por donde se le vea, la sociedad somos rehenes de políticos corruptos , les pagamos sus ocurrencias y los enriquecemos a costa del sufrimiento de millones de mexicanos y son los mismos políticos que se les hace mucho pagarle a un trabajador $96.00 diarios.

Para rematar, tres semanas y contando o descontando por aquello de la extradición y ya algunos de Él ni se acuerdan, felices y despreocupados se les ve en la calle o en fiestas quienes deberían ser los primeros en llevarle aunque sea unos cigarros.

[email protected].mx

 

Siguenos en Facebook