Resulta que el también diputado federal Alejandro Guevara Cobos declaró a diferentes medios de comunicación de Tampico que, “para el 2018 el presupuesto de Egresos de la Federación se verá afectado con un ajuste del 2 %, es decir unos 46 mil millones de pesos, esperándose que éste no impacte en los rubros de seguridad y salud”. Esta cita textual apareció en diferentes publicaciones impresas los días 28, 29 y 30 de julio, entre ellos Milenio y El Mañana de Nuevo Laredo y replicado en infinidad de portales en los primeros días de agosto de este año.

  • Espejismo presupuestal 2018
  • Guevara ve recortes presupuestales

1.- Este domingo rompió el rutinario letargo informativo usual del 7º día, para dar paso a la celebración del I Informe del Presidente Municipal de Victoria, Oscar Almaraz Smer, dado que el evento tuvo lugar a partir de las siete de la tarde-noche, será mañana cuando nos ocupemos de ello. Se esperaba la presencia de elementos representativos de la sociedad local en virtud de los vínculos que el Edil ha cultivado a lo largo de su primer año de administración.

Desde luego la presencia de la clase política es de “cajón”, pero Oscar se ha distinguido por extender lazos de comunicación con empresarios, comunidad cultural y sociedad en general. Es también día de “Libre 17”, quizá por eso eligió la inusual hora de 6:45 de la tarde, lo que le permitirá al concluir el evento salir a festejar con los victorenses que se dan cita en ese paseo.

El mismo domingo el IETAM fue escenario del ceremonial protocolario para poner en marcha el calendario electoral 2017-2018, y oportunidad para la renovación de compromisos de los señores consejeros que conforman el Instituto Electoral, asimismo con la concurrencia del INE, dado que se trata de elecciones federales y locales. No pasaron por alto los retos que les esperan en una muy competida elección.

También en el PRI hubo actividad, por lo menos una guardia al frente de la mesa receptora de apoyos para hacerlos llegar a los damnificados de la ola sísmica de entidades de la zona sur del país. En fin un domingo muy sui géneris.

2.- En otro tema, le comento que las buenas nuevas anunciadas por el diputado federal Miguel González Salum referente a un aumento del 4.85 % en el presupuesto 2018 con respecto al del presente año, hay que tomarlas con reservas si recordamos lo que ocurrió en febrero de este año, cuando la Cámara de Diputados decretó un recorte, 3 meses y medio después de haber aprobado el presupuesto.

La drástica medida la denominó “Acuerdo de austeridad y disciplina presupuestal”, contenido en 30 acciones muy dolorosas para la economía del ciudadano de a pie. Pero además en el caso de 2018 hay versiones contradictorias emanadas desde el interior del propio Poder Legislativo.

Resulta que el también diputado federal Alejandro Guevara Cobos declaró a diferentes medios de comunicación de Tampico que, “para el 2018 el presupuesto de Egresos de la Federación se verá afectado con un ajuste del 2 %, es decir unos 46 mil millones de pesos, esperándose que éste no impacte en los rubros de seguridad y salud”. Esta cita textual apareció en diferentes publicaciones impresas los días 28, 29 y 30 de julio, entre ellos Milenio y El Mañana de Nuevo Laredo y replicado en infinidad de portales en los primeros días de agosto de este año.

La percepción de Guevara Cobos fue antes de que las comisiones empezaran a trabajar en este tema, sin embargo suena verosímil, y lo argumentó así: “La propuesta que siempre tenemos, es que el crecimiento del presupuesto vaya en proporción a la población que haya, pero hasta el día de hoy, lo que se está pronosticando es un decrecimiento del 2%, es decir 46 mil millones menos”.

El diputado Guevara precisó que todos los años ha habido recorte, desde que empezaron a tener la categórica baja en los precios del petróleo y que los ha afectado mucho en el proyecto de presupuesto del gobierno.

Hasta aquí lo expresado por ambos legisladores. No se trata de ser “aguafiestas” pero si realistas, un punto que afectará a Tamaulipas y a otras entidades del país, es que tendrá que ser modificado el recurso destinado a los desastres.

Estaba previsto para el FONDEN (Fondo de Desastres Naturales) 2018 un aumento del 10 %, y si  los 6 mil 35 millones 987 mil 256 pesos reservados en el presupuesto 2017 no fueron suficiente, sin eventos de la magnitud de los movimientos sísmicos que acabamos de sufrir, vemos difícil que los 6 mil 644 millones de pesos separados para el año próximo alcancen para rehabilitar lo necesario y ayudar a los damnificados que lo perdieron todo, claro que han empezado a llegar recursos internacionales extraordinarios.

Nada más para tener una idea, le comento que el Banco de Desarrollo de América Latina aprobó una donación de 200 mil dólares que equivalen a 3.5 millones de pesos para ayudar a víctimas del terremoto en Oaxaca, Chiapas y Tabasco y de pasó comunicó al Gobierno de México que puede obtener un préstamo con esta misma institución de ¡100.000.000 de dólares!

Nuestro vecino del norte, que siempre ha sido un fuente de apoyo de nuestro país, ni pensarlo ahora cuando tiene su propio problema y mucho mayor, eso sin contar la falta de sinergia de Trump con México.

Por otra parte la enorme inundación sufrida en Texas los inhabilita para suministrarnos gasolina, misma que será traída de países mucho más lejanos porque habrá que atravesar el Atlántico y eso va a encarecer la gasolina, al subir el precio vamos a tener que pagar más impuestos por el combustible y no quisiera ser ave de mal agüero, pero quizá en este recurso fiscal están basadas las alegres cuentas de la Secretaría de Hacienda. Ojalá que no.

Desde luego las declaraciones de González Salum son respetables porque están enmarcadas en documentos oficiales, él está en su papel de integrante de la Cámara de Diputados.

Lo único que podemos pensar es que la propuesta del gobierno federal responde a que conviene al partido en el poder en un año electoral de gran trascendencia al renovarse 629 legisladores que conforman el Congreso de la Unión, con 500 diputados federales 128 senadores, amén de la Presidencia de la República. Además de estar en juego 8 gubernaturas y el gobierno de la Ciudad. de México, así como comicios municipales y de diputaciones locales. 30 de las 32 entidades del país, tendrán alguna forma de elección.

Por eso no podemos descartar que las cuentas alegres del presupuesto 2018, sólo sea un espejismo.

Siguenos en Facebook