En otras cosas… Con un trabajo intenso, continuo y sistematizado entre la Secretaría de Salud y el Ayuntamiento de la capital del estado, se redoblarán esfuerzos y fortalecerán las acciones para controlar los casos de Dengue, Zika y Chikungunya, para lograr cortar la cadena de transmisión.

Muchos mexicanos coinciden en el sentido de que Ricardo Anaya Cortés, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, es un político joven que merece y puede ser el mejor candidato de su partido a la Presidencia de la República, le ven empuje, agallas, es audaz y hasta parece inteligente para elegir a sus amigos y enemigo.

Tiene aciertos indiscutibles, se notó su mano en las elecciones del 2016 cuando desde la dirigencia trabajo para sacar candidatos de verdad en su partido y no las clásicas comparsas que no querían ganar gubernaturas sino hacerse de mucho dinero sin trabajo alguno.

Muchos lo ven muy joven, sin experiencia y consideran que poner en la presidencia de la República a un hombre con menos de cuarenta años a cuestas es un riesgo que puede provocar inestabilidad, otros lo consideran poco nacionalista cuando decidió que sus hijos y mujer mejor vivan y estudien en Estados Unidos y hay quien le cuestiona de dónde saca tanto dinero para darse esos lujos, temas de los que ya habló en su momento.

La verdad no es tan joven, con poco menos de 40 años ya hemos tenido presidentes de la República, quizá el más recordado, para bien o para mal, de todos ellos sea Carlos Salinas de Gortari.

Otra realidad es que Anaya parece no querer ser, o considera que no le toca ser, el candidato a la Presidencia de la República por el PAN, cualquiera con intensiones de una candidatura ya para estas fechas habría renunciado a su dirigencia y se habría abierto completamente como aspirante.

Es, precisamente esa tardanza y los impedimentos legales que surgen de la misma, lo que ha llevado a la mayoría de los viejos panistas a tener en Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla, a su candidato, le ven más experiencia, tablas para competir.

La que de plano se ha desinflado, por lo menos en el PAN, es Margarita Zavala, la esposa del expresidente de México Felipe Calderón, da la impresión que le ha pesado mucho su marido.

El caso es que ayer estuvo en Victoria, Tamaulipas, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Ricardo Anaya y es indudable que convenció a la estructura del partido de que tiene tablas, de que trae discurso, de que puede ser un buen candidato.

En Tamaulipas el dirigente del PAN nacional trabajo con la estructura rumbo al 2018 y hasta tuvo tiempo para meterse en la elección interna del PRI a quienes les dijo están jugando con fuego y que lo mejor que pueden hacer es invitar a la PGR y a las autoridades correspondientes para que investiguen a sus aspirantes a la dirigencia estatal ya que se presume que uno de ellos tiene nexos con la delincuencia.

Lo malo para Anaya es que los tiempos están encima, quien quiera ser candidato a la Presidencia de la República debe pronunciarse y hacer todo un trabajo interno en sus partidos que pueda reflejarse en todos los ciudadanos, el primero para ganarse la candidatura el segundo para recuperar espacios frente a Andrés Manuel López Obrador que a la gente le sigue pareciendo el mejor candidato y el opositor real a Peña Nieto y el PRI, ven en el tabasqueño al único que más los castigaría y sería la venganza contra el PRI por tenernos como nos tienen.

Igual es muy cierto que no existe el menor caso convencer a estructuras partidarias en Entidades como Tamaulipas donde hay un liderazgo visible, un liderazgo que en su momento querrá obtener los puestos disponibles para quienes le garanticen trabajo y lealtad al Estado, es decir, buscará consensuar y que desde México o desde el equipo del candidato  presidente no quieran meter a rajatabla a sus incondicionales como aspirantes al Senado, Diputados federales, e incluso presidentes municipales, síndicos y regidores.

En resumen, fue bueno el esfuerzo de el chico maravilla por convencer a las bases y la dirigencia estatal de su partido de que puede ser una buena opción pero también es un hecho que si considera que ya con eso lo logró todo se está equivocando de estrategia.

En otras cosas… Con un trabajo intenso, continuo y sistematizado entre la Secretaría de Salud y el Ayuntamiento de la capital del estado, se redoblarán esfuerzos y fortalecerán las acciones para controlar los casos de Dengue, Zika y Chikungunya, para lograr cortar la cadena de transmisión.

Luego de haber implementado estrategias contra las enfermedades por vector en Reynosa, Matamoros, Tampico, Madero y Altamira, la secretaria de Salud, Gloria Molina Gamboa concluyó en Victoria la gira por los municipios más afectados por estos padecimientos.

En reunión con el presidente de Victoria, Oscar Almaraz Smer, la funcionaria estatal instó a trabajar con convicción y compromiso con base en las líneas de acción del gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca, para garantizar la salud de la población.

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo a sus órdenes, para lo que guste y mande, el correo electrónico… [email protected]

Siguenos en Facebook