En esta reunión de trabajo del recién nombrado delegado del CEN del PRI para Tamaulipas en la ciudad de México, ahí estaban todos los que aspiran a dirigir al partido, como si nada hubiera pasado, como si no se hubieran ofendido, todos juntitos, abrazándose y estrechándose las manos, es decir, Sergio Guajardo Maldonado, Enrique Cárdenas del Avellano, Juan Alonso Camarillo, Luis Enrique Arreola Vidal, Óscar Luebbert Gutiérrez, Alejandro Guevara Cobos, Edgar Melhem Salinas y el traidor de Javier Villarreal Terán,  entre otros.

 

Con el nombramiento del nuevo delegado especial del PRI en Tamaulipas, designado por el Comité Ejecutivo Nacional del tricolor, se despeja la incógnita para nombrar al nuevo dirigente estatal de este instituto político después de aquella derrota que sufrió el pasado 5 de junio del 2016.

El enviado para llevar los trabajos de unidad en torno al nuevo dirigente estatal del PRI en Tamaulipas, es el actual Presidente Nacional de la Fundación Colosio José Murat Casab, ex gobernador del Estado de Oaxaca y nombrado en la Ciudad de México en la misma sede del PRI nacional.

Este nombramiento se dio a conocer el pasado martes por la mañana en la ciudad del smog, mediante una reunión de trabajo que sostuvo la aún Presidenta del Comité Directivo Estatal del PRI en Tamaulipas, Aida Zulema Flores Peña, que se hizo acompañar por el Secretario General José Hernández Cuesta, senador, diputados federales, locales y clase política tamaulipeca con el Presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza.

El nuevo delegado especial de este instituto político según su curriculum vitae, nació en la ciudad de Ixtepec, Oaxaca, el 18 de octubre de 1947; es Licenciado en Derecho egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM.

En su trayectoria política destaca su desempeño como diputado federal en las legislaturas XLIX, LI, LIV y LX y como senador de la República en el periodo 1994-1997. En ambas cámaras fue Secretario de la gran Comisión y de la Comisión de Relaciones Exteriores y en el periodo 1998 a 2004 gobernador de su natal Estado.

Asimismo en el Comité Ejecutivo Nacional fue Secretario de Relaciones Internacionales; Director de la Escuela Nacional de Cuadros y actualmente Presidente de la Fundación Colosio, además ha publicado libros sobre la reflexión, entre los que destaca más el Pacto por México.

José Murat, al ser entrevistado una vez como tal dijo, “no vengo a favorecer a nadie y que tiene clara encomienda de trabajar de manera incluyente y respetuosa”.

Llamó a todas y todos los priistas a cerrar filas, sumar esfuerzo, voluntad y compromiso y enfrentar con éxito lo que viene, no tenemos otra posibilidad, no tenemos otra alternativa, tenemos que reagruparnos, tenemos que levantarnos de esta amarga experiencia para recuperar lo que es nuestro; el servicio a la demás gente.

En esta reunión de trabajo del recién nombrado delegado del CEN del PRI para Tamaulipas en la ciudad de México, ahí estaban todos los que aspiran a dirigir al partido, como si nada hubiera pasado, como si no se hubieran ofendido, todos juntitos, abrazándose y estrechándose las manos, es decir, Sergio Guajardo Maldonado, Enrique Cárdenas del Avellano, Juan Alonso Camarillo, Luis Enrique Arreola Vidal, Óscar Luebbert Gutiérrez, Alejandro Guevara Cobos, Edgar Melhem Salinas y el traidor de Javier Villarreal Terán,  entre otros.

NOTAS CORTAS

1.- Más del PRI. De acuerdo a un comunicado por parte del CEN del PRI, vía su dirigente, el michoacano Enrique Ochoa Reza, la Asamblea Nacional Ordinaria a efectuarse el próximo 12 de agosto no será para “palomear” a quien será el candidato a Presidente de la República de dicho instituto político, sino más bien es para analizar propuestas y reformas a estatutos para dejar en claro el procedimiento para la elección presidencial en el próximo año.

Ojalá que así sea porque se espera una fuerte rebelión hacia el interior de ese instituto político, mismos que rechazan el dedazo presidencial, por lo que este partido ya no aguanta más una línea de arriba, pues se organizan o se van al precipicio en el 2018. Basta ya de demagogia y traidores que están hundiendo la poca esperanza que le queda al Revolucionario Institucional.

2.- Para que el Partido Revolucionario Institucional recupere Nuevo Laredo, ahí tiene un buen activo de corazón, puro y auténtico priista, con el actual dirigente local de la CNOP y FETSE, dos veces regidor y otros cargos más del partido, con trayectoria limpia, Benjamín García Marín. Esto para la alcaldía de 3 años, no inventar priistas que se camuflajen, que se visten de piel de oveja o que coqueteen con otros partidos políticos.

3.- Con el regreso a la chamba se dejan venir en cascada los nombramientos que faltan del gobierno del Estado en los municipios del estado, pues sí que faltan y muchos. Ejemplos sobran, Oficinas Fiscales, Registro Civil, ITAVU, CREDES y otros más. Veremos y diremos quienes llegan.

Por hoy es todo, en la próxima seguiremos dialogando del acontecer político tamaulipeco. [email protected]

 

Siguenos en Facebook