Por su parte, las autoridades estatales ofrecieron trabajar en forma coordinada con el Ejército, la Marina y la Policía Federal para atacar a las bandas del crimen organizado, incluso ayer elementos de la Policía Investigadora detuvieron a cuatro jóvenes acusados de ser “halcones”, a quienes se les decomisaron más de 100 objetos punzocortantes, conocidos como “poncha llantas” y radios de comunicación

Mucho se ha hablado del cambio que se inició el pasado 1° de octubre, sin embargo como la paradoja del gatopardismo: “cambiar todo para que todo siga igual”, porque la sociedad tamaulipeca no se conforma con que vengan los integrantes del Gabinete de Seguridad para dar a conocer cifras alegres de los supuestos avances alcanzados en la lucha en contra del crimen organizado, ni mucho menos con escuchar las mismas promesas de siempre de que ahora sí va en serio el compromiso de recuperar la paz y la tranquilidad social en la entidad.

Como hace tres años, las autoridades estatales no quisieron molestar ni mucho menos incomodar a los integrantes del Gabinete de Seguridad con invitados que les dijeran abiertamente la crítica situación de inseguridad social que se vive en toda la entidad, sino por el contrario designaron a seis empresarios, quienes con una actitud servil y vergonzosa, se dedicaron a lanzar loas y vítores.

Tan se lo creyeron, que el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, rechazó que la estrategia de seguridad haya fracasado en la entidad, aunque sí reconoció la crítica situación de violencia que se vive en Reynosa, pero la calificó como normal luego de que fue abatido el peligroso narcotraficante Juan Manuel Loza Salinas, alias el “Comandante Toro”, el pasado 22 de abril.

Además, trató de minimizar la ola de violencia que se vive cuando dijo que los enfrentamientos con bandas del crimen organizado sólo se dan en dos municipios, mientras que en el resto nada más hay asaltos, cobro de piso, extorsiones, secuestros, entre otros delitos sin importancia para él.

De nueva cuenta ofrecieron una nueva estrategia en la lucha en contra de la delincuencia organizada, puesto que ahora se utilizará más la inteligencia militar y policíaca para acabar con las fuentes de financiamiento con que cuentan las bandas de narcotraficantes.

Por su parte, las autoridades estatales ofrecieron trabajar en forma coordinada con el Ejército, la Marina y la Policía Federal para atacar a las bandas del crimen organizado, incluso ayer elementos de la Policía Investigadora detuvieron a cuatro jóvenes acusados de ser “halcones”, a quienes se les decomisaron más de 100 objetos punzocortantes, conocidos como “poncha llantas” y radios de comunicación.

Resulta loable la actuación de los policías estatales, pero porque hasta ahora se actúa en contra de los jóvenes conocidos como “halcones”, cuando en todas las ciudades desde hace mucho tiempo actúan en complicidad con las bandas del crimen organizado.

Es por eso, que la sociedad tamaulipeca se pregunta: ¿dónde está el cambio?, puesto que sigue la misma situación no sólo en torno a la lucha en contra del crimen organizado, sino también en otros rubros de vital importancia, como es el empleo, cuya situación ha empeorado con el despido de cientos de trabajadores de las dependencias gubernamentales.

En temas más amables, la Junta Local Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE) en Tamaulipas, aprovechó la oportunidad de su participación en el evento de la inauguración del Observatorio sobre la Participación Política de las Mujeres en Tamaulipas, celebrado ayer en el Congreso Local, en donde invitó a los asistentes que conocieran y probaran el funcionamiento de las urnas electrónicas.

El vocal ejecutivo del Registro Federal Electoral (RFE), José de Jesús Arredondo Cortés, fue el encargado de invitar a los asistentes a realizar la prueba en una sala anexa del auditorio del Congreso Local.

En verdad resulta sencillo ejercer su voto en la urna electrónica, ya que ayer con el tema del empoderamiento de las mujeres en el ámbito político se realizaron preguntas acerca de cuántas alcaldesas y diputadas locales hay en Tamaulipas, entre otras de aspectos electorales.

Además de ejercer el voto en forma sencilla y rápida, con la urna electrónica se ahorrarán miles y miles de millones de pesos que se gastan en cada elección no sólo con la impresión de las boletas y las actas electorales.

Y lo más interesante, el resultado de la jornada electoral se podrá conocer en forma automática, luego que la urna electrónica estará conectada a un servidor que llevaría la contabilidad de los votos emitidos, además los funcionarios de las casillas no tendrían el problema de discernir si el voto es válido o no.

Lógicamente, habrá políticos que se opondrán a la utilización de la urna electrónica porque podría ser “hackeada” con el propósito de cambiar el resultado electoral, sin embargo existen sistemas seguros e inviolables para dar paso a la modernización del voto en nuestro país.

Correo electrónico: [email protected]

Siguenos en Facebook