Y es que, de entrada, llama la atención que las cuentas públicas de ejercicios fiscales anteriores de esos entes, hayan sido aprobados vía “fast trak” en el Congreso local, es decir, sin una revisión convincente, que despeje cualquier duda y que contrario a ello, genera una serie de especulaciones por el tiempo que se validaron. Así, nada de carpetazo ni un hasta luego, sino que por el contrario, la verificación se mantendrá y conforme se vaya desahogando, se determinará el tipo de responsabilidad penal o administrativa.

La revisión, auditoria o fiscalización que se realiza de dependencias de la anterior administración estatal, ayuntamientos e incluso, organismos público descentralizados del Gobierno del Estado va para largo. Y no es tanto por falta de voluntad o de interés, sino que simple y sencillamente no se tiene la capacidad para auscultar tantas cosas, que en algunos de los casos derivan de quejas y denuncias. El mismo Contralor MARIO SORIA LANDERO, adujo que se están lanzando clavados a una alberca de 20 metros de profundidad, pero sin agua. En otras palabras, que la revisión no es nada fácil, sobre todo, cuando se dispone de una legislación laxa en materia de fiscalización de todos los entes que manejan recursos públicos. Sabe que entre la población, existe una especie de desesperación e incertidumbre, que ve pasar las cosas en otras entidades del país, como Veracruz donde se detuvo al ex Gobernador JAVIER DUARTE y no ve nada claro o algo parecido en Tamaulipas. Y decimos que el tema va para largo, porque además de todo lo que implica el clavado en tantos y tantos papeles, se tiene que hacer una revisión profesional, que no dé lugares a duda o especulaciones sobre la acción que se tenga pensado ejercer, sea penal o administrativa, contra quien resulte responsable. SORIA LANDERO sabe que existe un quebranto financiero contra el Gobierno del Estado a través de algunas dependencias, como también de Ayuntamientos y organismos público descentralizados, además de agua potable y alcantarillado, aunque el problema es probarlo. Sabe que, quienes ocasionaron este quebranto, lo hicieron tan bien, que es difícil probarlo. Por ello, la fiscalización de la manera en que se aplicaron los recursos, se licitaron las obras y las acciones, implementaron los programas y las acciones se llevarán tiempo. Diremos que a la par del trabajo que realiza el Contralor MARIO, la Auditoria Superior del Estado a través de JORGE ESPINO ASCANIO se avocó a auscultar algunas cosas de ayuntamientos y organismos operadores de agua potable y alcantarillado. Y es que, de entrada, llama la atención que las cuentas públicas de ejercicios fiscales anteriores de esos entes, hayan sido aprobados vía “fast trak” en el Congreso local, es decir, sin una revisión convincente, que despeje cualquier duda y que contrario a ello, genera una serie de especulaciones por el tiempo que se validaron. Así, nada de carpetazo ni un hasta luego, sino que por el contrario, la verificación se mantendrá y conforme se vaya desahogando, se determinará el tipo de responsabilidad penal o administrativa. Por todo lo anterior, habrá que seguir muy de cerca la actuación de la Contraloría como la ASE, y estar al pendiente de cuando se acuda a la Procuraduría General de Justicia o bien, al Poder legislativo, toda vez que bajo el brazo, irán las primeras demandas o solicitudes de intervención, contra quienes formaron parte de la administración pública.

LOS MANCHADOS

A por lo menos 22 alcaldes de igual cantidad de municipios, el Subsecretario del Medio Ambiente SERGIO ARTURO GONZALEZ MIRANDA, simple y sencillamente les leyó la cartilla. Palabras más palabras menos, les dio de plazo un tiempo perentorio para que lleven a cabo un estudio de saneamiento del agua, sobre todo de los ríos soto la marina, purificación, corona y guayalejo, donde se vierten descargas residuales directas al agua, sin siquiera darles tratamiento y por consecuencia, ocasionando problemas de contaminación. SERGIO es una persona ordenada, tranquila, paciente, pero no comparte la forma de ser, cuando de responsabilidad laboral se trata y menos, cuando va de por medio problemas de contaminación. Así que, alcaldes como EDUARDO ALVARADO GARCÍA, de Soto la Marina HABIEL MEDINA FLORES y de Llera     HECTOR DE LA TORRE VALENZUELA tendrán que cumplir con la exhortación, so pena de ser sujetos de alguna sanción por incumplimiento. El problema lo enfrentan 22 municipios, pero sobre todo éstos últimos ríos en los que existe presencia de gente que gusta de bañarse en las aguas, como sucedió en el pasado periodo vacacional de semana santa. Derivado de las condiciones en que se vierten los desechos a las aguas de esos ríos, no está descartado que en algunos de ellos, se estén generando enfermedades que afecten la salud de la población. En fin.

[email protected]

Siguenos en Facebook