CADHAC dio a conocer que cuenta con un registro de un mil 375 personas desaparecidas, de las cuales 322 fueron vistas por última vez en territorio tamaulipeco, habiendo sido localizadas 8 personas.

Por Chantal Martínez Díaz/La Región Tamaulipas

Cd.Victoria,Tamaulipas.-Asociaciones civiles, familiares y colectivos de desaparecidos de Nuevo León, San Luis y Tamaulipas, acudieron este día a la Procuraduría General de Justicia en Ciudad Victoria, para actualizar expedientes, además de pedir transparencia en el flujo de la información y, abrir las fosas comunes dado que el banco de datos no coincide con las muestras de ADN que algunos han proporcionado.

Desde temprano, la Asociación civil Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC) y la Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados, Secuestrados y Desaparecidos de Nuevo León (AMORES), tendrán la novena reunión con la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios, aquí en Ciudad Victoria, a fin de actualizar 17 expedientes correspondientes a 47 personas, 35 hombres y 12 mujeres, desaparecidas en los municipios de Ciudad Victoria, Matamoros, Nuevo Laredo, Reynosa y Tampico.

CADHAC dio a conocer que cuenta con un registro de un mil 375 personas desaparecidas, de las cuales 322 fueron vistas por última vez en territorio tamaulipeco, habiendo sido localizadas 8 personas.

Desde 2014 se habían tenido reuniones con la Procuraduría de Tamaulipas para revisar expedientes y ahora, esta es la segunda reunión que se hace con el actual Procurador de Tamaulipas, Irving Barrios. La intención es revisar avances de las investigaciones de hechos ocurridos en diversas ciudades, comunidades o tramos carreteros de este estado.

Ahí mismo en la Procuraduría se dieron cita familiares de desaparecidos como la señora Estrella Vázquez oriunda de Ciudad Victoria quien dio a conocer que la llamaron de esa dependencia debido a que habían localizado a su hermano desaparecido en 2013.

Le notificaron que los restos están en una fosa común del panteón de La Cruz.

“Vengo por mi hermano que está desaparecido desde 2013, ya me dijeron que fue localizado y que lo tienen en una fosa común en el panteón de la Cruz… Me mandaron llamar”, declaró en entrevista.

Por su parte, Guillermo Gutiérrez Riestra, del Colectivo de Familiares y Amigos de Desaparecidos, dijo que es necesaria una revisión del banco de datos de la Procuraduría, así como los restos que hay en las fosas comunes, sobre todo porque no coinciden con los bancos de datos de sus asociaciones.

Incluso, dijo que existe la sospecha que al igual que como ocurrió en el estado de Veracruz, en Tamaulipas se utilizaron muestras o reactivos falsos.

“Lo que nos parece sospechoso, es que ninguno de los familiares de nosotros desaparecido, coincide con los datos de ADN que existe en las fosas comunes”.

Siguenos en Facebook