Eran casi las 12 del día cuando la rutina vial de Ciudad Victoria se vio alterada. Por el boulevard “José López Portillo”, unos ocho camionetas de la Policia Ministerial a toda velocidad, con las torretas encendidas y pasándose la luz roja de los semáforos se dirigían hacia el sur de la ciudad.

A esa misma hora, en la Calzada Tamatán, a la altura del Hospital Infantil, la circulación vehicular estaba siendo desviada por dos cumplidos oficiales. ¿La causa? Se suscitaba una balacera hacia el interior del Penal de la capital del estado. El inconfundible sonido de los balazos se escuchaba a muchas cuadras de la penitenciaria local.

Por el Libramiento “Emilio Portes Gil” raudas tres camionetas de la Policía Federal tomaban rumbo al Penal. Casi a los dos minutos por la misma vía a toda velocidad un par de ambulancias de la Cruz Roja con las sirenas encendidas tomaba el mismo rumbo. A los 5 minutos pasó otra ambulancia, al tiempo que dos helicópteros aparecieron sobrevolado la cárcel de la ciudad.

Pues ahí tienen que el diputado federal Gustavo Cárdenas Gutiérrez tomó la palabra en la Ciudad de México  y manifestó que el caso Yarrington es la punta del iceberg en Tamaulipas. Y añadió en el tono coloquial que lo caracteriza: “Las autoridades tienen la carnita suficiente para hacer lo que les corresponde”.

Denunció que “en Tamaulipas muchos se han servido del erario estatal, otros han servido al narcotráfico, pero a muchos se les ha premiado con el fuero”.

“Las redes de complicidad y corrupción, no fueron atacadas, desmembradas o desartículadas en gran medida por que no las conocieron, no las investigaron y con esos actos, sin dudar las fortalecieron”.

Y hace el siguiente señalamiento: “Los tamaulipecos queremos de regreso nuestro dinero y que se aplique para el estado”.

Anunció que estará presentando un punto de acuerdo en Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión “por que no cesaré en la lucha de los tamaulipecos”.

Refirió que en el año 98 fue contrincante por la gubernatura de Tamaulipas de Tomás Yarrington, y afirma que este “no se manda solo, es la punta del iceberg, de un grupo de políticos y de empresarios y criminales aprovechados de las circunstancias”.

“Lo que ha hecho que en Tamaulipas se viva en un clima de zozobra e inseguridad terrible, con un estado de Derecho corrompido”.

El legislador pide que el actual Gobernador transparente todas las acciones de gobierno.

En el año 98 asintió Gustavo que como candidato compitió contra el crimen organizado.

Lamentó que haya una serie de complicidades y pidió un castigo ejemplar contra Tomas Yarrington. Recordó que Tamaulipas es un estado inmensamente rico en su naturaleza.

Reveló que en la entidad calcula no menos de mil fosas clandestinas. Y demanda que el Gobierno haga lo necesario para instaurar el Estado de Derecho.

En otros asuntos el coordinador estatal del Partido del Trabajo (PT) Alejandro Ceniceros Martínez quien promovió el amparo contra el nombramiento del auditor superior del estado, sostiene que “su alegato es que yo no tengo interés jurídico ni legítimo, que como ciudadano no tengo derecho a cuestionar a pesar de que el juez me reconoció personalidad como representante partidista”.

En rueda de prensa, Alejandro Ceniceros aclaró que el interés jurídico es atribución de todos los tamaulipecos “pues el auditor es el responsable de revisar la correcta aplicación del presupuesto de egresos del Estado, de ahí que se requiera que sea una persona imparcial, independiente y con conocimientos técnicos de auditoría y control de presupuestos, características de las que adolece”.

La audiencia constitucional estaba programada para el 11 de abril, sin embargo, las autoridades responsables rindieron su informe y alegatos hasta el día 5 de abril, y la norma legal determina que el expediente debe estar completo al menos 8 días antes de la audiencia, motivo por el cual se difirió para el día 15 de mayo a las 10 horas.

Lo grave del asunto es que “en vez de defender la legalidad del nombramiento, por parte del Congreso y el Ejecutivo, como la supuesta experiencia y profesionalismo de Ascanio, así como los estudios de posgrado,  impugnan mi personalidad jurídica”.

Hasta hoy, Espino Ascanio, aparece en el padrón de militantes del Partido Acción Nacional, de acuerdo a su página web oficial, y con esa prueba es más que suficiente para demostrar la parcialidad del nombramiento.

Ceniceros Martínez dijo que lo que ha quedado demostrado es la cercanía entre Espino Ascanio y la familia del Gobernador cuando el primero otorgó contratos millonarios cuando fungió como funcionario de Caminos Y Puentes Federales de Ingresos.

Con todo este ambiente de violencia y de cuestionamiento hacia algunas autoridades sin duda habrá de cesar y predominará la Justicia. NOS VEMOS.

Siguenos en Facebook