Forbes México conversó vía electrónica con Ilia Tarasénko, Director general de MiG para conocer más sobre la visión y los planes de la corporación en México y América Latina. Lo que sigue es una versión condensada, editada para fines de claridad.

Por Forbes México

El mes pasado, la Corporación Rusa para la Fabricación de aviones (MiG por sus siglas en ruso), presentó al mundo el MiG-35 —un caza imperceptible al radar y capaz de volar a cualquier hora del día y bajo cualquier condición meteorológica— y lo puso a disposición de 30 países del mundo, incluyendo algunos de América Latina.

Forbes México conversó vía electrónica con Ilia Tarasénko, Director general de MiG para conocer más sobre la visión y los planes de la corporación en México y América Latina. Lo que sigue es una versión condensada, editada para fines de claridad.

Ilia Tarasénko: El mercado latinoamericano es muy importante para MiG y toda la Corporación OAK (Corporación Unida para la Construcción de Aviones, por sus siglas en ruso). En mi calidad de jefe de la compañía de Aviones civiles Sujói, en el marco del programa SSJ100, tuve la oportunidad de tener bajo mi cargo la puesta en marcha de un importante proyecto en el mercado de México en el segmento civil durante varios años. Nuestro equipo logró transformar una opción financiera en el contrato fijo con la compañía de aviación Interjet. Por ende, este mercado no es ajeno para nosotros. Existe una plataforma común para el desarrollo de las relaciones entre socios en la esfera de la construcción de aviones. Actualmente, estamos enfocados en una colaboración constructiva y de beneficio mutuo.

Aunque nuestra relación comercial es óptima, en la Corporación MiG nos gustaría avanzar hacia una cooperación aún más estrecha. Vemos dos amplios caminos de colaboración. El nuevo avión caza MiG-35, presentado hace algunos días, sobrepasa a sus competidores rusos y extranjeros en cuanto a la relación precio-calidad. Esta aeronave no tiene análogos en el mundo y es capaz de fortalecer suficientemente la capacidad de combate de las fuerzas aéreas de México. La Corporación MiG posee todas las competencias para la participación en el fortalecimiento de la industria de la construcción de aviones de este país latinoamericano en el marco de la producción de técnica de aviación en conjunto.

Ustedes tienen una relación comercial con Perú y han dicho que es uno de los países con mayor interés por el caza, ¿qué otros países son ideales para ofrecer el nuevo MiG-35?

El nuevo MiG-35, tiene un alto potencial de exportación. En la actualidad, hay 29 países alrededor del mundo que operan los aviones caza MiG-29. No obstante, su plazo de explotación caducará durante los próximos 5 a 6 años. Bajo tales condiciones, es económicamente viable para estos operadores comenzar la transición hacia los nuevos modelos de aviones caza del mismo fabricante, ya que no requiere ningún tipo de reentrenamiento adicional para los pilotos ni nueva capacitación del personal técnico, ni tampoco requiere un reacondicionamiento radical de la infraestructura de los aeropuertos. Por estas razones, los nuevos aviones caza MiG-35 tienen el potencial de exportación más alto entre los aviones de combate rusos.

En América Latina, además de Perú, vemos interés por parte de Colombia, Cuba y Argentina, entre otros países. Los pilotos de las naciones latinoamericanas entregaron una alta evaluación a los diseños tecnológicos del nuevo MiG, después de tener la oportunidad de evaluar el desempeño del avión, sus cualidades de pilotaje y las capacidades de combate de la aeronave.

Siguenos en Facebook