El presidente estuvo acompañado por el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas; el director general de Pemex, José Antonio González Anaya; y el secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps.

Por Adolfo Sánchez Venegas. Enviado

Ciudad del Carmen, Camp. 18 Mar (Notimex).- El presidente Enrique Peña Nieto criticó a quienes afirman que el sector energético y Pemex no debieron abrirse a alianzas e inversión privada, y destacó que a dos años y medio desde que se aprobaron las leyes secundarias de la reforma energética ya hay resultados concretos.

Al encabezar en la Terminal Marítima Laguna Azul de este municipio el LXXIX Aniversario de la Expropiacion Petrolera, expuso que aquellos por irresponsabilidad le “apuestan al aplauso fácil, sin importarles que se seque nuestra producción petrolera y que con ello se vean comprometidas las finanzas y la viabilidad de esta gran empresa emblemática de los mexicanos”.

Expresó que lo hacen por desconocimiento, porque esas voces “no se han dado cuenta que el contexto petrolero a nivel mundial ha cambiado, ya que ahora ninguna empresa petrolera asume todos sus proyectos de exploración por sí sola, por los graves riesgos que implica para su patrimonio”.

Frente a trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), explicó que el país necesita socios para aplicar tecnología de punta y seguir las mejores prácticas internacionales, para compartir costos y riesgos y al mismo tiempo sumar esfuerzos y recursos.

Todavía es más necesario, indicó, cuando se trata de explorar y extraer petróleo en aguas profundas del Golfo de México, ya que sólo un proyecto de este tipo puede requerir de más de cinco mil millones de dólares.

Después de entregar el puente “La Unidad” y el Buque “Reforma Pemex” dio a conocer que ha girado instrucciones al director general de la empresa productiva del Estado para que se inicie la construcción del ducto de hidrocarburos entre Mérida, Progreso y Cancún.

Con esta obra se eficientara el suministro de gasolinas, diésel y turbosina en la region e impulsará su dinamismo, por lo que este proyecto peninsular tendrá una extensión de 310 kilómetros y una inversión aproximada de tres mil 600 millones de pesos.

El presidente estuvo acompañado por el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas; el director general de Pemex, José Antonio González Anaya; y el secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps.

Peña Nieto señaló que son los trabajadores de la compañía los que la han hecho triunfar, por lo que “ahora para asegurar su porvenir les tocará hacer realidad un cambio profundo en la historia de la empresa”.

Apuntó que Pemex ha demostrado que puede aliarse y asociarse para competir y triunfar, por lo que les pidió pensar que ahora “también pueden participar y triunfar en otras partes del mundo, e incluso explorar y extraer hidrocarburos en otros países como empresa productiva que ahora son”.

Anotó que México necesitaba enfrentar con decisión y visión los desafíos energéticos del siglo XXI, como lo hizo el país hace 79 años con la expropiación petrolera.

Estableció que con la reforma energética se podrá lograr la modernización de la industria, la creación de empleos de alta calidad, mayores ingresos para el Estado y el crecimiento económico del país.

Aseguró que a dos años y medio desde que se aprobaron las leyes secundarias de la reforma ya hay resultados concretos; “y hay un antes y un después de la decisión que tomamos.”

Hay que subrayarlo, ningún otro país ha hecho tanto en tan poco tiempo por su sector energético, enfatizó el Jefe del Ejecutivo. Hoy se puede decir que en agosto de 2014 inició una verdadera revolución energética, subrayó.

“Hace dos años y medio había sólo una empresa de exploración y producción de hidrocarburos en México. Hoy son 48 empresas nacionales e internacionales que ya participan en esta tarea”, detalló.

Hace dos años y medio, precisó, no había competencia en el transporte y comercialización en gas natural; hoy hay 24 empresas que están invirtiendo en estas actividades.

Durante su discurso mencionó que hace dos años y medio se tenía a Pemex con un presupuesto limitado, basado en recursos públicos y obligado a asumir todos los riesgos de las actividades petroleras.

Hoy, agregó, se cuenta con una empresa productiva del estado, capaz de realizar asociaciones que le permiten reducir riesgos, adquirir nuevas tecnologías y aumentar sus fuentes de financiamiento. Con la reforma, abundó, ya se han comprometido inversiones cercanas a los 70 mil millones de dólares.

Añadió que la reforma energética está abriendo posibilidades nuevas al sector privado pero sobre todo oportunidades de expansión y modernización a esta la gran empresa emblemática de México que es Petróleos Mexicanos (Pemex).

Dio indicaciones al Director General de Pemex para continuar fortaleciendo la transparencia y rendición de cuentas de esta empresa. “Tenemos obligación de convertir a Pemex en sinónimo de eficiencia operativa, solidez financiera e inobjetable transparencia”.

Lamentó el accidente ocurrido en instalaciones de Pemex ubicadas en Salamanca, Guanajuato, donde varios trabajadores perdieron la vida y otros salieron heridos y se sumó a la pena que embarga a las familias.

Por su parte el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, afirmó que para la empresa petrolera no ha sido un año fácil, pero hoy cuenta con finanzas sanas, estables y un futuro alentador.

Consideró que con la reforma energética la compañía se ha fortalecido y continúa con el impulso de su transformación. Hizo notar que con las asociaciones con empresas internacionales Pemex elevará su competitividad a nivel internacional.

“No olvidemos el pasado para construir el futuro de Petróleos Mexicanos y siga siendo un pilar del México del mañana”, pidió.

En tanto el gobernador Alejandro Moreno Cardenas afirmó que las reformas estructurales que impulsa el presidente Peña Nieto están construyendo el país del siglo XXI.

Siguenos en Facebook