Por lo tanto, a partir de hoy viernes, muchos empleados de la burocracia nacional, ya hacen maletas para descansar hasta el lunes próximo, en vista de que así lo contempla la ley vigente.

Popularmente hemos utilizado la palabra puente simbolizándolo como un fin de semana largo y muchas plumas y micrófonos satanizaron al Sindicato Magisterial (SNTE) como responsable de esos días de asueto oficial.

Sin embargo quienes atacan a los docentes indiscriminadamente por los descansos largos, olvidan que el calendario oficial, el que emiten las autoridades laborales, son quienes hacen la planeación y contemplan por Ley, esos ‘puentes’.

Por lo tanto, a partir de hoy viernes, muchos empleados de la burocracia nacional, ya hacen maletas para descansar hasta el lunes próximo, en vista de que así lo contempla la ley vigente.

El nacimiento del Benemérito de las Américas, Don Benito Juárez García, es el responsable de este fin de semana largo, debiendo reanudar labores el martes 21.

En otras palabras, en las escuelas de todos los niveles educativos -incluyendo las universidades- no tendrán clases los estudiantes y los maestros están libres de la responsabilidad de ir a las aulas.

Los salones de clase y las oficinas de la burocracia de los tres niveles de gobierno estarán vacías. Por lo que quienes gustan y pueden aprovechar este asueto, tienen opciones para dejar su casa y cambiar la rutina.

En Tamaulipas, por ejemplo, hay dos pueblos Mágicos que con toda seguridad ofrecen a los paseantes programas especiales, independientemente del hospedaje y la gastronomía.

Tula, por ejemplo, fue fundada en 1617 por el fraile franciscano Juan Bautista de Mollinedo y es considerada la ciudad más antigua del estado. Sin embargo fue hasta 1747 que se incorporó al gobierno del Nuevo Santander y alcanzó la categoría de ciudad en 1835.

Los historiadores que han estudiado Tamaulipas aseguran que por tres meses -diciembre de 1846 a febrero de 1847- fue sede de la capital del estado.

En 2011 Tula se incorporó al padrón de los Pueblos Mágicos en México, por su valor cultural y turístico. Destacan, entre otras cosas, las artesanías -incluyendo la famosa “cuera” tamaulipeca-, la arquitectura porfiriana y el clima de la región.

Algunos no saben que Tula posee una zona arqueológica conocida como Tammapul, donde se ubica el Cuizillo, una pirámide prehispánica considerada única en su tipo y la más grande de Tamaulipas.

El Contadero, segundo centro de peregrinaje más importante en el estado; y la Laguna, que es una zona de esparcimiento para los habitantes de la región.

Tula es la cuna de personajes de la historia tamaulipeca y nacional como Francisco Vázquez Gómez y Emilio Vázquez Gómez, hermanos y políticos revolucionarios; También Espiridión Lara, primer gobernador de la revolución en Tamaulipas; y doña Carmen Romero Rubio, segunda esposa de don Porfirio Díaz.

El otro pueblo mágico que Tamaulipas registra es Cd. Mier, localizada cerca de la Frontera entre Estados Unidos y México y a la Presa Falcón, que en 2007 obtiene el título de Pueblo Mágico, otorgado por la Secretaría de Turismo del gobierno federal.

Ciudad Mier fue fundada el 6 de marzo de 1753 por José de Escandón con el nombre de Villa del Paso del Cántaro, después cambió el nombre a Estancia de Mier. Fundada por 9 familias procedentes de la Villa de Camargo y 10 familias de Cerralvo; declarada ciudad en 1871, en uno de los períodos de gobernador, Servando Canales Molano.

La delincuencia hizo cuna en esta ciudad, al grado de convertirla en ‘pueblo fantasma’, aunque a partir del 2011 los pobladores regresaron para verla florecer otra vez. En el 2016 fue declarada Ciudad Heroica por el H. Congreso del Estado de Tamaulipas.

Siguenos en Facebook