Por ello sostuvo que la Universidad apoyó el cambio y la decisión de que nadie del PRI puede persistir en esta etapa porque dijo, “los viejos vicios son patrones muy difíciles de romper para los que estuvieron por años burlando la ley y obteniendo dinero a costa del chantaje, de la impunidad y al amparo del poder”

Por Chantal Martínez Díaz

Cd. Victoria,Tamaulipas.-La ex diputada local Diana Chavira denunció que ella y su familia están siendo extorsionados por personal de la Junta local de Conciliación y Arbitraje de Altamira, órgano que pertenece a la Secretaría del Trabajo, cuya titular es su hermana Esthela.

En rueda de prensa este día acusó a los empleados que dijo son priistas, de fomentar la corrupción y el coyotaje en esa Junta donde dijo, sigue operando el ex gobernador Egidio Torre Cantú.

Las declaraciones de Diana Chavira se dan luego de que se conociera que el rector de la Universidad del Norte de Tamaulipas, Francisco Chavira Martínez, desmanteló presuntamente el plantel de esa escuela en Altamira, con la intención de evadir responsabilidades ante un grupo de demandas laborales interpuestas por maestros de dicho plantel, quienes se dolieron de ser despedidos injustificadamente.

La ex perredista, quien es miembro del consejo de Administración de la Universidad en mención, acusó que la abogada de extracción priista de nombre Gabriela Berenice Ibarra Lozano, opera en esa Junta local y llega al grado de ordenarle a los notificadores lo que tienen que hacer.

“El modo de operar con el coyotaje, la corrupción y tráfico de influencias en las juntas de Conciliaciación sigue. Pseudo abogados que más que representar la ley, representan un séquito de corruptelas que han infestado las juntas de Conciliación y Arbitraje convirtiéndolas en nidos de corrupción y van por todos los municipios, desde Victoria hasta Tampico y desde Reynosa hasta Nuevo Laredo”

Diana Chavira dijo que ese tipo de personas sueñan “con seguir operando y llenarse de jugosas ganancias a costa del cambio, como si los vientos de cambio no representaran nada, pero la sentencia fue clara: de que se van, se tienen que ir”

Por ello sostuvo que la Universidad apoyó el cambio y la decisión de que nadie del PRI puede persistir en esta etapa porque dijo, “los viejos vicios son patrones muy difíciles de romper para los que estuvieron por años burlando la ley y obteniendo dinero a costa del chantaje, de la impunidad y al amparo del poder”

Al cuestionarle si en este caso hay conflicto de intereses dado que existen demandas laborales en contra de Francisco Chavira y la propia titular de la Secretaría del Trabajo, es hermana del imputado, Diana expresó un simple no porque dijo, “son priistas” quienes laboran ahí –al menos en el caso de la Junta de Altamira—

Mientras tanto y a pesar que el ex gobernador dejó el cargo desde finales de septiembre, dijo que Egidio Torre Cantú sigue en medio en ese asunto y hasta recordó que en su mandato la familia Chavira fue perseguida y hasta les integraron averiguaciones por “sedición, terrorismo y levantamiento de armas. Imagínense Ustedes, hasta a mi mamá acusó de terrorista”

Por cuanto hace al tema de las demandas laborales interpuestas por diversos maestros de la Universidad, Chavira Martínez no tocó el tema, pero sí advirtió que se declaran en contra de todas las acciones de corrupción en las Juntas de Conciliación, que, dicho sea de paso, recordó que van a desaparecer una vez que apliquen en las entidades la reforma laboral.

Siguenos en Facebook