Diego Prieto dejó entrever que esta exposición, “posiblemente se exhiba en la frontera para acreditar la fortaleza de la cultura y la historia mexicanas”.

 México, 30 Ene (Notimex).- Incrementar la captación de recursos autogenerados para hacer frente al 2017, fortalecer sus diferentes escuelas, mejorar la infraestructura de museos y zonas arqueológicas, la apertura de nuevos sitios y consolidar vínculos con instituciones y grupos en Estados Unidos, son algunas de las líneas de trabajo que pondrá en marcha el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).Así lo dio a conocer el director del Instituto y antropólogo, Diego Prieto, quien en su primera charla ante medios de comunicación, adelantó algunas de las acciones que se llevarán a cabo en los próximos dos años.

“De lo que se trata es pensar en estos dos años, como años de consolidación. No se trata de acciones espectaculares, de cosas que tengan como finalidad generar algún tipo de efecto impactante, sino de consolidar la tarea institucional en los distintos ámbitos, en particular del patrimonio que nos encomienda la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas”, explicó.

Ante el panorama económico y político que prevalece con Estados Unidos, Diego Prieto comentó que se fortalecerán vínculos con aliados que el instituto tiene con el vecino país del norte.

“Para nosotros las circunstancias actuales, lo que han traído es que un número grande de instituciones y grupos culturales estén más interesados en acercarse a México y al INAH”, indicó.

Pugnó por “hacer consciencia de los mexicanos esta idea de lo plural y diferente como algo que enriquece al país, más aún que está en juego la confrontación de dos miradas: una mirada excluyente y discriminadora que segrega a la diferente, frente a una idea plural”.

Prieto refirió que una de las tareas del instituto será la consolidación en la parte de investigación, “tratar de lograr que eso se articule en programas colectivos, que favorezcan una investigación antropológica integral”.

En materia de conservación, comentó que habrá varias tareas, entre ellas, atender las necesidades del cuidado y mantenimiento de las zonas arqueológicas y de museos.

“Tenemos enormes necesidades de conservación y mantenimiento, por lo cual se hace necesario que utilicemos el recurso que tenemos y busquemos esquemas de colaboración con las autoridades locales, de los estados y municipios”, dijo.

De igual manera, aclaró que se deberá mejorar la infraestructura de museos y zonas arqueológicas, con el propósito de favorecer una experiencia de visita mucho más amigable y de tener un incremento de los recursos que genera el INAH en un momento en que las disposiciones presupuestales son complejas.

En ese sentido, destacó que el instituto a su cargo cuenta este 2017 con un presupuesto de tres mil 265 millones de pesos, que representa una disminución de 465 millones en relación con el presupuesto del 2015.

“Esto será un tema en el que el INAH tendrá que tomar alternativas, como incrementar la captación de recursos autogenerados y asegurar que regresen al INAH, para contrarrestar el problema presupuestal”, comentó.

El funcionario adelantó que las zonas arqueológicas que se abran serán pocas y de momento se ubicarán en los estados de Zacatecas y Coahuila.

También dio a conocer que se fortalecerán las escuelas del instituto como semillero de los cuadros que requiere el INAH, en una política de rejuvenecimiento de la planta de investigadores y profesionales.

En cuanto al fortalecimiento de escuelas, figuran en la lista la Nacional de Antropología e Historia y la de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete”, que este 2017 cumplirá 50 años de su fundación.

Mientras que, en lo administrativo, dijo que en el instituto, “nos regularemos a los distintos esquemas de contratación del personal, de las estructuras que tiene el INAH y que han ido creciendo, se debe de ordenar en una política de disciplina presupuestal”.

Por lo que hace a las exposiciones, en el plano internacional, figura “Teotihuacán City of water or fire”, que se presentará a mediados de año en las ciudades de San Francisco y Los Angeles; la muestra presentará la cosmovisión de los fundadores de esa ciudad, articulando el tema del agua y el fuego.

Diego Prieto dejó entrever que esta exposición, “posiblemente se exhiba en la frontera para acreditar la fortaleza de la cultura y la historia mexicanas”.

Del mismo modo, se presentará en el Museo Getty una exposición que dijo “tiene que ver con el poder, el lujo y la ostentación en las antiguas civilizaciones de América”.

En el plano nacional, figura la que se exhibirá en el Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec, bajo el título “El debate por la Constitución. Los 100 días que forjaron al México Moderno”.

Otra más sobre los elementos del escudo nacional en el Museo Nacional de Antropología, mientras que en el Museo Casa Carranza se llevará a cabo la apertura de dos salas históricas en febrero, mismas que estarán acompañadas a lo largo del 2017, con un programa académico y cultural.

Siguenos en Facebook